APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Desde Cocina Central: Home Office Food

  • 6/5/15 -

PLAY | Tempted – Squeeze


En una merienda pueden pasar muchas cosas. Podés encontrarte en un lugar sumamente inspirador, como en el Como en Casa de Riobamba 1239, en Barrio Norte, que tiene el jardín más lindo y parisino de la zona. Podés tomarte una rica lágrima y podés confirmar que elegiste bien cuando el primer bocado de una cheesecake de maracuyá llena tu boca de felicidad. Pero si además tu compañera de merienda es Pau Montenegro, autora del siempre sorprendente blog Cocina Central, seguro te vas con la cabeza llena de ideas, ¡y a mil revoluciones! ¡Pau es lo más de lo más! Y con ella, muchas cosas pueden (y van) a pasar.


Por lo pronto, hoy nos pasa un post genial que Pau escribió especialmente para Alma Singer, después de conversar acerca de las realidades culinarias que nos pasan a los que trabajamos en casa. En mi caso particular, siempre caigo en los mismos platos (saludables, buenos… pero siempre los mismos). Esta redundancia se la otorgo especialmente a la falta de tiempo (siempre hay un mail para responder, alguna foto para editar, algún posteo de un cliente para programar…). Y también a la falta inspiración. Volvamos a lo mismo: en mediodía laboral no hay tiempo ni para abrir una revista marcada con una buena receta.



Pero por suerte para mí, y para todos los que se encuentren en una situación igual o similar, Pau desarrolló un post súper completo con ¡cuatro recetas!, muchos más tips, links a más recetas y, como albahaca que corona con gloria un plato, este post se cuece con sus palabras cercanas, bien alegres y frescas. Leerla es como charlar con Pau, cheesecake de por medio (eso sí: su primer párrafo me parece muy exagerado #mamádejádepagarlealagenteparaquedigancosaslindasdemí). Los dejo con la brillante y generosa Pau Montenegro, y su pièce de résistance sobre comida para freelancers… ¡Muy buen provecho!



HOME OFFICE FOOD
Por Paula Montenegro

Este post salió de otra charla con Vero una tarde de otoño. Era por temas de laburo (unos proyectitos que quiero poner en marcha este año) pero bueno, uno aprovecha y de paso sale antes de la oficina. Siempre es buen momento para hablar con Vero, la reina madre del mundo bloguero, híper generosa con todo lo que aporta.

Sin pestañear me dice que tiene un par de temas que le interesan: comidas para cuando trabajas en tu casa y qué hacer con las sobras.

A ver, 'home office' tiene un aura casi romántico, con todas esas fotos de Pinterest de escritorios pulcros y blancos, donde todo combina con todo y los que trabajamos en oficina ajena pensamos que nos estamos perdiendo algo. La realidad (lo digo por experiencia propia) es bastante distinta, como pasa siempre. Pero ese no es el tema que nos toca hoy.  Lo que si hacemos todos es comer, no importa donde trabajemos.


Y al final la comida de home office se junta con la de sobras, porque la realidad es que cuando cocinás para uno es difícil calcular exacto. No imposible, pero yo por lo menos me paso siempre. Ni hablar con los licuados a la mañana que termino con tres cuartos de licuadora para tomar sola.

Así que las recetas de hoy tienen en cuenta lo que quería Vero - a ver si todavía me pone en la lista negra, ja - y cómo de un par de cosas se pueden hacer variantes de comidas. También agrego algunas ideas, sin fotos. Y quién dice me copo y empiezo a hacer un post regular sobre este tema. Da para mil recetas. Mil.

Es importante aprender a comprar. Cuando come uno, o dos como máximo, la comida dura. Un paquete de pasta o granos son varias comidas. Ni hablar si te copaste porque viste mucha fruta y verdura buena y volvés con dos o tres bolsas. Además de tener que re-organizar la heladera - trabajo aburrido si los hay - es bueno por ej. limpiar las verduras de hoja y ponerlas secas en un tupper, cuidado con guardarlas húmedas porque se pudren ahí nomás. A mí me pasaba siempre con la rúcula. En realidad me sigue pasando. Aprendo pero me olvido.


Si son organizadas, y hacen cosas como planear el menú de la semana - desde ya que sólo tengo admiración por ustedes - es bastante fácil. Hay que aprender las cantidades a comprar.

Si son como yo que no pueden ni planear lo que se van a poner mañana para ir a trabajar (como si hubiera alguna variación nueva entre las 12 cosas que me pongo siempre), hay que ir día por medio o cada dos días a hacer compritas. Sí, porque es de a poco, acuérdense que todo dura.


Introducción a las recetas…

Estas recetas son adaptables y aceptan variaciones. La idea es tener alternativas con ingredientes de todos los días, como el arroz o el pollo. O la eterna pasta que ya no sabemos de qué disfrazarla. Y que si hubieran crecido en mi casa, hubieran terminado comiendo tortilla de fideos seguido, receta emblema de mi madre. Acá la pasta es seca y gratinada con quesos. Les paso la receta base, pero a veces le agrego panceta dorada, jamón, algún resto de calabaza y/o zanahoria al horno que sobró, cebolla de verdeo, un poco de picante, arvejas...


La receta del pollo es tan simple que no esperás que sea tan rico. Pero hay combinaciones que no fallan. Aprender a balancearlas es fundamental. Por eso saber sazonar es tan importante. Pocos ingredientes bien condimentados y estás para sentarte a la mesa.


El bowl hoy está hecho con arroces, pero quínoa queda muy bien también. Trato de usar yamaní o de jazmín junto con arroz salvaje, ese negro - que me hace acordar a las espinas del pino de mi casa cuando era chica - que a veces es prohibitivo por el precio. Hoy no tenía, pero vale la pena. Tiene un gusto lejano a nuez que combina con todo. Usen semillas, como las de girasol o sésamo que ven en las fotos. Todos esos detalles agregan mucho y son igual de fácil o difícil que cortar un tomate y una lechuga para hacer una ensalada.



La variante de este bowl que como muy seguido es el de esta foto de Instagram, que tiene arroz, palta, choclo y un aderezo asiático que me encanta. Si les queda pollo es el ingrediente que faltaba para un almuerzo más power.

Otro rubro increíble para armar comidas al paso son los pestos. Mis favoritos son el pesto de tomates secos - número uno total - que lo uso hasta para base de pizzas mezclado con la salsa de tomate, y el pesto de espinaca, rúcula y limón. Los usan con pastas, arroz, con un poco de crema como salsa para pollo, untado en el pan de un buen sándwich de cualquier cosa. Infinitas posibilidades.

Todas las cantidades de las recetas son aproximadas. Depende del bowl y del hambre. Un poco más o menos de alguna no pasa nada. Hay que ir viendo lo que a uno más le gusta.

Coman rico, compren bien y disfruten con la gente que quieren. La comida tiene que ser un placer. Siempre.



BOWL DE ARROZ, RÚCULA, GIRASOL Y ADEREZO DE LIMON


2 tazas de arroz cocido (yo uso mezcla de yamaní, jazmín, basmati y salvaje depende que tengo).
1/2 palta, cortada en gajos o cubitos
Rúcula picada
1/2 cebolla de verdeo chica, picada
1 o 2 cucharadas de semillas de girasol, si están tostadas mejor
Tomates cherry o 1 perita, cortado en cubitos
1 cucharada jugo de limón recién exprimido
3 cucharadas aceite de oliva
Sal y pimienta negra a gusto

Poner en un bowl el arroz con la rúcula mezclada. Agregar la palta, verdeo y tomates. Mezclar el limón con el aceite, sal y pimienta a gusto. Agregar al bowl y por encima las semillas.

  
BOWL DE ARROZ, CHOCLO, PALTA Y ADEREZO DE SÉSAMO


2 tazas de arroz cocido, la mezcla que quieran
1/3 palta, cortada en gajos o cubitos
1/2 taza de granos de choclo
2 cucharadas de semillas de sésamo, tostadas
1 1/2 cucharadas salsa de soja
1 cucharada vinagre de arroz
1/2 cucharada mirin (sake para cocinar)
1 1/2 cucharada aceite de sésamo
Sal y pimienta a gusto

Poner en un bowl el arroz mezclado con el choclo. Agregar la palta. Mezclar salsa de soja, sake, vinagre y aceite en un bowl o frasco. Sal y pimienta a gusto. Agregar al arroz y por encima las semillas de sésamo.


PASTA GRATINADA CON QUESOS

1/3 taza queso crema
1/3 taza leche
60g queso sardo o parmesano rallado
100g queso muzzarella en cubitos
60g queso azul desgranado
1 taza pasta corta seca
1 cebolla de verdeo chica, picada
Sal y pimienta negra
Tabasco si quieren, un par de cabezazos
Tomillo fresco, pizca grande

Prender el horno a 180ºC. Tener listos un bowl chato para horno.
Cocinar la pasta al dente. Escurrir y poner en un bowl. Agregar un chorrito de aceite de oliva para que no se pegue.
Agregar el queso crema, la leche y la mitad de los quesos.
Sazonar con sal, pimienta, tomillo y si quieren tabasco. Mezclar todo bien.
Poner en la fuente, agregar el resto de los quesos por arriba y cocinar 15 a 20 minutos. Los últimos 5 minutos, llevarlo un poquito al grill si tiene para que se dore bien. ¡Que no se les queme!



POLLO AL LIMON CON ARROZ


1 pechuga de pollo en cubitos
1 taza arroz cocido
Jugo de 1 limón
4 o 5 cucharadas aceite de oliva
1 chorro de vino blanco o jerez
Tomillo un poquito, fresco o seco
Perejil picado, 2 cucharadas
Sal y pimienta negra
Pimentón molido

Poner el aceite en una sartén a fuego medio alto. Agregar el pollo, sal, pimienta y el jugo de limón (yo lo exprimo directo sobre la sartén con la mano).
Cocinar hasta que empieza a dorarse, dando vuelta los pedazos para que se cocine parejo.
Hacer lugar en una parte de la sartén y agregar el arroz cocido. Mover para que no se pegue mucho.
Agregar el chorro de vino y dejar evaporar, raspando el fondo para que se levante los pedacitos.
Sacar del fuego, agregar el perejil y pimentón. Chequear que no falte sal.
Mezclar y servir en un bowl.


¡Muchíchíchíchísimas gracias Pau por coparte con este súper nutrido, inteligente, divertido y sabroso post! Mis mediodías jamás serán los mismos, e intuyo que nuestras cenas tampoco ;) ¡Gracias totales por la magiaaaaaaaaaaa culinaria!


Cocina Central



Todas las fotos de este post pertenecen a Pau Montenegro. 

10 comentarios

  1. Genial genial! Perfecto para los que trabajamos desde casa o para los que estan poco y nunca tienen tiempo de hacer algo rico, ya se lo paso a todas mis amigas!
    Pau es brillante, la empece a seguir hace poco en IG, me encantan sus recetas, sus fotos y su simpleza!
    Por mas de estos post chicas!
    Besos :)

    ResponderEliminar
  2. Vero! Que lindo que quedó! Amé escribir esto para vos y tus lectoras. Todo lo que hacés es genial y del post mal formateado que te mandé, en un ratito armaste esto! Besos miles a vos y tu generosidad! (y decile a tu mama que el mes que viene aumenta la cuota... jaja!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAAJ le aviso :) y tu post fue un placer de armar querida! gracias en serioooooooo <3

      Eliminar
  3. Qué genias! Las leo sentada frente a la compu, mientras almuerzo en mi home office ;) Una sopita de fideos y una milanesa de soja con queso gratinado. Medio triste ...
    Las recetas están buenísimas y les prometo ponerlas en práctica. Gracias!!!
    Tuve que ir a leer el post de la tortilla de fideos porque me sentí muy identificada. En mi casa materna era un clásico y ahora es un clásico acá en mi casa!! Pero la hacemos sin huevo. Te lo recomiendo, queda más sequita/doradita/riquísima. Acá la amamos!!!
    Beso grande!!!

    ResponderEliminar
  4. Pero que ricor todoo, aunque soy dulzona todas las recetas de Pau me pueden!
    Besos Verin!

    ResponderEliminar
  5. Qué buenoo!! No conocía las reetas de Paula, gracias!!! (y las fotosss, mon dieu)

    ResponderEliminar
  6. me alegra muchísimo que les haya gustado y servido este post chicas!!! eso de laburar en casa y no tener más una idea hay que resolverlo! gracias santa pau por llevarnos por buen camino jajaaaj!

    besos a todas y aguanteeeeee la tortilla de fideos materna!!!

    ResponderEliminar
  7. cuando dos grandes se juntan salen cosas ricas como estas! jaja me encanto! besos

    ResponderEliminar
  8. Oh no... y pensar que mi almuerzo fueron unas rodajas de chorizo frio y pedacitos de bondiola fría... ok. le puse un poco de honey moustard, pero no suma ni medio poroto eso.
    Quiero ser Pau! O Vero! (al menos hoy)
    Besos, lindas!

    ResponderEliminar
  9. que buenas! me encanta leer a Paula! tengo muchas de sus recetas guardadas, me encantan!!! Este post es genial para las que trabajamos desde casa y nos damos cuenta tipo 1 que es hora de almorzar!! Besos

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.