APERTURA

CRÉDITO APERTURA

Apertura: Vero Mariani.

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

María Pulgas y su puesta en amor para recuperar objetos del aburrimiento

  • 20/5/20 -


PLAY | Pequeño Paraíso – Ely Guerra (OST Vacas Vaqueras)
Sí, mi hija comanda mis recientes elecciones musicales, pero esta canción tiene calorcito de hogar, como el que estamos por conocer ahora ;)


Como la Comunidad Cacharrera es una bendición, gracias a ella (y a su fundadora, mi querida Fer de ROSACHINA DECO Mercadito Vintage) conocí a Flavia y a Julio de María Pulgas. Corría el año 1820… ¡ahre! (pará, ¿lo escribí bien?). Naaah, fue hace un mes y monedas seguro, días felices en los Rosachinos estaban de festejo cumpleañero y poseídos por el espíritu de Papá Noel, haciendo sorteos de un montón de regalos hermosos aportados por marcas amigas. Sentí un flechazo de amor cuando vi el botiquín que Flavia había intervenido y puesto en amor (sí, en valor, pero se sentía más la puesta en amor, jiiii) para regalar. Eso me llevó adonde estamos hoy: celebrando un gran hallazgo de reciclado, de vida agradecida y de rincones llenos de encanto…

  
Flavia y Juli nos dan la bienvenida en su muy amada María Pulgas anunciando que son recicladores seriales, que hay venta de muebles y objetos recuperados del aburrimiento (¡amo amo amo eso!) y que realizan trabajos a pedido, dato casi obligado para todo aquel que ama reciclar y se muere por nuevos desafíos determinados por el destino ;)


Cuando entré por primera vez en su feed sentí que toda esa descripción saltaba a la vista y además, como mencioné antes, hay una fuerte impronta de la puesta en amor de cada materia, cosa y mueble que llega a sus manos. ¡Quería saber mááááááás! Y acá estamos todos juntos, conociendo  la historia detrás de muchas bellas cosas…


Flavia y Juli se conocieron porque el destino quiso que se conocieran (y que se conocieran en la empresa donde ambos trabajaban). El famoso “destinado el uno para el otro” aplica con aplausos para ellos, y lo más lindo es que es una historia de amor que surge de, bueno, de lo opuesto. Digamos que el comienzo sombrío encontró un final feliz que de final no tiene nada: cada día se renueva, así como se renuevan las cosas que entran en el taller de Flavia ;)


Él alquilaba en Santos Lugares y yo en viva en Merlo, pero desde ahí no nos separamos más. A mí me despiden y con esa plata decidimos arrancar a construir esta casita del amor, casi todo está hecho con nuestras manos. Juli miró mil videos de YouTube (cómo hacer una escalera ajjajja), empezamos a comprar herramientas y, como no teníamos un mango, cirujeamos a full. Arreglamos todo lo se podía: ventanas encontradas en la calle, ventanales de hierro corrido… todo en condiciones tremendas pero baratos jajaja


Fue capacitación pura hacer esta casa: aprendí cómo restaurar, usar todas las herramientas, pintar, tapizar, etc. etc. etc. Juli hace electricidad, plomería, carpintería y lo que no sabe, ¡lo busca y aprende jajaja!





Hay amor en el compromiso de construirla, en el tiempo dedicado a aprender (con mucha prueba y error seguro), en los detalles que la hacen única y muy amada. Eso me lleva a compartir un post de Flavia de enero de este año, cuando todavía podíamos salir de casa sin tapabocas…



Volviendo a casita, después de varios días de intenso trabajo de asistente-
Acá estoy en mi mundo, mi hogar, mis plantas, la sombra del tilo...unos mates
Agradezco haber aceptado este desafío que me encanta y además hace que valore más estos momentos.
Me crucé con gente maravillosa, me reí muchísimo, transpiré un montón.
Trabajé contra reloj.
Así que ahora modo slow
Que tengan un hermoso finde...
Lo mejor de la vida son cosas que no se compran, son totalmente gratis



Volviendo a su historia, nos enteramos que hace seis años nació Macarena, la primera nieta, ñaaaaaaaaaaaaa…

Abuela babosa trabajando en comercio no tenía mucho tiempo así que dejé de trabajar para poder cuidarla (después vinieron dos más: hijo del medio y otra vez hija mayor). Empecé mostrando mi cocina en IG y acá estamos, los @mariapulgas


¡El destino sabe lo que hace! :D Y Fla y Juli también :D Sus días pasan llenos de color, creatividad y amor en su casa amada, que siguen construyendo juntos (cuyos avances comparten en Instagram y Facebook), y Flavia (a quien pueden conocer más y más en este post), continúa su hermoso reciclado y rescate del aburrimiento de objetos, muebles y materiales que ojos poco despiertos podrían pasar desapercibidos. 










¡Hasta hace sueños en miniatura!




Si quieren contactarse con ellos, están detrás del mail de Flavia: flaviademerlo@hotmail.com. Sugiero que lo tengan a mano porque, cuando quieran reservar alguno de sus tesoros reciclados, ¡van a tener que apurarse, que vuelan! :D





¡Muchísimas gracias chicos por compartir lo que aman y su amado hogar! Y gracias totales Fer por presentarme a este dúo que vive feliz en su pequeño paraíso :D


María Pulgas


Todas las fotos de este post pertenecen a María Pulgas.

1 comentario

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.