APERTURA

CRÉDITO APERTURA

Apertura: Flor Ferreiros.

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

La imborrable María Cacto, y sus amigos galgos :)

  • 22/7/20 -


PLAY || PLAYLIST ALMA | Sunday Morning – Maroon 5


Alma Singer está por cumplir 11 años de ser un blog feliz y activo, non-stop; y si bien tengo un Excel nivel Dios que tiene almacenados TOOOOODOS los datos de TOOOOOOODA la gente que pasó por sus bytes, así y todo me costaba señalar dónde había conocido a Agus de María Cacto antes de ser Agus de María Cacto. Agus de María Cacto es una exquisita ceramista, cuyo sello de autora (con inspiración perruna y #galguitisaguda) es sumamente identificable (y adorable), y es alguien que sé a ciencia cierta que conozco desde el amanecer del blog… ¿¿¿¿¿pero de dónde eraaaaaaaaaaaaaa???? Respiro adentro de una bolsa de papel madera, me sereno y me dejo llevar por la maga de la cerámica, por la inventora de tierna vida perruna y gatuna en materia inerte pero, paradójicamente, ¡¡¡llena de vida!!! Ella me dará la respuesta…






Me llamo Agustina Vallejo, pero me dicen Cacto. Soy diseñadora gráfica egresada de la UBA y estudié muchos años fotografía, pero en ambas carreras ejercí muy poco. Desencantada de toda experiencia profesional me lancé kamikaze total en el año 2013 con un primer emprendimiento de macetas (Coquín) que se fue haciendo camino al andar y gracias al cual descubrí el mundo de la cerámica.


¡¡¡Ahí estáááá, Coquín!!!

¡Y ahí es cuando salta el Excel con toda precisión: julio de 2013, Agus de Coquín!  Qué papelón que soooooy que no sostuve ese dato en mi cerebro en llamas, y qué alegría que Agus jamás me  haya soltado la mano (¡aguante recibir sus mailings jajaja!). Qué alegría que hoy esté acá, contando qué fue de ella, de su creatividad, y de tu hermosa manera de crear objetos de afecto…

Maria Cacto es mi álter ego y nació oficialmente en noviembre de 2018 a raíz de un cambio que quería hacer sobre mi anterior marca. Este cambio se vio motivado principalmente por la adopción de mi galga Penny Lane, en el año 2016. Ella se metió en mi corazón y llenó mi vida de pelos. Si bien yo venía siguiendo la causa de los galgos desde alrededor de 2012, vivir con ella me volvió más afín y paulatinamente me descubrí trasladando su figura a mis piezas cerámicas.






Trabajar desde casa y con ella al lado es mi rutina desde hace 4 años, y los últimos dos tomé la decisión de sincerarme y volcarme de lleno a hacer cerámica para personas que, como yo, sufren de galguitis aguda (una afección del amor que padecemos todos los que tenemos galgos en casa). Pero si bien la causa galgo está muy presente, mi cerámica es para quienes (como yo) tengan un amor supremo por sus peludos de 4 patas y quieran personalizar el hogar con detalles que compartan esa sensibilidad peluda (y no digo solo perruna porque los gatos también saben despertar esas pasiones).



Siempre trato de que mi marca fomente la adopción y amor por los animales. Ellos me inspiran porque son sinceros e incondicionales, y pienso que convivir con un perro/gato llena el corazón de una compañía de la más pura que puede existir. Con un perro en casa, todo es mejor.





En mi emprendimiento trabajo yo sola con mi musa Penny. Ella se encarga de hacerme sonreír y darme recreos de besos y paseos. En el barrio de San Telmo, en mi casa-taller, produzco yo misma mis piezas.
 
Hago piezas con moldes y piezas construidas a mano. Hago piezas decorativas, platitos multiuso, cuencos soperos y muchos galgos.

El año pasado comencé un proyecto llamado Colección de Perros Famosos que inauguré con Laika, con la intención de recordar y atesorar las proezas de algunos héroes de 4 patas.






Y yo personalmente me emociono con esta jauría de amigos. Hay algunos peludos que me recuerdan a unos perros de cerámica que mis nonnos tenían en su casa, cuando vivían en Malabia. Yo era niña en esos tiempos, y esos mejores de amigos de cuatro patas eran los que siempre me esperaban para saludarme en su cocina, de suave olor a carne al horno con un chorrito de vino. Emoción.



Lo que más me gusta hacer son las piezas por encargo. Suelen ser pequeñas estatuillas personalizadas, que todo humano amoroso de sus mascotas quiere atesorar. Me encargan perros, gatos y hasta caballos, que sobre la base de las fotos que me dan de referencia, modelo a mano con ilusión de estar a la altura de las expectativas. Confieso que muchas veces lloro cuando me cuentan el motivo del encargo de una pieza, pero a la vez me llena tanto de orgullo y responsabilidad el encargo, que es imposible no afrontar el trabajo con entusiasmo.



Probablemente algunos reconozcan mi marca por los perros salchicha multiuso Tony (copetinero, maceta, guarda todo)...



...pero también por las figuras de galgos abrigados con bufanditas tejidas, una pieza que se volvió el caballito de batalla de mi marca y de la cual estoy muy orgullosa, porque siempre genera una excusa para dar a conocer la causa de los galgos rescatados de la explotación galguera. Actualmente estoy pensando en diseñar un producto destinado 100% a beneficio, porque quiero colaborar de alguna forma más tangible con los perros, difundir su causa no me alcanza y transitar en casa por el momento es inviable.



Esto es hermoso: objetos bellos con un fuerte mensaje detrás, y un fin noble que sirva para ayudar y mejorar la vida de hermanos de cuatro patas. Amor profundo.



Contar con el taller y la rutina laboral en casa hace mi trabajo muy solitario. A raíz de esto, desde el último año venía abriendo mi casa los días martes, ofreciendo talleres de cerámica regulares en grupos reducidos y súper personalizados. Estar en cuarentena sinceramente no revistió un gran esfuerzo de cambio en mis rutinas, salvo por la imposibilidad de dar clases y estar en contacto con la gente en las ferias, pero actualmente es una fortuna poder seguir trabajando con ciertas adaptaciones.



Otra forma linda de estar en contacto con gente que encontró Agus es formando parte de Club Merienda, el taller de joyería de Lucre de Coso de Colores y Pepu de Paisajita, que abrieron para que amigos emprendedores puedan tener un punto de venta al público. Agus tiene showroom ahí, y en tiempos normales no sólo alberga un pequeño stock de sus piezas: también sirve de punto de retiro en Palermo para toda esa gente a la que se le complica llegar a San Telmo. Por razones obvias no está abierto en este momento pero Merienda sí organiza ferias virtuales (el sábado pasado celebraron con esa modalidad sus 2 primeros años). Síganlas en Instagram para enterarse cuándo será la próxima ;)


No hay pandemia que pueda frenar a Agus: todo lo que crea se encuentra en su tienda online (no se pierdan su sección de geniales experimentos), también muestra lo nuevo en Instagram y sigue desarrollando piezas a encargo (consultar al mail soycacto@gmail.com). Y no hay falta de memoria que pueda borrar ya su efecto en mí: me encanta lo que hace, me encanta la paz que transmiten sus piezas, me encanta la pasión puesta al servicio de reverenciar la vida (y de embellecerla también).  ¡Gracias Agus por compartir lo que hacés y amás con nosotros!

¡Muy buen miércoles a todos!

María Cacto
Showroom en Club Merienda (Nicaragua 4938, Palermo).


Todas las fotos de este post pertenecen a Agus de María Cacto, excepto las tres fotos acreditadas a Fotos por María Florencia Sosa :)


4 comentarios

  1. ¡Genia, Agus! Y Penny, obvio :)

    ResponderEliminar
  2. La recuerdo armando collares y piezas de colores para que mis dos hijos igna y euge de chiquitos se calmaran en algunas siestas de El Rodeo en Catamarca una genia de gran creatividad y serenidad para inspirarlos Yo misma tengo piezas de Agus en casa felicitaciones Bea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindo leerte Bea, qué genia Agus que tiene creatividad desde siempre y además astucia para entretener a los peques para que los grandes duerman ajajja! Gracias por compartir :)

      Eliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.