APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Japan on the road | Osaka

  • 28/1/16 -

PLAY | Every Teardrop Is a Waterfall – Coldplay
El beat de esta canción acompaña especialmente las fotos del Banderazo Millonario en Dotonbori. Era esta o poner el himno riverplatense del Mundial de Clubes 2016. Pero no quise entrar en zona delicada :)




De la mano del Muñeco vamo a Japón.
:D






¡Muy buen díaaaaaaaaaaaaa! Vamos a retomar el viaje donde lo dejamos ayer, bien almorzados en Hiroshima y a punto de tomar nuestro primer tren bala en la historia, nuestro primer shinkansen incluido en nuestro pase. ¡Qué emoción!
  

Yo me imaginaba una cosa de locos, recontra futurista, que incluyera un Wolverine matándose con gente de la mafia japonesa en el techo pero bueno, no. Nuestro primer shinkansen tenía esta pinta…


La tapicería de película de Olmedo y Porcel me la re tiró abajo.

Peeeeero no soy una chica protestona y celebro que el retro asiento era muy cómodo y el tren iba a muy alta velocidad. Acá derrapo y les cuento una apreciación a lo “¿Vivos?” de Su Giménez: yo pensé que el “el tren bala” iba a ir tan rápido que no íbamos a poder llegar a ver qué pasaba afuera, que todo iba a ser líneas de velocidad. Lo sé. Mariani a la hoguera ya mismo. ¡Malditos dibujitos animados de los 80s que atrofiaron mi menteeeee! Bueno. Retomo el relato. El shinkansen, si no me equivoco, tienen en muchos casos, en muchas ciudades, su propia estación de tren. La van a identificar como Shin-NOMBRECIUDAD. En Osaka había, entonces llegamos a Shin-Osaka, y de ahí nos tuvimos que tomar un tren a Osaka Station, y de ahí otro tren para llegar a nuestro Hostel (no me acuerdo ahora, creo que fue uno solo pero podrían haber llegado a ser dos).



Lo que les quiero decir con esto, desde MI experiencia en Japón (tómenlo con pinzas), es que hay vías para llegar a todos lados, pero lo que pude observar (y padecer con este cuerpito que ya no tiene 20) es que muchas veces son varias escalas para ir no tan lejos. Y cada escala significa escaleras (¡no siempre hay mecánicas!), y caminatas largas, y… nada, soy una vaga, lo sé. Pero tengan eso presente al momento de elegir qué valija / mochila llevarán, y cuánto la van a cargar con cosas ;)  (Váyanse de Argentina CON NADA, que allá se van a querer / poder comprar de todo). Bueno, 10 años después, ¡pisamos vereda de Osaka!


Básicos de Osaka

Fecha: Martes 15, Miércoles 16 (día del partido), Jueves 17 de Diciembre 2015.
Cómo llegamos: Shinkansen (tren bala) desde Hiroshima. Limpio, cómodo y directo.
Dónde dormimos: Hostel Zoo (link de Booking.com). Muy lindo, cama muy cómoda, muy sencillo y LIMPIO, con ese calorcito a hogar dado por otros tantos argentinos de River que se hospedaron acá también (comedor copado por el castellano). ¿Baño compartido? Sí, duchas (en la planta baja, dato que toma consistencia más abajo), bachas e inodoro. ¿Limpios? Sí, a full, y como todo en Japón: moderno. ¿La fiaca total y absoluta? Una habitación en el 4to piso… POR ESCALERA. No tiene ascensor. Y les recuerdo: tiene la ducha en planta baja. Han sido debidamente notificados :p
Sensación general de la ciudad: Súper vibrante, moderna, luminosa, como si no durmiera. Me pareció una ciudad bien despierta y propensa al consumo, y acá ya empecé a ver muchas japonesas DIOSAS. Re bien vestidas (todas aptas para The Sartorialist), muy sofisticadas, maquilladas perfectas, y re bien peinadas. Le dan muchísima bola al pelo. Acá y en Tokyo sentí una sucursal femenina de Milán. Los chicos no se quedan atrás pero vieron cómo es esto, hay de todo ;) En las mujeres se notaba más.  
La joyita: Dotonbori de noche. Y voy un poquito más allá. El Banderazo de los hinchas de River. Esperemos que el Muñeco nos vuelva a llevar a Japón para que puedan coincidir con esta experiencia tan de otro planeta, entre onírica, bizarra, emotiva, acalorada, controlada – descontrolada, cantada, tan roja y blanca…
Algo increíble: Amerika-Mura, un barrio / zona de Osaka que fue la primera en vender objetos estadounidenses después de la II Guerra Mundial. Hoy es un punto donde lo yankee está exacerbado, The American Way of Life se siente a tope, y hay muchos testimonios de su cultura de los 50s, 60s, 70s. Los negocios acá son una delicia. ¡Y los vagones de subte exclusivos para mujeres también son increíbles!
Qué fue lo mejor que comimos: Todo lo que probamos en el Kuromon Ichiba Market. Es un mercado callejero de largas cuadras techadas, conocido popularmente como la “Cocina de Osaka”. Indeed. Hay DE TODO para comer, muchos mariscos y pescados, y platos tradicionales que, si no hay cartel en inglés, ni te enterás que vas a comer. Pero insisto con esto: coman y prueben de todo. Confíen en sus ojos, y si su paladar protesta, por lo menos se sacaron la duda ;)
Qué fue lo mejor que compramos: ¡Dos vasos con frutillas estampadas, unas servilletas con una gran frutilla estampa, y muchas más pavadas en el Flying Tiger de Amerika-Mura! ¡Necesito volveeeeeeeeeeer!
Ciudadano ilustre: El fervoroso #pollitoenfuga que llevó su pasión al otro lado del mundo y le mostró a los súper curiosos osakenses (?) lo que es amar una camiseta. NO el #pollitoenfuga que inició los cantos en el subte, ¡todo tiene un límite pollito!
Links de utilidad:





La ronda…

Hacer base en Hostel Zoo
Lo primero que hicimos fue llegar al Hostel Zoo para largar las valijas y descomprimir del viaje (¡y sus escaleras!).


Hostel Zoo
front@hostel-zoo.jp
Queda cerca de una estación de tren de la Kansai Main Line y de la línea de Subte Midosuji, con entrada casi en la puerta del hostel.

Cuando activamos teníamos una misión: ir a buscar las entradas de los dos partidos al estadio (¡hecho!) y luego llegar a Dotonbori para el Banderazo de River que había comenzado a las 18hs…

Banderazo de River en Dotonbori
En Dotonbori está la joda. 


Es una zona muy popular para salir de noche, para ir al teatro y para ver muchísima gente y carteleras publicitarias modernas que compiten fuerte con Times Square de Nueva York. El mayor protagonista del lugar, que podrán encontrar fácilmente si buscan el puente Ebisu sobre el canal Dotonbori, es el bestial cartel publicitario del maratonista de la compañía Glico (en varios sites leí que este esmerado deportista es el ícono de Osaka). Bueno, acá, en el medio de todo, se juntaron los hinchas de River para cantarle al equipo de sus amores…





La policía marcó el perímetro de la joda.



Los japoneses respondieron con mucha curiosidad, buena onda y tecnología móvil para perpetuar esta experiencia impresionante. Sigo pensando que no lo viví, lo soñé.  


 Mr. P colgó su bandera :D Y tuvo la amable asistencia de un local.


Todo fue muy prolijo, muy “sano” si quieren ponerle un nombre, y todo se vivió como una gran fiesta muy respetuosa con el entorno japonés. Vimos a dos giles borrachos que se cagaron a trompadas pero la misma gente de River los separó y las cosas siguieron su apasionado curso. El Banderazo en general fue un “descontrol” contenido, una fiesta para los pollitos y había muy buena vibra de verdad. Mr. P estaba FELIZ. Y yo feliz por él.





Después de estar ahí un rato, nos empezamos a mover por la zona. Mientras Mr. P seguía un poco la fiesta, yo me escapé a una mega librería Tsutaya, felizmente casada con un Starbucks. Libros, revistas y café: ¡mi propio Banderazoooooooo! :D







No me quedé ni nada, mi pollito me esperaba afuera pero di una ronda más que feliz…



Con Mr. P ubicado en un punto, yo recorrí un poco más la zona y volví rápido como para no perdernos. La gran familia de River seguía la fiesta y salía en la tele :p

Para cerrar: ¡el Banderazo también fue zona de levante jajajajaja!



Dotonbori

Bueno. No me acuerdo qué cenamos (creo que nada esa noche… ah sí, pará, no cenamos porque yo en un punto de la tarde / noche canté PIDO y nos sentamos a tomar un café con una porción de torta; y después P se compró papas al paso), pero me acuerdo que nos tomamos mal el tren y nos bajamos en cualquier estación, a como 10 cuadras del Hostel. 10 cuadras a las 12am después de un intenso día de viaje y banderazo ES MUCHO. Por suerte nos encontramos con la hospitalidad japonesa, y un chico nos dibujó un mapa a mano para enseñarnos cómo llegar al lugar. Sin una palabra de inglés. Amamos su buena predisposición :) Amamos llegar y dormir.


Miércoles 16 de Diciembre – Día del partido de River
Al otro día, desayuno en el comedor del Hostel con compras del Family Mart…



¡Y vuelta a salir al mundo! Enfilamos para la Osaka Station así podíamos conectar con el tren que nos llevaría al Castillo de Osaka. La Osaka Station es tan grande y tiene tantos hoteles, negocios y afines ¡que tiene propio mapa! ¡Un flash!






Y también tiene noteros y, claro, #pollitosenfuga a full. ¡Más el día del primer partido!


Castillo de Osaka
Como para todo en Japón hay que caminar, caminar y caminar, la entrada al Castillo de Osaka queda a 10 minutos de la estación. Así cultivarán su paciencia, supongo. Y su estado físico. ¡Viven mil años! En este paseo nos encontramos con…



Gente comiendo su almuerzo.





Árboles hermosos vestidos de estación y suelos coloreados por sus hojas.



Silenciosos artistas callejeros.


Chicas con peinado de boda de día.


El Castillo estaba tomado por millonarios. Dentro y fuera. Nunca escuché tanto castellano en todo el viaje. ¿Y el Castillo, qué onda? Me… aburrió. Puede que hayan sido las miles de escaleras que me ponen de mal humor, o el hecho de que el castillo adentro está diseñado como un museo y no respeta nada de lo que solía haber ahí, y ya ni me acuerdo si había carteles en inglés para seguir la historia (ese es un dato clave, ¿no?). Pero bueno, no me divirtió mucho, no como el de Matsuyama que me pareció GENIAL. Lo que sí me gustó fue la vista desde arriba.






Castillo de Osaka

Cuando bajamos, nos encontramos con más puestos de comida al paso abiertos en su base…





Nos jugamos por unas bolitas con pulpo que no nos supieron decir bien qué era (no english), y nos las llevamos a la estación de tren para comer sentados. Abuelitos.



No me gustaron mucho ji


Ya en el tren nos hicimos unos tiernos amigos…




Y bajamos a una cuadra de nuestra próxima parada, Kuromon Ichiba Market :D


Más amigos. La Fundación Liberen a Willy piden su liberación.


Oh riquísimo mercado callejero, ¡gracias por abrirte a nuestros pies!


























Las fotos lo dicen todo: comida de todo tipo, fresca, para llevar y/o comer ahí. Algunas cosas tienen un poco de tiempo de espera, lógicas porque la cocción se hace en el momento, y otras están listas para llevar. Me asombró el tamaño de las frutas y verduras (me pinta que no son para nada orgánicas… ¿o será que el suelo japonés y su agua son recontra poderosos y hacen que crezca todo tanto?), me pareció tierno cómo envuelven algunas frutas (mucho desperdicio igual, ¿no?), y amé ese bazar que encontramos lleno de maravillas para cocinar y servir la mesa a MUY buenos precios. No saqué foto pero me traje una olla mediana para el horno con tapa de vidrio (bien Juli López May jajajaa) por $120. Sí, PESOS ARGENTINOS. Suspiro…


Y además encontramos flores…





Con estas flores nos despedimos del mercado y de nosotros mismos, ¡BUAAAAAAAAAAAAAAA! Mr. P se fue para la cancha a ver a River y yo seguí de ronda, sola. Cero miedo, pero no me gustó separarme de P, sentí que me faltaba la mitad (y mi mejor mitad Jajaja). ¡Eso me pasa cuando estoy 24/7 de viaje con él jejeje! Eeeeen fin. Me fui a hacer la mía, a buscar locales donde entrar y no sentirme culpable por mirar cerámicas por 15 minutos, y además a buscar un rico café. Así llegué a Shinsaibashi…


Shinsaibashi
Así como recién habíamos estado en un mercado callejero autóctono, más antiguo y más terrenal, al bajar de la estación de subte Shinsaibashi me encontré con lo top. Shoppings a todo trapo, locales de lujo, marcas caras y extranjeras, e inclusive un mercado gourmet refinado y obviamente más caro. Ahí sólo fui al baño :D










Shinsaibashi


Glorious Chain Café
¡Oh venerado café con onda que apareciste en mi camino! ¡Hola hola hola! ¡Te quise inmediatamente!



Entré FELIZ, me saqué las 80 cosas que tenía de abrigo, dejé los bolsos, y dejé un poco mi dignidad porque me di cuenta que no estaba vestida con onda para ese lugar, pero bueno, un café con leche no se le niega a nadie así que pedí mi café y me atendieron con muy buena onda. Hola café, hola WiFi TE AMAMOS, hola calorcito y buen descanso…





Ahí debo haber instagrameado las 10 fotos del día :p y leí un poco más sobre Amerika-Mura, mi próximo destino. Cuando fue momento, junté voluntad y me volví a emponchar con abrigos y bolsos. ¿Por qué siempre llevo tanto peso? ¡Deus!


¡Adiós, hermosísimo Glorious Chain Café!

Glorious Chain Café
D: Me cuesta encontrar bien la dirección pero si mal no recuerdo está muy cerca de la estación Shinsaibashi de subte, sobre esa avenida principal. ¡No están completos los mapas japoneseeees, eso me sacaaaaaaaaaaaa!


Amerika-Mura
Yo ya estaba en zona de Amerika-Mura, y me encantó darme cuenta cuándo había entrado en esta zona, cuasi filial de Estados Unidos de la post guerra. Todo lo que pasó después de la IIGM en yankeeland está acá. Hay bolichitos de ropa usada, otros de objetos y curiosidades de otras épocas, también hay un gran local de discos de vinilo por los que muchos matarían, y estaba también mi gran sorpresa del día, el primer Flying Tiger de mi vida…












La señora también se quedó sin plata :p


Flying Tiger
Flying Tiger es una cadena de diseño danés que en Amerika-Mura tiene dos pisos de felicidad material. Está LLENO de pavadas divertidas, coloridas y originales. Cosas que no necesitás, cosas que sí, cosas que te facilitan la vida doméstica y otras que te alegran tus festejos. ME-VOLVÍ-LOCA. Tanto que sólo saqué un puñadito tacaño fotos…




¡Deseo de corazón que alguna vez la vida les ponga un Flying Tiger en su camino!

Flying Tiger

Cuando terminé extasiada la ronda por Amerika-Mura, estudié MUY BIEN el mapa de subte para volver al hostel sin perderme. Cuando llegué, fue sopita y a la cama. Bah. ¡A mirar el partido de River por la tele! (O tener de fondo, realmente). Fue un flash escuchar a relator y comentarista japonés Jajaja Y GOL por suerte, se entiende en todos los idiomas :D ¡Vamooooooo millooooooooooo! Bueno. En algún punto de la noche me quedé dormida hasta que volvió Mr. P FELIZ y un poco entonado a las 3 de la mañana. Todo lo que pasó después hasta que nos dormimos fue RISAS descontroladas. Las anécdotas me las guardo :D



Jueves 17 de Diciembre
A la mañana siguiente teníamos que hacer el chek out y viajar a Kyoto. Lo dejé dormir hasta lo más tarde que pudiéramos, así que aproveché que él dormía para ir a tomarme un café en el café de la esquina del hostel, un lugar increíble que había visto la primera mañana…








Causerie Maison de Café
Me autocopio y pego el texto de mi foto subida en Instagram:



Es un café bien de barrio japonés, atendido por sus dueños y hecho con un sistema que jamás vi (parecido a la Volturno italiana, pero luego el café hecho vuelve a bajar al contenedor donde estuvo y se calentó el agua). Como Mr. P duerme el sueño de la victoria, y yo estoy despabilada, fui a probarlo. Es admirable la paz sistemática del cafetero, y el común denominador de sus clientes: todos señores mayores (con pinta de habituales). Charla, música yankee de los 50, diario del día abierto y muy buen café. Rico en serio. La cafetería se llama Causerie y queda a tres negocios del Hostel Zoo.





No tengo nada más que agregar, sólo GRACIAS TOTALES OSAKA por tanta vida, tan distinta y estimulante a la vez. Osaka es un MUST de Japón chicos, agéndenla bien…




Nota de viaje: mañana vamos a hacer un viaje más cercano + publicaré como siempre el post de las novedades de los viernes. Volvemos con Japón el lunes, y el primer destino será la maravillosa Kyoto, casi que mi favorita :D



Fotos por Vero Mariani. 




12 comentarios

  1. Gracias, gracias, gracias totales por tomarte el trabajo de contarnos todo tu viaje, con lujo de detalles y con tanta buena onda!!!! Me encantaría conocer Japón!!!!!!!! Por ahora miro tus fotos y sueeeeñoooooo. Parece todo muy mágico!!! Ya iré, y voy a tomar todos y cada uno de tus consejos! Ídola!

    ResponderEliminar
  2. Que lindo viajar desde la oficina a Japón, me voy a guardar TODOS los posts para no dejar de soñar con algún día pisar suelo nipón.

    Me encantó este post dónde leí mucho amor con Mr. P, nada más lindo que viajar de a 2 conociendo y disfrutando lugares y experiencias nuevas

    ResponderEliminar
  3. Me acabo de fijar y en NY hay Flying Tiger, viajo en Marzo, me mue ro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buena mumiiiiiiiiii, qué suerte!!! que la pases genial nenaaaa! ya nos pasarás tus recoemndados de nyc :D y sí, hay mucho amor on y off the road :)

      Eliminar
  4. Ay ay ayyy! Que buen post! Lo amé fuerte. Yo tenía un tiger a una cuadra de casa en Londres. Allá se llama solo Tiger. Es para fundirse. Todas pavadas fundamentales para la vida de una mujer feliz.
    QUIERO IR A JAPOOOOOOOOON!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Increible post Me encantó lo de 'mi propio banderazo' :)
    No sé si algún día iré a Japón, pero si ocurre el milagro ... obviamente tus posteos serán mi Biblia :p Quiero más de Japón ! Espero ansiosa el lunes . Saludos, Sil

    ResponderEliminar
  6. ¿No te compraste ropa? Así cuando te digan "que buena está esa remera", respondas " Ah si, me la compré en Japón".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaaj sí, pero no me la compré con esas intenciones :)

      Eliminar
  7. No puede esperar hasta el lunes!!! Jaja! Genial viaje Un lujo!

    ResponderEliminar
  8. qué buenísima onda que les esté gustando estos posteos chicaaaaaaaaaaas!! los hago con mucho amor (y esfuerzo, no les voy a mentir jaajaj), pero vale la pena! cada posteo, cada foto editada :) sueñen y pidan que algún día les sucederá japón también :D

    ResponderEliminar
  9. Cada vez mas ganas de conocer Japon Vero!!! Y Tiger es lo mas! Lo conoci en España la ultima vez y te queres traer de todo!! Besos!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.