BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Lo que pasa es que todos tenemos suerte de que Andre Enjuto esté escribiendo

  • 8/4/22 -

 

PLAY | PLAYLIST ALMA | That's the Dream – Dan Romer (Luca OST)

 

 

Esta historia comienza así…

 

Un buen día, Instagram se despierta generoso y se le ocurre mostrarme un post de Andrea Enjunto, con el que me entero que a) Andre escribió un libro y b) estaba sorteando dos. Me puse contentísima por la noticia, y como no tengo nada que perder, me anoté en el sorteo. Y gané. Wiiiii. Pero gané mucho más que un libro…




Foto por Flor Papucci


Gané conocer una escritora fascinante, que sabe encontrar la magia de la cotidianidad, que se configura a través de sus recuerdos, las ausencias y las presencias (¿qué sería de Andre sin su objeto volador no identificado?), que se revela escrito a escrito con sutileza, y al mismo tiempo, con la profundidad de una mujer que sabe entrar bien adentro de lo que es (y de lo que puede llegar a ser). Gané conectarme con mis propias emociones, recuerdos, y puntos en común con ella (y creo que no porque soy yo, Vero, creo que a todos les pasaría en algún punto lo mismo). Gané ganas de irme a acostar lo más despabilada posible para leer un poco más. Gané saber que hay una escritora maravillosa ahí afuera, que tiene la capacidad de hacer trascendente el papel, válidas las palabras y agradecido el momento de lectura. Muy agradecido.

 


Lo que pasa” es el nombre del libro, y lo que pasa es que tuve mucha suerte de llegar a él.

 

Y ahora quiero que todos ustedes lleguen a él porque les aseguro les va a hacer muy muy muy pero muy bien, en muchos niveles que ustedes mismos descubrirán :)

 

Vamos a empezar por el principio. Ella es Andre Enjuto:

 


Yo tuve el placer de conocerla gracias a Nat Capacio en su rol de Embajadora Ladies Brunch Rosario; y el placer es compartir su historia…

 

 


Mi formación profesional es Lic. en administración de empresas y me especialicé en Metodologías Agiles como Modelo de Negocio, Design Thinking y otras. Acompaño a empresas y profesionales por medio de consultas y capacitaciones.

 



La escritura siempre estuvo presente en mi vida desde lo íntimo, lo personal. Como una necesidad para entender el mundo y entenderme, de poder sacar de mi interior lo que me dolía y verlo afuera, de poder documentar lo vivido para no olvidarme.

 

Con la llegada de la maternidad empecé a inventar y narrar historias a mis hijos y surgió otro mundo. Jugábamos que ellos elegían dos personajes (uno cada uno) y yo los tenía que unir en un cuento. Mi imaginación se disparó. A veces me decían "mamá contame el de ayer nuevamente" y yo no lo recordaba. Un día mi marido me grabó con el celu sin que yo lo supiera detrás de la puerta de la habitación de los chicos. Los tres se quejan de que no haya registros de esas historias, yo les digo que son solo nuestras.

 


Hermoso eso Andre. Los cuentos son una poderosa forma de conexión con nuestros hijos. Con Dindu inventamos el juego de mirar a peatones mientras vamos juntas en el auto e inventar quiénes son, cómo se llaman, de dónde viene y hacia dónde van. Nos turnamos y llevamos la historia hasta donde dé, para luego darle el turno a la otra. Que me lo pida jugar ella enciende mi alma de madre contenta :)

 

Me fui por la tangente jijii, retomemos el hilo de Andre…

 

En el 2018 más o menos empecé a tener entre clientes varios artistas y profesionales de industria creativa. También diseñé y empecé a dictar unos talleres sobre creatividad que fueron una bomba para los que asistían pero para mí misma, es como si lo que les decía a otros e inclusive les acompañaba a lograr, me lo estuviese diciendo a mí por lo bajo también.

 

 


La idea del libro propio vino más de afuera, amigos, vecinos, familiares me decían "vos tenés que escribir" (así, en imperativo), muchos iban un pasito más allá y me decían "tenés que escribir sobre creatividad", de esto o de aquello, siempre sugiriendo temas de mi expertise profesional. Sabía que quería escribir pero no me entusiasmaba ir por ahí, o al menos empezar por ahí. Sentía que estaba todo dicho, me daba fiaca. Se había despertado con las noches de cuento en la cama de mis hijos otro deseo, otra llamita.

 

¡Aguante que le diste bola a esa llamitaaaa! Muy agradecida por eso…

 

Una amiga me invitó a un taller de escritura de un día para el otro en la librería Mal de Archivo de Rosario, lo dictaba Agustina Rabbaini (hoy editora de mi libro y amiga). Tenía que escribir de una tarde para otra sobre un recuerdo de una receta familiar. Lo escupí literalmente sobre la hoja, fue como una catarsis. Lo leí al día siguiente en voz alta en el taller y lloré. Agustina me dijo "vos ya escribís". (Ese texto está en el libro y es sobre las lentejas*).

 

* Me tomo el atrevimiento de copiar una frase de ese recuerdo porque es sustancial:

 

También me mostró que valía la pena que alguien se tomara alguna molestia por mí.

 

(Y otra nota al pie: “Del Bosque Florido: una vida en recetas es un libro maravilloso de Agustina Rabbaini, de esos que te abrazan y suben la vara de lo que te gusta leer).

 

 


En la cuarentena hice taller online con Agustina y empecé a sacar textos que tenían que ver con mi historia. No sé por qué surgieron esos textos y no otros. No los mostré a nadie, no le conté a nadie lo que estaba haciendo. Era casi una necesidad.  Un día Agus me dijo "…porque para el libro, porque vos vas a tener un libro, sabelo". Luché con la idea de que a alguien le pudiese interesar, el síndrome del impostor, y todas las críticas interiores típicas de cuando uno se anima a hacer algo nuevo, a crear fuera de su zona conocida.

 

Pero el libro pedía salir. Y los textos empezaron a hilarse uno con otros. Lo que más me costó fue seleccionar algunos y dejar fuera otros. Y también darles un orden, que no quería sea cronológico.

 

Una cosa que también hice fue inscribirme a un mundial de escritura. Fueron 12 días de escribir a diario en base a consignas y con una cantidad de caracteres mínima. Quería entrenarme, hacerme el hábito, demostrarme a mí misma que podía. No llegué a ganar nada y tampoco era mi objetivo (más de 10 mil inscriptos) pero sí tuve una sorpresa: se juega por equipos, y cada equipo, formado de personas de distintas nacionalidades y edades vota internamente qué texto va a representarlos en la competencia final. Mis compañeros, desconocidos hasta entonces, votaron un texto mío (21 gramos). Para mí fue una especie de señal.

 

Y Andre escuchó esa señal, “Lo que pasa” está agradecidamente entre nosotros :)

 



“Lo que Pasa” es una colección de textos cortos, instantáneas de personas y momentos, ilustrado por Maite Ortiz.

 



En este post de Andre pueden leer lo que para ella representa haber trabajado con Maite.

 




Con la colaboración en edición de Agustina Rabaini y diseño de Vale Boquete.

 

 

El libro se puede comprar online acá con envíos a todo el país, y se consigue en:

 

ROSARIO

@maldearchivo

@olivalibros

@libreria.independencia

@oslolibros

@belle.espaciocreativo

 

CABA

@tiendalechuga

@ocio.casadelibros  

@ventadelibros_palermo

@ceramicasdelpatio

 

CORDOBA

@casitadelibros (La Cumbre)

@en1lugardelamancha (Córdoba Capital)

 

 

Para mí “Lo que pasa”, tiene dos capítulos, uno es el proceso de crear algo y verlo terminado, cerrado, en la calle. Listo, ya está, festejo haberlo logrado. Suelto lo que puede pasar con eso. El segundo capítulo es lo que sucede cuando la gente empieza a leer. Eso me voló la cabeza, no tenía idea cómo iba a funcionar lo que escribí, creo que ni siquiera me lo pregunté. Estoy maravillada del feedback que recibo, gente que no conozco que se toma el trabajo de buscarme y contactarme para contarme cómo vivió su lectura, si lloró, en que se sintió identificada, cosas de su vida. Este ida y vuelta es un regalo inesperado, y me hizo ver que los temas (duelo, pareja, maternidad, sentirnos invisibles, nostalgia por el paso del tiempo) son más universales de lo que pude pensar. 

 



Si pudiera compartir algo que aprendí con todo esto es que pasar del deseo a la acción es muy poderoso, y que cuando abrimos nuestro corazón, nos animamos a la vulnerabilidad, suceden cosas inesperadas, maravillosas.

 

 



Por supuesto voy a seguir escribiendo. Me afectaron los incendios en Corrientes y salió este texto, por ejemplo. No sé cuándo voy a sacar otro libro ni qué temática, pero no voy a dejar de escribir, también me entusiasma mucho entrevistar gente (hice podcast y varios vivos y los disfruté mucho).

 

Además de poder disfrutar su lectura en Instagram, tenemos un canal más para seguir los pasos (o letras) de Andre:

 

Arranqué Random, un newsletter que va por su segunda edición en una plataforma que, además de generar un envío de email a los suscriptores, tiene un formato de blog donde van quedando guardados como entradas.

 

Y la historia todavía no termina. Al contrario, puede empezar para muchísima gente más…

 


Mucha gente me empezó a escribir preguntándome como hiciste con esto o aquello. Desde cómo hiciste para encontrar tiempo para escribir, como financiaste el proyecto, o si conviene autopublicar. Decidí armar un taller online, mezclando un poco herramientas de mis talleres de creatividad pero incorporando la experiencia de mi libro. Se llama Proyecto Libro y será mañana 9 de Abril:

 

Está dirigido a personas que se encuentren considerando escribir un primer libro, o ya se encuentren trabajando en ello y necesiten definir cuestiones como financiamiento, corrección, fijar precio, canales.

 

Armé este taller en base a herramientas profesionales que utilizo ayudando a otros a idear y gestionar sus proyectos creativos y también contando con la experiencia que adquirí en el proceso de escribir y publicar mi primer libro. Te voy a contar TODO. Y el grupo va a ser pequeño para que podamos trabajar y tener un buen ida y vuelta.

 

Acá pueden leer el temario y sacar su pase :)

 

 

Ahora sí, llegamos al final del post y sólo puedo agregar lo siguiente..

 

Lo que pasa es que todos tenemos suerte de que Andre Enjuto esté escribiendo :)

 

Gracias Andre por compartir tu camino y por escribir :)

 




¡Feliz fin de semana a todos!

 

Andrea Enjuto
https://linktr.ee/andreaenjuto
https://www.andreaenjuto.com/
https://www.instagram.com/andreaenjuto/
enjutoa@gmail.com
Rosario, Santa Fe.
 

Todas las fotos de ese post pertenecen a Andrea Enjunto excepto la primera, que pertenece a Flor Papucci. Las dos ilustraciones son de Maite Ortiz


1 comentario

  1. Increíble lo que surgió al contarle cuentos a sus hijos, me encantó!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.