APERTURA

CRÉDITO APERTURA

Apertura: Vero Mariani.

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Stick-eat: las súper heroínas stickers comestibles que ayudan a asentar hábitos alimenticios saludables

  • 31/8/20 -

 

PLAY | PLAYLIST ALMA | La Huerta – Bigolates de Chocote

 

En la huerta de mi casa hay muchísimas plantas, casi todas me sirven para llenarme la panza (…)
 
Acelga
Espinaca
Lechuga (…)
Tomate
Zapallo
Durazno (…)
Naranja
Banana
Durazno
Sandia
Manzana
Ananá
Mandarina
Pera
Batata
Papa
(…)

 

 

En casa nos encanta esta canción (sobre todo cuando llega la parte del jazmín, jiiii) y en este momento a Alma Singer le encanta que musicalice y celebre (casi) todos aquellos frutos de la naturaleza que se pueden comer, con tan pegadiza armonía. Alma es una nena grande y tiene su camino gastronómico bien recorrido (además no le hace asco a nada), pero se pone en piel de peques que se están iniciando en el cultivo de su paladar, que están entrando en contacto con este fascinante mundo alimenticio, una comida a la vez. Veo en Jazmín que los ojos tienen un gran protagónico en qué entra por la boca y qué no, y muchas veces no importa lo que los ojos o la boca tengan para decir: manda el berrinche y sanseacabó, no hay retorno. Al menos hasta la próxima comida.

 

Por eso es clave contar con aliados que nos ayuden a hacer que los ojos se pongan contentos al ver frutas, verduras y, me animo a ir un poquito más lejos cuando digo sopas cremosas (aunque todavía no lo probé en ese formato). Mientras la comida esté al menos un poquito húmeda, podemos ponerle una Stick-eat y tener la primera batalla ganada ;)

 


Las Stick-eat son stickers comestibles diseñadas por nutricionistas para crear hábitos saludables.

 

Esta es la papa de la cuestión, de acá parte todo esto que a los ojos me parece divino, y al paladar un suave deleite que ayuda con eficacia a hacer que el ingrediente o comida intervenida pase la prueba y entre en la boca.

 

Primero lo primero, lo que queremos leer todos los papás antes de sentarnos a hablar: de qué están hechas las Stick-eat.

 


Ingredientes: almidón de tapioca, jarabe de maíz, glicerina, azúcar, aceite vegetal, vainilla, dióxido de titanio, ácido cítrico y tintas comestibles. No contiene huevos, lácteos ni gluten. No tiene alérgenos.

  

Y charlemos con Pau y Naty, nutricionistas fundadoras de Stick-eat, con Fer (también nutricionista que ayudó mucho en el comienzo de la marca, y ya se está sumando de forma permanente al equipo), y con Cami, la encargada del diseño de la marca, fotografías, redes sociales, correos electrónicos, contactos, etc. Este equipo muy bien articulado y lleno de entusiasmo tiene una misión de vida: hacer que los chicos coman cada vez mejor y más variado, ¡oh sí!

 

 


Seguramente te estás preguntando quienes somos y como se nos ocurrió esta idea :) Somos nutricionistas, llevamos muchos años en esta profesión trabajando con infinidad de niños.

 

Como profesionales, sabemos que durante la infancia se fijan los hábitos alimentarios que predeterminan los problemas de salud en la edad adulta.

 

Tenemos muchas herramientas educativas para poder acercar a nuestros pacientitos a un mayor consumo de alimentos saludables. Pero todas nuestras herramientas son dibujos, láminas, juegos, y alimentos de plástico. Son muy eficaces y divertidas, ¡sí! Pero vimos la necesidad de buscar algo mucho más divertido, con un plus muy especial, ¡que se pueda comer!

  

Pero además de ser profesionales nutricionistas, ¡somos madres, esposas, mujeres sensibles y emprendedoras! También tenemos dificultad para que nuestros hijos coman mayor variedad de verduras y frutas, ¡ja!

 

 


Si a todo esto, le sumamos que trabajamos todo el día, que estamos a mil con muchísimas cosas, que tenemos que resolver todo, y rápido; nos encontramos que el tiempo para realizar educación alimentaria con nuestros hijos es muy poco. Seamos sinceras, a veces tenemos poca paciencia.

 

¡Amo su sinceridatttttt! Es que sí, a veces el peso de la rutina gana y hace desaparecer la paciencia cristalina, HIPER entusiasta e ingenua que tenemos los padres cuando nuestros hijos alcanzan los 6 meses y arrancamos la aventura de enseñarles a comer. ¡Necesitamos aliados, oh sí!

 


Por eso, diseñamos y creamos Stick-eat: como una herramienta de juego educativo, con el objetivo de promover hábitos de alimentación saludables dirigido a niños mayores de 1 año.

 


  

Los Stick-eat son 100 % comestibles, elaborados y diseñados para jugar, aprender y, sobre todo, ¡divertirse!

 

 

Y la diversión llega en mano de monstruos amigables, viajes espaciales, dinosaurios, amigos del fondo del mar, alimentos y súper alimentos, princesas y unicornios y la edición Party Love que puede hacer que un festejo en casa (más ahora que seguimos en cuarentena), tenga sabor a fiesta grande, fiesta de diseño real sin más que despegar y aplicar una sticker con ultra onda en la torta horneada en casa :)




 

Y sigamos la fiesta, porque el team Stick-eat tiene preparada una cápsula de producto especialmente diseñada para pastelería, la decoración de tortas, cupcakes, etc. “De esta manera, los chicos van a poder decorar sus propios pasteles con los diseños que más les gusten: princesas, galaxia, sirenas, etc. No tienen frutas y verduras, están más pensadas para festejos creativos y coloridos”, completan.

 


Y por si fuera poco, ya están comenzando a vender sus stickers al por mayor, a otras emprendedoras que quieran venderlos en sus tiendas, y a profesional de la salud (nutricionista, pediatra, psicólogo, terapeuta, etc.) que quieran usarlas como herramientas de trabajar terapéutico o para regalarle a sus pacientes. ¡Las Stick-eat están pensadas para todos! Y estos pedidos especiales se coordinan por mail hola@stick-eat.com.ar ;)

 

Ahora, para nosotros (madres, padres, tías, tíos, madrinas, padrinos, abuelas, abuelos, vecinas y vecinos que no queremos escuchar más batallas en las mesas de arriba o abajo jajaja chiste chiste eso acá no pasa) tenemos la tienda online de Stick-eat, que es muy fácil de navegar y encargar todos los diseños que queramos :)

 



Cada modelo de Stick-eat viene con 30 stickers comestibles (dos planchas de 15 c/u). Envase: las planchas de Stick-eat se presentan en bolsas de polipropileno y enviadas en bolsas doypack de alta barrera para protegerlos de la humedad y la luz solar. Las Stick-eat duren 1 día pegadas al alimento y hasta seis meses guardadas en su bolsa original para protegerlas de la humedad y la luz solar.

 



Cómo se aplican las Stick-eat:

Con las manos limpias y secas, despegá suavemente el sticker y pegálo directamente sobre cualquier alimento levemente húmedo (vegetales, frutas, muffins, cookies,  tortas decoradas  o todo lo que te imagines). Si tu alimento no es o no está húmedo, simplemente humedecerlo ligeramente con agua.

 

 


Estoy encantada con esta propuesta, y como lo expresé en este post, considero que son productos geniales (¡y ricos!) para jugar con el efecto sorpresa en casa, para sorprender a Dindu por ejemplo con una banana cortada intervenida por una o dos stickers divertidas, que se le aparezcan por arte de magia (o arte de mamá escondida en la cocina despegando sin que la vea jajaja).

 


Muchísimas gracias Cami, Pau, Naty y Fer por habernos invitado a explorar su genial universo y por tener una misión tan noble en las raíces alimenticias de los chicos :)

 


¡Muchas gracias por la magia y muy bienvenida Stick-eat a Alma Singer!

  

Stick-eat
https://www.stick-eat.com.ar/
https://www.facebook.com/stickeatargentina/
https://www.instagram.com/stickeatargentina/
hola@stick-eat.com.ar

 

 

Todas las fotos de este post pertenecen a Stick-eat menos las fotos más caseritas jajaja que saqué yo (me imagino que se darán cuenta de cuál  es cuál, ¿no? juaaa).



No hay comentarios

Publicar un comentario

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.