APERTURA

CRÉDITO APERTURA

Apertura: Vero Mariani.

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Una Ronda por la infancia



PLAY | PLAYLIST ALMA | El cumpleaños – Magdalena Fleitas

Leí en muchas fuentes diferentes que la infancia de los hijos revive la propia infancia. Me imaginé que era algo lógico, pero nunca dimensioné lo REAL y RECONTRA VIVENCIAL que es eso. La primera vez que vi a Jazmín correr hacia la cortina de sus abuelos para esconderse ahí (y descubrir que podía enrollarse y divertirse), les juro que sentí en mi piel el tacto del voile viejo, en mi nariz el olor a cortina, en mis pelitos la estática del contacto género – brazo al descubierto. Recordé como si fuera ayer la alegría que me daba ese juego. Y lo sentí todo de nuevo sólo de verla, casi que corro atrás de ella a enrollarme también. ¿Casi o lo hice? No recuerdo, pero tampoco es el punto :) El punto es que ese ejemplo me reconfirmó que niños serán niños en 1980 y en los 2010, y que lo más fascinante es siempre lo que está a mano, en casa, en lo cotidiano.


Con este espíritu de infancia simple y tremendamente divertida, tengo el placer ¿qué digo? ¡¡¡el honor!!!!, de presentar a Florencia y Nancy, fundadoras de Ronda Fiestas: una propuesta integral y bien original para vivir cumpleaños de niñas y niños de 7 a 12 años a la vieja y cálida usanza, con el twist de hacerlos con las temáticas que a ellos les gusta right now, con el correr de la década del (20)10…   


Somos Florencia y  Nancy. Las dos somos diseñadoras gráficas y ambas tenemos experiencia en el rubro gastronómico, pero las coincidencias no terminan ahí. Nos conocimos a través de nuestras hijas que se hicieron amigas en el cole, y nos dimos cuenta que cada vez que teníamos que festejar los cumples, a ninguna de las dos nos satisfacían las propuestas que existían dentro del rubro. Faltaba una opción no tan masiva ni comercial, algo más íntimo, a la antigua. Empezamos a recordar cómo eran los cumples en nuestra infancia… y sí, ¡no hay nada mejor que los festejos domésticos!




Cuando éramos chicas, los cumpleaños solían ser muy diferentes, eran momentos felices llenos de magia. ¡Y así es como queríamos que vuelvan a ser!




Un cumple distinto, con un toque mágico y artesanal. Un cumpleaños en la tranquilidad de nuestra casa, donde nuestras hijas e hijos reciban a sus amigos en su propio espacio, donde puedan experimentar lo lindo de ser anfitrión. Porque la calidez del vínculo entre las personas es lo más importante.


Un cumpleaños con genuino espíritu de fiesta, sin micrófonos ni comida chatarra. Un cumpleaños simple, donde lo importante es compartir, crear e imaginar, ¡JUGAR! Una experiencia para participar e interactuar en forma grupal.




Deberían hacer posters tipo letterpress con esa frase: lo importante es compartir, crear e imaginar, ¡JUGAR! Estos posters deberían estar pegados por todas las ciudades del mundo. Posta lo digo.  




Fue así como empezamos a realizar las fiestas en nuestras casas, decorando, cocinando y planeando juegos y actividades relacionadas a lo que nuestras niñas pedían en ese momento. Y pudimos comprobar que hay cosas que con el tiempo no cambian, pudimos ver a nuestras hijas y sus amigos entretenerse y disfrutar de manera espontánea. Esa respuesta fue la que nos llevó a pensar en Ronda, esa repuesta y algo que algunas madres y padres nos decían: "ustedes porque son diseñadoras, saben cocinar y les encanta meterse de lleno, imaginar y crear, pero no todas podemos, o tenemos tiempo". Sí, lo sabemos. Organizar un cumple lleva mucho esfuerzo y tiempo, y no siempre contamos con el necesario. Por eso es que decidimos arrancar con este emprendimiento, para ofrecerles a otras mamás y papás que comparten este concepto de festejo, todo lo que necesitan, para que solo tengan que preocuparse por disfrutar de ese momento tan especial con su hija o hijo y sus amigos.






En concreto, Flor y Nancy desarrollan fiestas temáticas creativas para chicas y chicos de 7 a 12 años, con propuesta integral: decoración, comida casera, juegos y actividades a medida.

Organizamos estas fiestas temáticas en tu casa, departamento o SUM. Nos adaptamos al espacio que tengas. Antes de la fiesta te mandamos las invitaciones en archivo digital para que las imprimas o las envíes por mail (si preferís tenemos la opción de invitaciones impresas). El día de la fiesta te llevamos todo lo necesario.


La temática elegida va estar presente en cada detalle, pero en líneas generales incluye:

¡Gracias La Bordevoy por sacarme del shopping!


PLAY | PLAYLIST ALMA | Strict Machine – Goldfrapp


Debo admitirlo: muy pocas veces (enfatizo: MUY pocas veces) le pude regalar un regalo emprendedor a mi viejo. Es la figurita difícil, y cada Día del Padre / cumpleaños  / Navidad me pasa lo mismo: termino tarjeteando todas las cuotas que haya sin interés en alguna casa de ropa masculina de shopping, y mi viejo siempre recibe la misma bolsa con moño de nylon y papel seda mal presentado. Ouch.


Gracias al que mueve los hilos del destino, ¡¡¡esto está por cambiar!!! ¡¡¡Y Mr. P se va a ver beneficiado también!!! :D Hace muy poquito tiempo, mi camino se cruzó con La Bordevoy Camisas de Autor y con su muy entusiasta fundadora, Agustina Ordoqui (¡gracias Jor de Almacén de Alegrías por ser el nexo!... ¿Sos la que mueve los hilos del destino? Jajaja). Y a partir de entonces puedo decir que conozco a la fan número uno de las camisas, un gran amor que empezó tan pronto Agus tuvo el título universitario en mano…  


Soy Diseñadora Textil, tengo 36 años, estoy casada y soy madre de dos hijas  (Julia de 6 y Amparo de 3). Arranqué mi carrera en el 2006, recién recibida de Diseñadora Textil de la UBA. Me recibí en un momento donde la industria nacional estaba creciendo muuuuuucho, y en menos de un mes de recibida, ya estaba trabajando en una empresa textil, diseñando las telas de todo un mundo camisero que, sin saberlo, ¡me iba a acompañar desde ese momento en adelante!


Me encargaba de diseñar todas las tramas de las telas, que básicamente iban para el mercado interno, la mayoría para marcas de hombres. Hacía los tramados, las estampas, los escoceses, los rayados: todos los dibujos y los diseños del mundo camisero. Viajaba dos veces por año a buscar tendencias a Europa y Estados Unidos…  ¡qué linda época!

Y bueno, así estuve, con buenas épocas muchos años hasta que en el 2015-2016 empezó a ir todo maso a peor (entrada de telas importadas, el consumo recontra parado…). Todo se fue dando para que me vaya despidiendo de 12 años de laburo bajo relación de dependencia (que internamente lo necesitaba: muchos años, un poco aburrida, y ya con dos nenas que me necesitaban y yo a ellas...). Dentro mío se iba formando el proyecto mi marca, ¡que obvio tenía que ver con esa prenda que tanto laburé por años y años! ¡¡¡LA CAMISA, QUE AMO!!!


2019 es mi tercer año con La Bordevoy, una marca que se dedica a hacer camisas de hombre, buscando la originalidad, que salga de las ya conocidas camisas. Ofrezco una prenda atemporal y canchera. Son camisas con excelente confección, cómodas y con telas de buena materia prima que se destacan por su mano, suavidad y se imponen con sus dibujos y colores.

¡Y es así! Son llamativas, divinas, de excelente tela y… bueno, ¿qué más puedo decir yo? ¡Mejor que hablen los hombres!


Nos encanta cuando los hombres pasan y van caminando sin mirar y de golpe quedan atraídos con nuestro perchero. La mayoría de las veces el comentario es “¡Che qué lindas, son distintas, cancheras!”. Y yo feliz :D

Gracias a las fotos que elegí, ya estamos viendo lo geniales que son, lo cancheras (¡posta!), y también que hay versiones más clásicas (¡graciaaaaaaaaaaaaaaaaaas! ¡son ideales para mi viejoooooooooooooo!). Pero sigamos leyendo a Agus, que esta apasionada diseñadora textil tiene una bonita forma de describir su estilo…

A la calle con La Lola Pérez :D


PLAY | PLAYLIST ALMA | Comme des enfants – Coeur de Pirate


Comienzo este post con Buenos Aires todavía dormida y a oscuras. No sé si será un día radiante de otoño, o si el cielo estará tapado, a punto de resfriarse en lluvia, o no. A veces sólo quiere bajar la persiana. Como sea, será un día grandioso, y si llueve, no pensemos en zapatos empapados, vientos que quieren descoronar el paraguas de nuestras cabezas ni en baldosas sueltas que escupen agua sucia. Pensemos que con cada gota nuestra ciudad (la que sea) se embellece, gana en texturas y tiene una historia diferente (e interesante) para contar. Esa es la escuela de Angélica, autora de la cuenta de Instagram La Lola Pérez, y espero que algún día pueda presentarla como autora de libros, ¡muchos! ¡Tantos como sus dones y amores! Estoy segura que ya la conocen, pero si sorprendentemente no, déjenme volver a presentarla Alma Singer style, click acá para viajar un mes atrás ;) 


Hoy vuelvo a citar a esta querida periodista y fotógrafa porque tuve el placer enorme de participar en uno de sus famosos Talleres de Fotografía Callejera #alacalleconla_lola. ¡Un privilegio realmente! Fue a finales del mes pasado, y esa edición estuvo dedicada a una de las zonas más afrancesadas de nuestra querida Capital Argentina. El cuento comienza en un genial punto de encuentro…



Angélica nos citó a las dos de la tarde en The Shelter Coffee, un cafecito con ALTA onda que queda en Arroyo 940 (Retiro) que tuve el placer de conocer gracias a Lou, en aquella hermosa recorrida que disfrutamos juntas con Dindina bien chiquita. Me alegró muchísimo volver a este lugar que, en mi opinión personal, tiene encanto de bar inglés (sin las pintas de birra) y refugio intelectual de mediados del siglo pasado. Así fue además como lo vivimos con nuestra talentosa anfitriona: pedimos cafés de especialidad, alguna que otra tentación dulce y nos dispusimos a escucharla hablar sobre los grandes maestros de la fotografía callejera, sus miradas exquisitas, sus objetivos de registro y musas inspiradoras, sobre técnicas de composición de fotos y más. Mucho más. Todo con ejemplos y generosidad en compartir lo que sabe y tanto ama.



Éramos el número suficiente de mujeres como para generar un clima de capacitación íntimo y bien personalizado. Se generó buena onda desde el vamos, fue un grupo hermoso y, hasta donde me da la memoria y llegué a deducir por comentarios en posteos, tuve el placer de compartir esa tarde con Bárbara, Clara, Fabiana, María, Sandra + Anita Montagut y Clau de Sucreries, mis geniales compis de Núñez :D Seguro me falta alguien, ¡ayuda por favor! :D


Después de haber absorbido muchísima información (¡y mucho café rico rico rico!), salimos a la calle a practicar lo aprendido, a consultar ao vivo cualquier duda y también a mostrarle nuestras fotos para aprovechar el tener una tutora ad hoc ahí mismo :)






Fue una caminata a pleno disfrute: nadie nos corría, la lluvia nos esperó a que entráramos en calor, Arroyo y otras callecitas del microcentro nos recibieron con ángulos, detalles y texturas bien despiertas, y disfrutamos la compañía de colegas amantes de la fotografía y de los paseos creativos. Comparto algunas fotos como registro de una tarde maravillosa…

Nut Pottery: la cerámica artesanal más sonriente de la tierra


PLAY |Alfie – Lily Allen

Conocí a Nat Ratto gracias a los posteos de la China (avec chignon)  y también en persona gracias a la misma China, con sangre ¼ japonesa, el día que Juli nos reunió en su Casa Bermúdez de Olivos (bello hogar de emprendedores). Cuento los orígenes de este descubrimiento porque no es menor: pocas veces vi dos amigas hechas en la vida adulta que parecen conocerse (y quererse) de toda la vida. ¡Además se ríen igual! :D En fin, siempre me gusta citar (y agradecer) las fuentes, así que gracias China por la introducción a la sonriente fundadora de Nut Pottery :D



Mi nombre es Natalia Ratto y Nut es uno de mis apodos, y lo de Pottery lo agregué medio en broma cuando me refería a mi sección "cerámica", porque también vendí aros, fraperas, charreteras, entre otras cosas (además de trabajar en paralelo en una oficina que hace unos meses dejé para dedicarme 100% a mi proyecto). Soy Licenciada en Administración de Empresas, tengo 37 años y estoy en pareja desde hace casi 8.


Nut Pottery empezó como un hobby pintándome mi vajilla y regalándole a mis amigas. Luego mis amigas me encargaban piezas para regalar a sus amigos y luego fueron sus amigos quienes me hacían encargos. Así que con un poco de vergüenza, pero por practicidad, a fines del 2015 me hice un Instagram para que eligieran desde ahí, pero lo tuve escondido (solo me seguían mis amigas) hasta principios del 2017, donde empecé a darle más atención subiendo fotos bastante más seguido. Nut Pottery nació formalmente en octubre del 2017 cuando lancé la venta mayorista, que increíblemente a través de las redes llegué a Salta y también a Tierra del Fuego. Mi sueño es algún día pasar la frontera jejeje.


Hoy tengo la familia completa de cerámica, desde tazas, bowls, macetas, mieleras con forma de oso (a quien llamo Hugo), mates y muchas otras cosas más clásicas que voy creando o pintando a pedido, y doy esporádicamente workshops. La verdad es que tengo una amplia variedad de productos, por eso mis amigas en broma me dice la "empresaria de la cerámica" pero yo más bien me defino como una hacedora de productos de cerámica imperfectamente perfectos.


Los Derechos del Niño según Mawi


PLAY | PLAYLIST ALMA | Bolsas en la Plaza - Bigolates de Chocote

Aguante la creatividad puesta a función de enseñar valores, derechos y responsabilidad ciudadana :D


Reitero lo que expresé para acompañar la canción de hoy: aguante la creatividad puesta a función de enseñar valores, derechos y responsabilidad ciudadana. Aplica perfectamente a nuestro tema de hoy, a un admirable emprendimiento que nació del deseo de Laura Szmoisz, fundadora de Mawi, de hacer un mundo más justo. Literal. No encuentro misión emprendedora más noble que esa, y para tener un objetivo tan determinante (y necesario), tiene que haber una gran mujer detrás. Con una hermosa historia. Y una agradable forma de contarla. Leamos a Lau, disfrutemos su misión y mirada…
   

Cada proyecto tiene su historia. La mía es una historia sencilla, con una idea que fue tomando fuerza y quiere llegar muy lejos: mejorar el mundo. Crecí en un barrio tranquilo, jugaba en la vereda y pasaba los veranos esperando escuchar al vendedor de helados desde el balcón. Tuve una infancia feliz. Me recibí de abogada (obtuve el diploma de honor), trabajando durante toda la carrera, y luego realicé posgrados en Argentina y en el exterior (como becaria de O.E.A.). Trabajé en organizaciones públicas y en empresas internacionales, pero hoy lo hago en forma independiente, o libre como prefiero decir. Estoy casada y tengo la fortuna de ser mamá de dos nenas maravillosas.


Hoy traigo los recuerdos de mi infancia y no puedo evitar reconocer que cosas que daba por sentado, son en definitiva aquellas bases sobre las que pude construir mi propia familia y una vida digna.

Sin saberlo, viví una infancia de derechos cumplidos. Siendo mamá, en un mundo cada vez más complicado, muchas veces hostil, me esfuerzo en darle a mis hijas lo mismo que recibí: el amor de una familia contenedora y respetuosa, educación, asistencia, alimentación, posibilidad de juego.

Escribir cuentos empezó como un juego con ellas y fue creciendo en  busca de un objetivo mayor. Me fui dando cuenta de la capacidad que tienen los chicos de tomar conciencia de sus derechos a través de la lectura y del juego. Estoy convencida que podemos darles más herramientas para hacer valer sus derechos y generarles un futuro mejor. También para mirar el mundo de una forma más empática y activa cuando vean que esos derechos, que aprendieron y sienten propios, no se cumplen. Creo que el conocimiento es, sin dudas, el motor del cambio y con este proyecto busco generar herramientas para lograr una sociedad más justa y tolerante. 


Muchos me preguntan por qué emprender este proyecto ahora ¿justo ahora?. Y yo me pregunto si acaso hay un momento ideal para emprender. Nací y creí en Argentina. Este país recibió a mis abuelos, les dio trabajo y la posibilidad de un futuro mejor. Con el esfuerzo de ellos y las generaciones que siguieron fuimos progresando. Es en honor a ellos y con la mirada puesta en el futuro que quiero emprender esta tarea. En la vida de un país, 5 o 10 años no es nada. Sin embargo, es la infancia entera de mis hijas. Toda la familia me acompaña en este proyecto desde hace tiempo y estoy convencida que dejará una huella: de esas que dicen que siempre vale la pena el esfuerzo, el intentar ir detrás de los sueños, el de tratar de progresar día a día a pesar de las dificultades. Si siembro esa semilla ya estoy feliz. Por eso emprendo ahora.


No me ven pero estoy parada y aplaudiendo con entusiasmo. Hay tanto bien en esta historia, tantas cosas que comparto de la forma que Lau tiene de ver la vida y tanto para celebrar: que alguien emprenda con un fin superior sin dejar que gane el contexto nacional es digno de ovación. ¿Y saben qué más sigo aplaudiendo? ¡Los frutos materiales de este deseo de hacer un mundo más justo!



Tengo en mis manos a “Torre de cerezas” / “¡Quiero mi nombre!”, uno de los tres libros dobles HERMOSÍSIMOS que Lau ideó y escribió, y que Florencia Figueroa diseñó e ilustró. No sólo es HERMOSÍSIMO en todo lo que puede ser HERMOSÍSIMO (historia, forma de contarla, rima atinada con gran enseñanza, colores, ilustración – escenarios, personajes, detalles visuales que alegran el corazón –, diagramación en la página e impresión), ¡también es interactivo!  Tiene dos planchas de stickers HERMOSÍSIMAS para que los chicos aporten a cada cuento, dónde y cómo quieran. Estas dos planchas vienen zafando de las manitos dindinescas, que si no ¡madre mía!, tengo stickers reventadas en cualquier superficie insólita de la casa y sí, ok, que sea libre y haga lo que quiera, ¡pero es que son tan lindas! Sería una picardía usarlas en el piso flotante debajo del sillón :p En fin. Tengo una HERMOSÍSIMA publicación en mis manos y con todo mi corazón recomiendo que seamos muchos más con estas HERMOSÍSIMAS ediciones en manos de nuestros hijos.  
 

He aquí el quid de la cuestión Mawi

Milvidas Casa Club: ¡milvidas de buena onda!



PLAY | PLAYLIST ALMA | True Blue – Madonna

No sé si fue el revival de los late 80s gracias a los imanes que homenajean al Tetris, Pac-man y Space Invaders, no sé si fue el azul de su nueva fachada (el mismo azul que viste la identidad de esta casa – ahora también club - tan genial), y tampoco sé si fue la alegría chispeante de Marce, siempre sonrisa y buena onda. No sé qué fue pero algo me llevó a pensar en True Blue de Madonna, y con este beat tan pegadizo que siempre me hace sonreír, tengo el placer de llevarlos a pasear por el nuevo Milvidas Casa Club, un clásico del diseño independiente de la zona oeste de la Capital Federal, ahora potenciado también como club y mudado a Villa Ortúzar…



Después del fuerte abrazo que le di hasta esta mujer que quiero tanto, y que conozco desde hace tanto tiempo (¡tantísimo! ¡De cuando había blogs por doquier!), nos sentamos a charlar un sólido F5 de nuestras vidas: cambios, procesos, nuevos sueños y un nuevo lugar donde surtir diseño de autor bien curado y amorosamente presentado en una tienda que es mucho más que un local de comercio: es la recepción con buena onda, es el asesoramiento personalizado, es el templo de la creatividad de mucha gente que está haciendo cosas muy copadas con sus manos, cabeza y corazón. Marce lidera este lugar con todo su ser, y es tan copada que me mandó un resumen de su historia para compartir acá, sin que tenga que recurrir a mi cada vez más frágil memoria para retratarla :D


Me llamo Marcela pero esta altura todos me dicen Milvidas, Milvi. Mi sobrenombre es como soy yo: fui haciendo muchas cosas. Soy diseñadora gráfica, después hice un taller de indumentaria en el Teatro San Martín y por varios años, confeccionaba y vendía ropa que reciclaba. Después fui mamá y organizaba eventos infantiles para cumpleaños mientras mis hijos eran chicos. También tenía un blog (que no existe más) sobre diseñadores y cosas afines.


Me gustaba tanto todo eso que finalmente me animé  y con una amiga abrimos el primer local en Villa Devoto (hace cinco años). El espacio era grande y los sábados desarmábamos una parte para hacer talleres de bordado, pátinas, suculentas, etc., ahí estuvimos tres años. Luego desarmamos la sociedad (seguimos siendo amigas) y yo me mudé a un local más chico en Villa del Parque. Ahí corté el tema de los talleres por falta de espacio. Estuve dos años y surgió la posibilidad de mudarme a un espacio más grande en Villa Ortúzar, zona que me encanta. Cuando vi el local me di cuenta que podía retomar con los talleres y fue remodelado pensando en eso…





Abrí el nuevo local a mediados de marzo y agregué la palabra Club, porque tengo la idea de diseñar unos carnets, que den beneficios a quienes lo tengan; y a la vez que Milvidas Casa Club sea un lugar de encuentro, donde los emprendedores puedan aprender, alquilar el espacio para dar talleres, charlas o showroom por día.



Me detengo un minuto en esto, en que Milvidas Casa Club sea un lugar de encuentro, para compartir puntualmente qué propone Marce desde su espacio (separado del local) diseñado para ser usado como sede de talleres, charlas, showroom, minimuestras de un día, espacio para reuniones u oficina temporaria.



Milvidas Casa Club fue pensado como un espacio para gente que quiera promover, mostrar, aprender o enseñar algo a su comunidad.  Contamos con: mesas y sillas (no son fijas y se pueden sacar, en caso de que el evento lo requiera) + Pizarra de pie blanca para marcador + Televisor led + Perchero + Wi-fi. Optativo: Micrófono y Servicio de coffee break.

Más fotos en este Especial. Pueden solicitar más info al mail milvidascasaclub@gmail.com ;)


¡Y sigamos! Porque además me parece maravilloso que Marce esté armando un club que le da la bienvenida a todos los aficionados a la creatividad y a lo hecho a mano; un club donde siempre ir para elegir los mejores regalos, donde encontrar objetos únicos que marquen una diferencia en casa o simplemente donde ir a sorprenderse con las cosas lindas que hay. A todo siempre le encontramos un uso ;)
© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.