APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

CRÉDITO APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | Ninguna última frontera

  • 12/11/15 -

PLAY | Oxgam Miriam – Makeba
(Las maravillas que hace el buscador de YouTube. Era eso o clavar Africa de Toto, ¡again!, o una del Rey León de Disney… je)


El ritmo de vida que llevo me cede sólo dos o tres páginas de lectura por noche, y no por noche seguida: por noche que pueda estar con los ojos abiertos por sólo dos o tres páginas de dos libros que se pelean por contar sus historias. O sea, por noche cada 15 o 20 días. Y por suerte a veces viajo en subte. Ahí sí. Ahí tengo siete u ocho estaciones para leer al libro flaquito (el gordo pesado se queda en casa). Contra mis deseos marchitos de una vida más leída, eso es todo lo que puedo rendirle a la letra impresa.



Hasta que llegó “La Última Frontera” de Rosanna Altieri. En un día ya leí 30 páginas y quiero más. Quiero ir por el tirón. ¿Alguien me cubre en mis laburos, por favor? :D



Los viejos lectores de Alma seguro recuerdan a Rosanna Altieri. Rosanna es mi nonna. Mi nonnis, mi abuela, la sabiduría e historia familiar en vida que no se queda dormida en viejas glorias. PARA NADA. Todo lo contrario. Esta mujer es símbolo de acción, de voluntad, de sueños cumplidos constantemente, de viajes de largas semanas, sola o acompañada. Esta mujer es unión, es valor (valor de valentía y valor de valores firmes y honestos), es ejemplo. No me quiero quedar en sus cualidades de prócer, que bien le valen. Vamos por más. También es una persona dulce, cariñosa, generosa como pocas, es alegre y divertida, es cómplice, confidente y una gran gran gran amiga. Es el lujo de mi vida. Y por si todo esto fuera poco, esta maravillosa mujer es escritora. Y, como toda buena escritora, valerosa y activa, publicó ya nueve libros. NUEVE LIBROS.


Soy su fan :D


¡Y tiene un blog! ¡Un maravilloso blog literario! Volviendo al papel, la nonna publicó la historia de su vida, novelas y cuentos de ficción, sus relatos de viajes y poemas. Todos en castellano, y algunas ediciones en italiano, porque no nos olvidemos, mi nonna es de Milano; y por más suma de décadas que tenga en Argentina, su medio corazón todavía late bien fuerte en la vieja patria.

El sábado pasado mi nonna presentó su último libro, llamado “La Última Frontera”. Dijo así medio entre risas que podría ser su última presentación pero yo no le creo nada. No existen “últimos” en una mujer que lo da todo, siempre. Como viajar a Etiopia luego de haber escrito el libro para ir a buscar todo aquello que había retratado…








Como les decía, no existen “últimos” en una mujer que se toma un avión en Roma para plantarse en tierra africana con su nieto mayor, Ale; y buscar el alma de sus queridos personajes. No existen “últimos” para quienes siempre tienen una zanahoria colgada a dos metros de sus manos. Pero esta apuesta ahora no importa, lo que importa es ese trabajo increíble de varios años, de imaginación casada con la historia real, de investigación dedicada y de pasión literaria que presentó en Tierra de Libros.


En el cielo de Addis Abeba calaba la noche. Sobre el extremo oeste, una línea de fuego anunciaba la muerte del sol. En la veranda, fresca, sentados bajo la pérgola de bouganvillas, un hombre sin edad y una mujer hermosa estaban callados. Cada uno miraba lejos, persiguiendo quién sabe qué sonido lejano en el tiempo y en el espacio. Meroë apoyó sobre la mesa una vieja foto amarronada. Allí se veían dos jóvenes soldados, barbudos y sonrientes, tomándose los hombros y, curiosamente, parados sobre sendos fusiles. En primer plano, una mujer morena, hermosísima, con una beba de alrededor de un año, en brazos.

“La Última Frontera”, me animo a resumir, trata sobre la historia de los italianos en Etiopía a comienzos del siglo XXI y el legado de sus hijos; y está dedicada a los que se atrevieron a soñar y a los que se atreven a salvar. Hermosa dedicatoria, esperanzadora. Y de esa dedicación entro en tema de quién se beneficia con la compra de este libro. Sí, vos, OBVIO, vos primero. Porque te va a copar. Pero además, con lo recaudado por la venta, se beneficia Médicos Sin Fronteras. Otro gran gesto de amor de mi nonna y su inagotable generosidad.


Por si no conocían muy bien la obra de Médicos Sin Fronteras, ganadores del Premio Nobel de la Paz 1999, les comparto lo que encontré en su Facebook:

Médicos Sin Fronteras (MSF) aporta ayuda médico-humanitaria independiente en situaciones de crisis, epidemias, desastres naturales y conflictos armados. Somos independientes de todo poder político, económico o religioso. Estamos presentes en más de 65 países, con cerca de 500 proyectos en marcha y 19 oficinas en los cinco continentes.

La acción humanitaria es un gesto solidario de sociedad civil a sociedad civil, de persona a persona, cuya única finalidad es preservar la vida y aliviar el sufrimiento de otros seres humanos. Contamos con más de 3,8 millones de socios y colaboradores en todo el mundo y 40 años de experiencia en acción médica y humanitaria.



Y si además de hacerle el aguante comprando el libro de mi nonna quieren colaborar más con MSF, pueden hacer click acá y ver cómo. Yo creo ver cómo decantó tan naturalmente la decisión de mi nonna de apoyar a esta Organización médico-humanitaria independiente. Por lo poquito que ya leí del libro (¡mucho a mi ritmo tan cansado!), esta novela es la solidaria unión de dos realidades, de dos civilizaciones en un punto nada amable en el mapa. La palabra unión es clave.

El etíope, tamborileando los dedos sobre la mesa, pausadamente habló: - Ya lo hiciste. Aquí la naturaleza viene antes que las ceremonias. Si la iniciación no se limita a un aprendizaje, si cuando los cuerpos se funden fluye la vida, entonces llegará la ceremonia a bendecir la unión que la naturaleza ha sellado.
Tocó la campana, Yikuno apareció sin ruido. El patrón le pidió algo en swahili, lengua que Antonio entendía poco. Al rato el muchachito apareció con dos copas doradas que contenían un licor espeso y blancuzco. Ofreció una a Antonio y luego levantando la suya, con los ojos cerrados en el rostro noble, se dirigió al joven diciendo, bienvenido. Yo sabía que eras tú a quien ella esperaba y también sé que ella se irá contigo. Está escrito.

Hacer participar a Médicos Sin Fronteras de esta edición es darle un fin superior a una lectura ya de por sí rica y constructiva. Si están de acuerdo, y quieren entrar en esta historia que, créanme, merece su atención, pueden comprar su ejemplar en Tierra de Libros (acá les dejo el mail de Silvina, su directora) o pueden coordinar directamente con mi nonnis en este mail. Si les nace en el corazón, demuéstrenle que no existen las últimas fronteras…



¡Te quiero muchísimo querida y apasionada nonnis, te admiro como a nadie!


Rosanna Altieri

Médicos Sin Fronteras


Dónde comprar “La Última Frontera”

[1] Tierra de Libros
Contacto: Silvina Rodríguez silfig@fibertel.com.ar

[2] A mi nonna :D

Todo lo recaudado de la venta del libro “La Última Frontera” es donado a Médicos Sin Fronteras.


Las fotos de Etiopía pertenecen a Rosanna y a Alejandro Altieri. Las otras fotos las saqué yo.






26 comentarios

  1. genia, hermosa, generosa, se manda! un ejemplo tu nonna!

    ResponderEliminar
  2. Ahora se a quien saliste!! A veces estoy leyendo alguna de tus presentaciones de marcas y me pregunto ¿Como hace para escribir tan lindo? ¿De donde saca tantas metáforas, comparaciones, frases iluminadas para describir? Acabo de encontrar la respuesta: lo heredaste de tu abuela.
    Una genia de la vida, sin dudas, sin miedos, generosa y activa. Igual que vos.

    ResponderEliminar
  3. Que linda abuela Verito! Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  4. Ahora entiendo algunas cosas...;)Un lujo tu nonna escritora y aventurera, Vero, seguro tenés sus genes! Dale un beso de mi parte❤️

    ResponderEliminar
  5. Nieta de tigresa! La última foto de tu genia, admirada y amada nonnis es muy genial! FELICITACIONES a las dos!!! beso grande!

    ResponderEliminar
  6. qué divinas chicaaaaaaaaaas, hermosos sus comentarios y mimos :) :) :) gracias por la magia y que tengan un hermoso fin de jueves, tan lindo como me lo están haciendo vivir a mí :D

    ResponderEliminar
  7. Sólo vemos en los otros aquello que tenemos nosotros. Bienvenido ese pedazo de abuela que habita tu Alma porque, queda en evidencia, es lo que te hace tan "Singer" y única. Escribís y creás magia, siempre,
    Verito. Divina tu nonna!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ñaaaaa caaaaar, siempre con palabras tan lindas y tanto cariño!!!! y bien desde el mismísimo principio! te quierooooo!!!! <3

      Eliminar
  8. Guau! Me cuesta recobrar aliento! Si me permiten, llegando al final de este "POST magistral", parafraseando un viejo dicho, ("Gentileza obliga") comenzaré agradeciendo a las seis geniales, deliciosas, generosas y tán cariñosas comentaristas, por sus expresiones en cuanto me comciernen y más, en lo que concierne a Vero Mariani, esa nieta única (los otros 3 son varones, aclaro para que no se arme!) que Dios me regaló.
    Más allá de la alegría y la satisfacción que le pueda provicar a un escritor, una reseña tán favorable, en este caso me conmueven la profunda comprensión y la afinidad que me unen a Verónica.
    Sin entrar en el mérito literario de la obra, que tendrá muchas y diversas lecturas, creo que ella interpreta perfectamente la intención y significación que para mí tienen las historias que escribo. Me dirán que debe haber, por lo menos, algo de parcialidad, pero ¿importa? para mí, el mimo, es su opinión! Será por qué cuando comencé a escribir (¡en serio!) lo hice eligiendo a mis hijos y nietos como destinatarios, que todavía hoy, después de unas cuántas páginas editadas, todavía, lo más importante es llegar a ellos.
    Si además, lo que escribo llega a muchas más personas, ese, será otro inefable premio a un trabajo que, aunque me guste, nunca es solamente un pasatiempo. Siempre fui inquieta y curiosa, digamos que nunca la vida "me pasó al lado" - a veces, no por elección - entonces, con los años, me volví memoriosa. De ahí, le tomé el gusto a contar, a narrar y como a cada cantahistorias, me alaga que me escuchen! GRACIAS MILLLLLLL VERITO POR TU MARAVILLOSA PRESENTACIÓN Y DE VERAS, NO HAY NADA DE ESPECIAL EN PENSAR EN "MÉDICOS SIN FRONTERAS", es simplemente vivir lo que la vida hoy nos propone, tratar, desde cada uno, de mejorarla y ayudar a los que la tienen que defender cada día, arriesgándo la propia, para defender a los más indefensos. La mayúscula se me escapó, pero la voy a aprovechar: COMPREN EL LIBRO POR ELLOS y leánlo... por mí! Jajajaja! ABRAZOOOO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nonnis senza parole! gracias infinitas por la magia, y por ser tan vos, tan auténticamente GENIA. te adoroooooooooooooooooo!!!

      Eliminar

  9. QE LINDA LA MÚSICA Y QUE LINDA MYRIAM MAKEBA!

    GRACIAS POR EL ARRORRÓ

    ResponderEliminar
  10. Qué lindo Vero! Qué fortuna tener una nonna así! Ya te lo dije, me hace acordar taaanto a mi nona (acá lo argentinizamos y lo usamos con una n). Pero no sabía que las dos habían nacido en Milano!!! Leo tu descripción y es como leer sobre mi nona Lidia. Ella también escribió un libro en sus últimos años, un libro para ayudar a otros (Según pasan los años), un libro cuya recaudación también fue donada.
    Son seres de luz y se los extraña mucho cuando ya no están, pero dejan marcas en nosotros que duran toda la vida y más.
    Me alegro que se tengan mutuamente, se disfruten y se adoren. Dejá todo y ponete a leer ese libro!!
    beso gigante y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dudas, dos abuelas "milanesas" debían tener mucho en común y por sobre todo, aún no en común, dos nietas maravillosas!
      No hay TRASCENDENCIA más importante que lo que de nosotros, queda en nuestros nietos. Esa es la que nos asegura que no desapareceremos a la primera vuelta de hoja.
      Un beso enorme ,Lía, así de grosso, como te lo debe estar mandado tu nona.

      Eliminar
    2. Linda Rossana, muchas gracias! Cada vez que Vero escribe algo de vos (espero no te ofenda el tuteo!) yo la siento más cerca a mi nona. Y no hay vez que no me acuerde de ella. Besos!!

      Eliminar
  11. Vero y Rosanna! las dos me conmueven por igual! Una por su historia de vida y su excelencia como persona y como escritora, la otra, vos Vero, por sentir y transmitir de tal manera esa admiración tan justa por su abuela. Su nonna! Nada de lo que decís es exagerado! Hay que conocer a Rosanna y HAY QUE LEER LA ÚLTIMA FRONTERA. Que tal como vos decís, NUNCA SERÁ Lo ULTIMO QUE ESCRIBA.
    CELEBRO CON LAS DOS ESTA BENDICIÓN DE QUERERSE Y DE ENCONTRARSE EN LA VIDA Y EN LA ESCRITURA! Graciela Capacci

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciela Capacci, mi mestra y mi pigmaliona por elección, gracias por haberme traído de la mano, hasta aquí!
      Y, bueno... nunca se sabe qué será "lo último".
      Jaja, a prepararse para seguir trabajando!

      Eliminar
  12. Me emocioné con tus palabras Vero, y con las de tu Nona en los comentarios de abajo. Que lujo enorme tener una nona así, tan joven en todos los sentidos y con tantas ganas de vida. Como dijeron varias arriba... ahora se entiende de donde vienen tantas de tus cualidades tan maravillosas al escribir, tu manera de ver la vida, tus ganas, la linda energia que irradias siempre. Beso enorme Verito!

    ResponderEliminar
  13. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS A TODAS Y CADA UNA!

    AL BAUTISMO DE LlA ÚLTIMA FRONTERA" , CONCURRIERON MUCHAD HADAS MADRINAS: UN LIBRO QUE SALE BIENAVENTURADO!

    ResponderEliminar
  14. cuánto amor en estos comentarioooos, ñaaaa! gracias infinitas a todas por sus aportes tan hermosos y por sus pilas y mimos para las dos! (yo estoy muy colgada acá, el foco es mi nonna jajajaaj). gracias de corazón a todas y que tengan un fin de semana tan especial como este libro que no puedo dejar de leer!!!! jaja!

    ResponderEliminar
  15. No se porqué, llegué llorando hasta acá. El amor nieta-abuela abuela-nieta es algo que me moviliza horrores en lo personal, sería porque cada uno de los días de mi vida extraño a mi abuela que leer esto me hizo emocionar tanto tanto (lloro a moco tendido literalmente!).
    Que suerte tenés Verito de tener con vos una abuela tan genial, tan talentosa, tan copada! Todavía me acuerdo cuando me la crucé ese día que nos juntamos a tomar un café en San Isidro!
    La historia suena super interesante, y más aun sabiendo que al comprar el libro colaboras con Médicos sin Frontera, organización por la cual me saco el sombrero.
    Bueno linda, te felicito por tu super abuela, disfrutala mucho que como decís, tenerla es un lujo de la vida!
    Te quiero!

    ResponderEliminar
  16. Que puedo decir que no haya dicho ya mas arriba... Las amo tan profundamente.. Gracias a mi Mamá x ser mi raiz tan tan fuerte y a mi Vero que mi continuidad mas esperanzadora.. Las dos hicieron de mi lo q soy GRACIAS X TANTO A LAS DOS!
    Las adoro con el alma y mas tambien.
    GENIAS TOTALES DE LA VIDA!!!!❤❤❤

    ResponderEliminar
  17. Hola mi nena!, hay algo insoslayable: la segunda generación no hubiera sido posible sin la primera y si, como sabemos, TRES es el número perfecto, habríamos alcanzado esa perfección. Peeero que pasaría con la nieta/bisnieta??, Mejor ni pensar jajaja!
    Lel, Verito, las amo, claro, pero es tán lindo decirlo!
    Y, a todas las "grandes chicas" que nos acomàñaron también en ésta, con tanto cariño, mimos y cercanía, gracias, gracia de nuevo. Un enormísimo abrazo.

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.