APERTURA

CRÉDITO APERTURA

Apertura: Vero Mariani.

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Pauli Barcia, la fotógrafa del Amor

  • 25/2/19 -


PLAY | PLAYLIST ALMA | Sand In My Shoes – Dido

Gracias a Gali Lafferriere, diseñadora gráfica y creativa todo terreno (y sin fronteras), conozco a muchísima gente y proyectos muy interesantes. Pauli Barcia, de 22 años, es un fiel ejemplo, no sólo de expresión creativa auténtica, también de la calidad humana que hay detrás de un emprendimiento que se potencia cuando conoce (y trabaja) con Gala. Así que este post se lo dedico a ella, un grazias grazias enorme por linkearme a personas maravillosas. Ella es Pauli... 


Pauli, ahora te toca a vos. Mostrá tu magia…







Sus registros de amor y vida me encantaron instantáneamente, pero hubo un click activador de post (jajaja) después de leerla en Instagram. Ahí descubrí que Pauli es principalmente testigo del Amor. Así, con mayúsculas. Porque si bien se especializa en fotografías de boda (quizás la máxima expresión de amor del ser humano), ella retrata amor en todas sus manifestaciones, relaciones y extensiones. Tiene una sensibilidad tan maravillosa que conecta con su entorno, sus personajes principales y con el clima que se genera detrás de un “sí, quiero”, de una visita al estudio de un artista o la captura de un momento real que se le manifiesta cuando tiene la cámara en la mano.  Me encanta lo que dice en imágenes, y cómo completa el mensaje en palabras. Ésta es su historia…





Como siempre le digo a mis alumnos, empecé en el mundo de la fotografía por suerte. No soy de esas historias que estudié o trabajé de ingeniera o abogada y después el arte me encontró, aunque me intrigaría mucho saber que habría pasado si hubiese sido así.


Ultimo año de la secundaria, caos mental de qué estudiar, imaginate. En un año pase desde psicología forense hasta asistente social. No sabía qué hacer, ni donde estudiar, ni nada. Nací en Uruguay y me crié en el sur de Argentina. Por ende mis posibilidades de estudio eran más amplias, y mientras más opciones uno tiene,  más se marea jajaja. Fui a hacerme un test vocacional que me confundió aún más. A todo esto, yo ya tenía una cámara guardada en mi habitación que me compré cuando tenía 15 años con los ahorros que pude juntar. Pero nunca había hecho ningún curso, y mis fotos no salían de animales, paisajes y hojas en salidas familiares. Entre caos y caos empecé a fotear a mis amigos, y ahí me di cuenta que podía volcar mi interés por las personas pero desde otro ángulo. A los meses empecé a trabajar para una productora de acá (Bariloche) y a hacer cursos paralelamente. Esto me sirvió mucho, ya que fueron ocho meses de aprendizaje que a la vez estaba poniendo en práctica. Decidí abrirme, y me tiré a la pileta como freelance a los 18 años. Ni lo pensé, me arriesgué completamente.


¡A eso llamo yo ser valiente! Y lo bien que hizo seguir sus impulsos ;)

Al principio hacia cumpleaños de quince, ya que la diferencia de edad era mínima y la onda que tenía con las quinceañeras era divina. Pero por casa me dijeron - ¿y el título, para cuándo?- así que empecé a investigar que estudiar. Tengo la suerte de tener dos padres que me apoyan, y no me exigieron nada en particular, pero sí que estudie algo. Probé diseño gráfico en Bariloche, y duré dos cuatrimestres. Me gustaba mucho la carrera pero no me veía trabajando de eso, le quitaba tiempo a las fotos, y lo que aprendí lo supe aplicar a mi propia marca de fotografía, entonces estaba satisfecha. Buscando nuevamente qué estudiar, gracias a Google llegué a la Universidad de Cine en Buenos Aires. Y acá estoy, en mi último año para recibirme de Dirección Cinematográfica. Yendo y viniendo por trabajo, durmiendo poco, organizando mi tiempo, pero feliz con lo que pude lograr.


La fotografía me permite viajar, conocer lugares, conocer países y conocer personas con distintas culturas.


Por ahora no trabajaría en el mundo del cine. Probé trabajar en publicidad y tampoco me gustó. Amo la fotografía, los casamientos, las familias, los artistas, las personas y los gestos. 



Por ahora prefiero el mundo fijo y no el movimiento. Pero lo que aprendí estudiando cine no tiene nombre. Todo lo que pude aplicar a nivel legal, estético y logístico es increíble. De a poco también me fui enamorando más y más, fui encontrándome conmigo misma y anclando lo que hago como un parte de mí y no como un trabajo.


Como buena enamorada, se enfocó en el amor (y en todas sus texturas)…

También entiendo que voy mutando, como cualquier persona, y que eso también hace que vaya mutando mi relación con la fotografía. Como mencione más arriba, hoy tengo una locura por las personas, las emociones, los colores, las texturas. Por ahí mañana me llame más la atención la arquitectura y las líneas. Nunca se sabe. Pero la etapa que estoy viviendo hace ya tres años, con altas y bajas, acelerando y frenando, me encanta. Actualmente trabajo con parejas, artistas y familias. Todas tienen en común el amor, y eso es lo que me motiva a seguir foteando. Porque lo que aprendo con mis clientes no tiene precio, distintas formas de pensar el amor, de demostrarlo, de sentirlo y de vivirlo. No solo los retrato, también aprendo a leerlos y a entenderlos. ¡Y eso me encanta!





Y ya desde el año pasado empecé a enseñar. Dicté cuatro workshops (tres en Bariloche y uno en Montevideo), y dos cursos online con gente de distintos países. Enseñar también me vuelve loca, refuerza mi amor por esto y me recuerda de donde vine constantemente. Me gusta enseñar y animar a las personas a confiar en lo que quieren hacer, y a crear del mundo de la fotografía, su propia marca para poder vivir y sobrevivir con esto.





¡Y con garra todo todo se puedeeeee!

Ni la edad, ni las personas, ni nada te impide formar algo cuando de verdad se quiere. Con 21 años, casi al cumplir 22, fui reconocida entre los 10 mejores fotógrafos de bodas de argentina por WPJAR, sembré una semillita en mis alumnos, ayudé a dar un empujón a los que estaban en duda, tuve el honor de documentar momentos importantes para personas, y viajo. ¡¡¡Mas chocha imposible!!!


Chocha quedo yo, que ésta talentosa corresponsal del Amor y del Ser Humano de por comenzada la semana en Alma. Gracias Pauli por compartir tu historia, tu mirada, tu sensibilidad tan hermosa. Que la vida siempre te regale amor para fotografiar :)

¡Muy buen lunes a todoooooooooos!

Paula Barcia


Todas las fotos de este post pertenecen a Paula Barcia.



3 comentarios

  1. Bravoooo!!!! Pauli es lo más de lo massss!!!! Coincido con cada elogio y forma de describirla.

    Que hermoso haber conocido un poco más de su recorrido. Altamente inspirador!!!

    ResponderEliminar
  2. La amo !! Es una persona hermosa !

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicas por sus comentarios :) Pauli es una genia <3 Besos y buena semana :)

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.