APERTURA

CRÉDITO APERTURA

Apertura: Vero Mariani.

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Blendy (y la fuerza de luchar por los sueños)

  • 12/6/20 -


PLAY | PLAYLIST ALMA | Supalonely ft. Gus Dapperton – Benee
(Canción muy linda y pegadiza que me regaló la radio ayer… Benee es una nenaaaaa, ¡20 años! Y de Nueva Zelanda… ¡cuánto buenísimo nos está llegando de ese país a nuestros oídos!).



¡Buenos díaaaaaaaaaaaaaaaas! Hoy Alma Singer se infla el pecho orgulloso porque precisamente hoy el blog se siente Revista La Nación: si mal no recuerda, va a publicar por primera vez en sus casi 11 años el anticipo (o quizás la totalidad) de la novela de la vida de Caro Gómez, fundadora de Blendyescritora, ilustradora, conectora de personas, profesional precisa y eficiente, programadora de sistemas de información, madre y mujer de un valor y determinación realmente admirable. Tiene un interesante compilado de atributos, ¿no creen?


Como no quiero marearlos con toda su historia escrita en itálica, va en tipografía normal con la siguiente aclaración: solo intervengo yo un segundín para deseaarle feliz cumple a Caro, el resto es todo suyo hasta los ***** de corte, y ahí vuelvo al sistema itálica para ella y común para mí. Ji.


Vayan a buscar su café, cortado, café con leche, cappuccino, flat white, té, mate, mate cocido, licuado, jugo exprimido, leche sola, Nesquik y/o vaso de agua, y vuelvan a disfrutar este regalo inmenso que nos hace Caro…



Mi historia (o algo de ella)

Si tengo que hablar de mí, me pongo muy personal porque últimamente aprendí que cuánto más real, sincera y genuina soy, mucho mejor. Así que aquí va:

Nací en Resistencia, Chaco hace 35 años (los cumplí ayer*). Nunca tuve un padre, mi mamá siempre fue soltera y tengo cuatro hermanos. Somos cinco en total y todos tenemos padres biológicos distintos. Me quiero detener en esta parte porque es algo que me costó MUCHISIMO contar.

* ¡Feliz cumple Caroooo!

Siempre sentí vergüenza de eso. Después de un tiempo bastante largo, simplemente se me pasó la vergüenza y no sabía qué sentir; desde hace dos años ya me liberé y lo cuento como si nada, es más, lo digo orgullosa porque aprendí que no soy culpable y mi mamá tampoco, sin embargo en el pasado vivimos siempre bajo una sombra de prejuicio y hasta a veces discriminación.

Esto no es todo. En mi caso particular yo sabía perfectamente quién era mi papá. De hecho a los siete años de edad, le pedí a mi mamá que me contara acerca de él y que por favor le pidiera reunirnos. Mi mamá aceptó y así lo hizo; acordó una reunión con "este señor" que estaba pactada a las 17hs. de un día miércoles de verano en la plaza Belgrano del centro de Resistencia. Hacía mucho calor, muchísimo. Pero yo me preparé, me puse una vincha blanca con flores y un vestido celeste. ¡Ah! Y no olvidemos los zapatos blancos y medias con puntillitas. Ahí estaba yo toda lista para al fin poder contarles a mis compañeritas de segundo grado que tenía un papá.

Esperamos mucho; había humedad en el ambiente de esa que te ahoga. Recuerdo estar sentada en un murito y mirar a las cuatro esquinas de la plaza sin divisar a nadie que se pareciera a un papá. Al rato nada, nada y nada. Nunca apareció. Me dejó plantada a mí y a mi mamá. Creo que borré ese recuerdo por mucho tiempo hasta que lo hice volver a mi consciencia para sanarlo.

Ese señor que esperé en la plaza, siguió pasando por la vereda de enfrente a mi casa (él vivía en nuestro barrio) como si nada nunca hubiese pasado, ni aquel encuentro pactado ni mi nacimiento, ni mi existencia; y así por años.


La historia continúa:

Hace menos de seis meses, después de muchísimo tiempo de pensar, analizar y escucharme decidí acudir a la justicia para pedir el reconocimiento legal por medio del trámite de filiación y así obtener mi identidad como corresponde, merezco y como un derecho.

Aquí estoy hoy, más fuerte y empoderada que nunca y por mi propia voluntad. No lo digo porque queda bien o está de moda, realmente es así.

La historia continuó y siguió mi vida. A los catorce años de edad, cuando estaba a tres días de cumplir mis esperados quince, a mi mamá le dio un ACV. De un momento a otro partió y ya no estaba con nosotros, ella tenía treinta y seis años. Eso sí fue una gran revolución para nosotros y un recomenzar de la vida misma.

Quedamos a cargo de nuestros abuelos (por supuesto los padres de mi mamá) y vivimos con ellos hasta lo que cada uno pudo. Aquí nuevamente entro en detalle para contarte otra parte de la historia:

Cómo comenzó el cambio de mi vida y de mi realidad:

Una tarde muy muy muy calurosa, tomaba tereré con dos amigas en la vereda de la casa de mi abuela. De la nada empezamos a soñar con viajar a algún lugar bien lejos. Soñamos tanto que visualizamos todo y lo hablamos entre nosotras con tanta pasión que podíamos verlo en nuestra mente, sentirlo en nuestro corazón y hasta en nuestra piel.


Nos veíamos las tres sentadas comiendo frutas en una playa de arena blanca y mar color esmeralda y lo deseamos con tanta fuerza que un par de tardes después ya estábamos planeando cómo podríamos llegar a eso. Las tres teníamos en ese momento diecinueve años de edad y dos años más tarde, a los veintiuno, nos íbamos de viaje a Florida, Estados Unidos, a vivir una experiencia de trabajo por el verano. Como digo siempre, era impensado que tres pibas norteñas sin un peso pudieran acudir a un viaje de esos que costaba cinco mil dólares cada una. Corría el año 2004 y el país apenas transitaba lo que había dejado la casi peor crisis de su historia. Sin embargo, nosotras trabajamos por años sin parar para cumplir nuestro objetivo. Para que te des una idea, hasta convertí el patio de mi abuela en una especie de chacarita donde juntaba de todo para luego venderlo; hasta cartón. Sí, ¡fui cartonera!


Para ese entonces yo estudiaba Sistemas de Información en la Universidad Nacional del Nordeste y por cosas del destino, antes de partir hacia USA rendí todas mis materias. Claro, yo no lo sabía en ese momento, pero lo que se suponía que duraría seis meses para mí fueron (en principio) tres años y medio de estadía en Estados Unidos antes de regresar a Chaco. Yo no volví a Resistencia cuando debía hacerlo, sino que extendí mi visa de turista y me quedé trabajando en USA.

Siempre me consideré una bendecida y creo que en mi camino fueron puestas las personas más buenas y generosas porque desde que llegué a Estados Unidos comencé a trabajar en una empresa en donde cada persona me sostuvo cuando lo necesité. Mi jefe me ayudó a hacer todos los trámites ante Inmigraciones y pude acceder a la residencia permanente legal en un tiempo récord. La historia es muy larga como para detenerme aquí a contarte los detalles, solo quisiera mencionar que en ese momento no estaba tan disponible la información en la web como ahora. El trámite que yo realicé fue extraordinario y fuera de lo común y del mismo ni siquiera los estudios de abogados sabían. Llamé a muchos pero nadie me daba la respuesta que esperaba así que decidí llevarlo a cabo yo sola y por mis propios medios.


Me pasé días y noches preparando mi caso para presentarlo al gobierno de USA. Escribí diecisinueve páginas en inglés contando mi historia y tenía un tiempo estimado de espera de por lo menos trece meses para ver si mi caso tenía chances de ser aprobado. Me jugaba todo, porque si no me lo aceptaban, podrían tal vez deportarme.

No me vas a creer: magia nuevamente. En cuatro meses mi caso estuvo resuelto y aprobado. Luego, en dos meses más ya era residente permanente legal y por diez años.

Yo sabía que no quería volver a vivir a Resistencia, pero como toda veinteañera tampoco estaba muy segura del todo de lo que quería ni con qué detalles, así que me dejé llevar.

Fui afortunada de aprovechar el tiempo que viví en USA para capacitarme, y allí estudié Business Administration en la Florida State University y en el Gulf Coast Community College. Todo el tiempo que viví allí trabajé en el área creativa de una empresa familiar que tiene decenas de locales gastronómicos en Florida y en 2011 decidí también probar en el mundo freelance de la escritura. Adquirí mucha experiencia en el uso del CMS Wordpress que da la posibilidad de monetizar el sitio a la persona que desee dedicarse a un proyecto digital.


Cuando ya iban unos siete años seguidos viviendo y trabajando en Florida, un día conocí a Seba por medio de mi mejor amiga en USA (quién originalmente es de Cipolletti). Seba había ido a pasar tres meses con mi amiga Natalia y su novio. La intención de Seba era conocer lugares, vivir una experiencia y salir un poco de su rutina de periodista en Capital Federal.

Como si nada me encontré enamorada de él, y fue muy correspondido así que estuvimos tratando de seguir juntos a la distancia por dos años y medio; yendo y viniendo de Buenos Aires a Panamá City Beach (donde yo vivía en Florida).

Un día en julio de 2014 recibí una muy mala noticia, mi abuela amada había sufrido un ACV en Resistencia por lo que decidí tomarme un vuelo lo más pronto posible y venirme para estar con ella. Pude llegar antes de que ella partiera y me despedí. Seba estuvo conmigo todo el tiempo.


Nosotros habíamos planeado que él iría a Estados Unidos a vivir conmigo un año entero y ya había renunciado a Clarín. Faltaban dos días para que Seba volara a Miami a encontrarme y de repente todo cambió porque falleció mi abuela. No te cuento la tristeza que tenía yo. Más tristeza que cuando murió mi mamá o las tantas veces que sufrí decepciones de la vida.

Decidí en ese momento jugarme y cambiar todo el plan. Volví a Florida luego de enterrar a mi abuela, renuncié a mi trabajo y vendí mis cosas (auto incluido) en diez días. Y al día número once ya estaba con Seba en Ciudad de Buenos Aires.

Toda la familia de Seba y él son de Cipolletti pero a los dieciocho se fue a vivir a Buenos Aires para estudiar periodismo y luego de recibirse se quedó trabajando allí. No dudamos y decidimos venir a vivir a Cipolletti para formar nuestra familia. Seba tomó el lugar de su papá en la empresa familiar y yo "quedé ahí", ja.

De mi hogar en el exterior, mi vida en la playa, piel bronceada y pelo largo pasé a estar embarazada de la nada. Sin trabajar y en un lugar literalmente nuevo (nuevo al extremo que no llegaba Cablevisión a la zona de chacras donde fuimos a vivir porque el barrio estaba muy en reciente desarrollo, y esto a doce cuadras de la plaza principal de Cipolletti). Yo sentía que había vuelto al pasado, literal.

Viví un primer año horroroso, trayendo mis cargas heredadas y las mías de mi propio camino con la pérdida reciente de mi mayor sostén, mi abuela. Además deteniendo el ritmo repentinamente y sin escalas.

Nació nuestro primer bebé en enero de 2016 y la maternidad me dio las dos cachetadas que me faltaban. Como si fuera poco, al año ya estaba embarazada de nuevo pero ésta vez un poco más adaptada y canchera con la lactancia también ja. En enero de 2018 nació nuestra beba. Hoy estoy feliz. Muy feliz y en paz.


El ritmo tan acelerado y los cambios tan bruscos en mi vida me acarrearon a toda velocidad y en algún momento tenía que entrar en una meseta con un poco de tranquilidad y así fue. Estoy ahora en un hogar hermoso y rodeada de amor.

******

No sé ustedes pero estoy con piel de gallina, emocionada y agradecida: agradecida que alguien como Caro exista y comparta su historia. Ella es TODO LO QUE ESTÁ BIEN: es alguien que la tuvo muy difícil de muy chica, y no se quedó en el llanto, en la queja. Caro salió a hacer su destino, continuó resistiendo las batallas de la vida, luchó por sus sueños y los consiguió, con broche de oro muy merecido: su propia familia, llena de amor, en su lugar en el mundo.

Y desde ese lugar de amor, Caro busca expandirlo hacia los demás a través de Blendy. Sigan leyendo, que esto se pone cada vez más bueno :D



El año pasado, en abril de 2019 y junto a una amiga emprendedora, decidimos crear un espacio compartido en el centro de Cipolletti para que ella exponga sus productos. Lo nombramos Espacio Blendy, mezclando las palabras blend y trendy.

¡Me copa el nombreeee! Es lindo, pegadizo y me remite a algo copado, con onda, algo de lo que querés saber más ;)


Como yo amo viajar, decidí  incorporar un travel shop dentro de ese espacio, donde lo que más ofrecía eran cuadernos y bitácoras de viaje. Convocamos a otras emprendedoras y todas teníamos stock allí. En diciembre, el marido de mi socia, amiga y compañera fue trasladado a trabajar a Buenos Aires, así que ella tuvo que seguirlo también. Eso lo cambió todo para mí porque con dos bebés (una todavía en pañales), más la rutina de todos los días, no podía seguir con el mismo ritmo.


El proyecto no se adaptaba en ese momento a mi estilo de vida, por lo tanto decidí darle una vuelta, hacerlo bien personal y que esté 100% conectado con mis pasiones, con lo que yo sé hacer y me sale natural.

Siempre lo digo: las cosas pasan por algo, y ese algo a la larga siempre es bueno :) Con Caro lo confirmo una vez más, y celebro todo lo bueno que trajo que Blendy haya quedado en sus manos…

Creo que todos tenemos una historia para contar pero existen distintas formas de hacerlo. Mi manera de contarlo es escribiendo y el concepto alrededor del que todo el proyecto está basado es en dar inspiración a otras personas, sobre todo a las que desean cambiar sus realidades contribuyendo con su desarrollo personal; por eso mismo decidí armarme la página web con blog.


Por otro lado, lo que mejor sé hacer por profesión es programar, decidí entonces ofrecer ese servicio a amigas emprendedoras que necesiten darse a conocer. Conecté con mujeres apasionadas a las que les estoy armando sus webs creativas, siempre siguiendo el concepto de que sean proyectos pensados, con un fin que yo comparta y que me gusten.


Parecerá muy loco pero le encontré la vuelta. Siento que soy un blend de las experiencias de mi vida y que a través de Blendy puedo conectar conmigo misma y recién ahí, conectar con mis pasiones y por último con el público, y es muy lindo. Estoy feliz.


Caro transformó a Blendy en su marca personal, por medio de la cual ofrece los siguientes servicios:

* Crear páginas web en Wordpress. Trabaja con esta plataforma desde 2011,  ¡y la rockea!

* Escribir como ghostwriter, copywriter y storyteller. No sólo lo ofrece al mercado local, también viene escribiendo contenido en inglés desde hace tiempo como ghostwriter para start ups americanas y holandesas.

¡Estos servicios son vitaleeeeeeeeeees! Nunca me canso de insistir en lo importante que es que una marca esté en la web más allá de toda red social (¡es clave!); y además, como cultora de las palabras, siento que el cómo decimos las cosas es tan importante como lo que hacemos y cómo lo mostramos con imágenes. Caro brinda dos servicios que son de suma urgencia, ¡más en los tiempos que corren, que todo pasa online o no pasa porque no podemos salir de casa!

Y esto no es todo amigos, Caro todavía tiene algo más para sorprendernos ;)

Además incorporé una tienda en la que cada objeto es seleccionado para que su diseño, frases o mensajes contribuyan a generar conciencia interna y al desarrollo personal de quien los adquiera. Estoy dándole la vuelta para que sean mayormente cuadernos y accesorios relacionados a la escritura creativa, el journaling y el lettering; es decir el papel, los textos, las letras.

La tienda física de Cipolletti está por cerrar, pero Blendy está más fuerte que nunca como emprendimiento 100% digital, desde su página web www.blendy.com.ar :D





Mis servicios

Si tenés un emprendimiento o tal vez si estás pensando en emprender, entonces: *Necesitas una página web. *Posiblemente necesitas ayuda con tus textos comunicativos. *Y tal vez necesitas un espacio para exponer tus productos y/o dictar workshops o talleres.







Tienda de inspiración

Todo en el shop transmite conciencia interna. Las frases y formatos de los objetos, nos conectan con el trabajo personal y el poder interno. Usalos para tu desarrollo personal o regalalos con esa intención.



Click acá para entrar a la tienda online. Encontrarán cuadernos, planners, bitácoras, cartucheras y artículos de bazar que asisten al momento de la escritura y/o simplemente disfrutar pasarla bien, en el aquí y ahora :) Todo tiene mucha mucha mucha mucha onda y fuego emprendedor :)







¡Su blog!

Carito no escribió presentación formal del blog pero yo lo recomiendo a fuuuuuuull :D En él ella presenta a emprendedoras valientes y creativas, en especial de sus pagos (¡y eso está genial: que se sigan abriendo focos de noticias de todo el país!); también escribe historias con moralejas, relatos inspiradores, historias de su propia vida que motivan a quien los lee, y comparte datos de cultura general. De alguna forma u otra, salís atravesado/a de su blog, salís creyendo que lo podés lograr todo y queriendo ser mejor persona. Y eso es hermoso, muy hermoso Caro.  





 ¡Y además hace unas ilustraciones hermosas!







Estamos llegando al final de este post tan especial para Alma: hay una historia épica, hay aprendizajes propios que se transforman en inspiración para otros, hay profesionalismo, calidez y ganas de ayudar, así como pasión por las letras y por facilitarle el camino a emprendedores y soñadores de todo el mundo. Hay mucho lindo, mucho bueno, mucho empuje, mucha determinación, mucho corazón. Es realmente un lujazo poder compartir el camino de Caro y dejar a mano de todos los servicios que brinda, tanto por contratación como por regalo, a través de las palabras de su blog. Además celebro su tienda online, donde da lugar a muchos creativos alineados con su forma de vida y sus pasiones. ¡Hay Caro para todos! :D


Si quieren formar parte de su tienda y/o quieren que ella desarrolle su web y/o que los ayude a volar escribiendo los textos de marca que necesiten, escríbanle a caro@blendy.com.ar y sientan la misma calidez, amabilidad y garra que sentí yo desde su primer mail :)


Gracias totales Carito por compartir tu admirable historia.

Gracias por inspirar, por brindarte al mundo y por hacer que sea un lugar mejor :) ¡Y muy bienvenida Blendy a Alma Singer!



¡Gran viernes a todos!



Blendy
WhatsApp: + 54 9 299 672 2274


Todas las fotos e ilustraciones de este post pertenecen a Blendy.



7 comentarios

  1. Gran persona con impulso creativo y
    superador propio de un espiritu libre y unico, que la llevan a crecer en ka superacion de losbobstaculosvwue le puso y le pone la vida.
    Siempre creciendo ...que sea asi toda tu vida.
    Silvia cerasuolo

    ResponderEliminar
  2. El camino de la guerrera, bellísimas e inspiradoras palabras prima! Y si eso no es amor propio, no sé qué es. Deseo todo lo bueno para tu web, y te quiero mucho! Gracias por compartir tu historia y tu fortaleza de siempre continuar cumpliendo a pesar de las adversidades!

    ResponderEliminar
  3. Admirable, eres una bella persona y estás logrando todo lo que proyectas en tu vida, un orgullo conocerte y quiero seguir conociendo tus logros día a día, felicidades !!!

    ResponderEliminar
  4. De esas personitas que uno siempre quiere tener cerca! A pesar de las heridas siempre alegre, fuerte, decidida, pro activa y sobre todo abierta a aprender y crecer de cada experiencia. Te adoro y mando un abrazo enorme.
    Evelin Monti

    ResponderEliminar
  5. Chicaaaass, qué hermosos comentarios, ¡gracias por sus mensajes de amor a Caro y su buena onda! Tienen una amiga / familiar muy especial, muy admirable :) Besos a todas y gracias por estar acá :)

    ResponderEliminar
  6. Antes que nada debo decir que esta incorporación a Alma, me pone reeee contenta, Caro es un amor y me encanta que nos encontremos acá! (¡estamos muy cerquita y nos conocimos el año pasado!).
    Por otro lado, me resultó increíble leer la historia (completa) de Caro, también se me puso la piel de gallina.
    Una mujeraza, que salió adelante con todo lo que se le puso en frente en la vida. ¡Te admiro Caro!
    Un abrazo muy grande para las dos! Las banco fuerteee aguante Blendy y Alma :)
    Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ñaaaaaaaaaaa Florcitaaaaa, ¡gracias por estar siempre y siempre con la mejoooor! Qué bueno que llegaron a conocerse en persona, que tienen sueños compartidos y que las dos están para inspirar a los demás :D ESO ES TODO. Gracias por tu mensaje y besazooooooo querida

      Eliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.