APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Oh Margo: la alegría profunda y perdurable de emprender de a dos

  • 6/11/19 -


PLAY | PLAYLIST ALMA | Algo quiero querer – Fanny Lu (Soundtrack Enredados)

¡Qué buen díaaaaaaaaaaaa, lleno de alegríaaaaaaaaaaaa! Para el que está apurado y sólo puede ver fotos, estoy segura que esa recorrida visual le dará la alegría que propago; pero para que el que tenga un poquito más de tiempo y lea, encontrará alegría profunda y perdurable.


Yo estoy un nivel más allá de esa alegría profunda y perdurable: a ese sentimiento tan buenazo le sumo admiración y una ronda de aplausos. A quien felicito es a Marie de Oh Margo, y a su amiga y socia Ceci, clave en la evolución de una propuesta que, desde que la conocí en 2015, enloquecí…




Pasaron más de cuatro años desde ese primer encuentro con Marie y el fruto de su innegable talento, Oh Margo. En todo este tiempo su creatividad se potenció, su llegada a toda la Argentina se expandió y su aporte a la comunidad virtual se tornó en invalorable. La clave está en creer y crecer juntas, en pedir ayuda cuando es necesario, en confiar en otro para delegar y encontrar una nueva forma de emprender una pasión, de llevarla al próximo nivel. Es un placer para mí repasar la historia de Oh Margo y celebrar que Marie y Ceci se encontraron trabajando juntas…



Mi nombre es Marie. Oh Margo comienza en 2010 como una idea en mi cabeza. En 2011, decido dejar mi trabajo como diseñadora gráfica en una institución cuyos valores no compartía, para trabajar por mi cuenta. Durante largos años, mi ‘trabajo’ fue un hobbie: pintaba tazas a mano.

¡Y qué tazas querida! Tu elefante feliz sigue siendo una de mis tazas favoritas y solicitadas para darme los buenos días :)


En 2012, gracias a las redes sociales, llega el primer cliente mayorista y decido darle prioridad a este canal de venta, y dejar en segundo plano el canal minorista. En 2013, registro la marca en INPI. En el año 2015, lo hecho a mano para mayoristas no era un buen negocio, entonces decido entrar en el terreno de la confección textil para bebés, delegando el proceso a una diseñadora de modas amiga y a su costurera, dedicándome sólo al diseño de estampas y a la distribución.




La demanda mayorista comenzó a crecer, sumada a la tienda online. Era un caos con grandes y pequeños pedidos que no podía abastecer. Entonces decido pedirle a Ceci que sea mi socia.


Para que un negocio crezca es necesaria la división de tareas.

En febrero de 2016 Ceci se suma a Oh Margo. Trabajando de sol a sol juntas en mi Marie, es aquí que se comienza a producir en serie (en serio). “Hecho a mano es mejor” fue el lema de la marca por mucho tiempo, por lo que tomamos la decisión de estampar en serigrafía y trabajar con costureras en lugar de talleres. La idea siempre fue que cada persona involucrada, haga lo que le gusta.


Haciendo publicidad en redes sociales logramos llegar a más locales donde vender los productos. Nos dimos cuenta que algunos tenían más rotación que otros. Con lo poquito que nos quedaba de ganancia, decidimos contratar a una contadora que nos cuente verdad al respecto de nuestros resultados.




Mientras, seguíamos haciendo muchas cosas a mano.

Nos largamos a la Expo Presentes (La Rural) a buscar más clientes mayoristas y a seguir aprendiendo. Aprovechamos esos viajes a CABA para invitar a nuestros clientes más fieles a pasar por nuestro stand y hacerles regalitos.


En 2017, con lo que ganábamos, decidimos alquilar un espacio para trabajar. Nuestro tan anhelado estudio, donde armamos los pedidos mayoristas y, a veces, hacemos pequeñas ferias. Con el paso del tiempo pudimos delegar lo urgente: Jose y Coti nos ayudan a armar pedidos y a cortar telas, mientras nosotras nos ocupamos de lo importante: las estrategias de venta y mejorar los productos que ya tenemos.


Pasamos de ser autoempleadas (que todo dependa de nosotras) a delegar y tercerizar, cuidando el costo del producto para que el mayorista pueda venderlo al consumidor final.


Siempre nos pareció muy importante mostrar los productos en vivo. Esto nos permite ver la reacción de la gente, y su expresión nos anima a seguir buscando ideas. Además, muchas personas que nos conocían por redes, nos decían que en vivo, eran mucho más lindos.

En 2019 quedamos seleccionadas en el Mercado de Frutos Culturales (Rosario). Sin darnos cuenta, gracias a las redes sociales, con nuestras frases ilustradas, nos convertimos en motivadoras.


Nos convertimos en referentes en lo que respecta al emprendimiento de producto. Gracias a este trabajo conocimos a dueñas de muchas marcas que fueron creciendo con nosotras en otros lugares del país. Pero sobre todo, a nuestros proveedores que no los cambiamos por nada en el mundo.



Somos Marie y Ceci, dos amigas que una vez nos unimos para crear algo más grande que nosotras.

Oh Margo es nuestro cable a tierra, es el lugar donde late con magia nuestro corazón. Donde podemos crear historias y llevar a cabo nuestros inventos. Oh Margo nos da libertad de expresión, nos permite tener más capacidad de acción en este mundo. Nunca tuvimos mucha certeza de hacia dónde vamos, pero tenemos una coherencia interna que va guiando nuestros pasos.


Vamos fluyendo con nuestro arte y nuestro propósito, poniendo nuestros talentos al servicio de los demás. Estamos sosteniendo un mundo mágico y nuestros productos van tejiendo una red invisible llena de colores.

Queridos lectores: ¿cumplí mi promesa de asegurarles alegría profunda y perdurable, con tintes fuertes de admiración y necesidad orgánica de pararse a aplaudir a Marie y Ceci? Espero que sí :) Y espero que juntos celebremos esta forma de trabajar: unidos, auténticos, con valores y capacidad de sostenerlos en el tiempo, respetuosos tanto con el propio equipo de trabajo como con quienes están al final de la cadena productiva: los clientes. Celebremos que Oh Margo existe y es bandera de motivación, alegría y orgullo nacional :) ¡Felicitaciones chicas, y gracias por la magia!


¡Muy feliz miércoles a todos!


Oh Margo

Todas las fotos de este post pertenecen a Oh Margo.

No hay comentarios

Publicar un comentario

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.