APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

CRÉDITO APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Couchsurfing y House Sitting, por Lau Gambale

  • 6/10/17 -





¡Muy buen día! El cast de New Girl nos hacen un huequito para leer cómodamente el post de hoy, una nueva colaboración brillante de Lau Gambale, periodista y directora de la Comunidad del Trueque. Hoy nos cuenta sobre el Couchsurfing y el House Sitting, dos formas de viajar y vivir nuevas culturas como locales sin intermediación de dinero, ¡y con mucha buena vibra colaborativa! :D


Couchsurfing y House Sitting
Por Laura Gambale, Comunidad del Trueque

Hoy quiero compartir algunos detalles esenciales de dos prácticas que nos permiten viajar y adentrarnos en la cultura de su gente de manera directa. Se llaman Couchsurfing y House Sitting. La primera propone dormir en casas ajenas y de todo el mundo a cambio de futuros recibimientos en nuestra propia casa; y la segunda, cuidar las casas y mascotas mientras sus dueños están de viaje.  ¿Las escucharon alguna vez?

Ahorrar en hospedaje puede ser una de las primeras causas que nos alienta a probar una o ambas prácticas tan presentes en el universo de la Economía colaborativa. Y es súper válida, aunque solo sea la punta de un ovillo muchísimo más largo y colorido.

Hablemos de Couchsurfing
Dormir en el “sofá” de una casa que está dispuesta a hospedar a viajeros, como lo propone la red de Couchsurfing mundial, nos abre la puerta a detalles mínimos y cotidianos, potenciando intercambios culturales ricos e inmediatos. Puede generar desconfianza en un primer momento pensar en dormir en la casa de un desconocido, ¿no? Pero en realidad no hay por qué temer, ya que pertenece a una comunidad donde cada miembro deja una referencia veraz tanto de aquel que pasó por su casa, como aquel otro que utilizó el servicio. Además, si fuera inseguro, esta red mundial no hubiera podido prosperar, siendo Buenos Aires una de las ciudades con una de las comunidades de couchsurfing más activas del mundo. ¡Esaaaaa!

Los museos, las excursiones turísticas, los puntos tradicionales, claro que seguirán estando en la agenda para mucho de los que decidamos planificar un viaje a un determinado país, pero ahora también habrá opciones más económicas y con acceso directo a su gente.

Conocer a los lugareños siempre es una buena puerta de entrada a esas charlas condimentas de pequeños-grandes detalles que nos hacen palpar una cultura que, en un primer momento, nos podía resultar lejana.

En lo personal, siempre que puedo elijo compartir el máximo tiempo con ellos y participar en sus tareas cotidianas: en la preparación de alguna comida típica, en una compra al mercado con mejores propuestas y precios, o una salida por los bares de la zona. El arte callejero y los espectáculos en pequeña escala también marcan el termómetro cultural del lugar. Intercambiar gustos literarios y escuchar en compañía algún programa de radio popular es otro punto que-me- fascina. 

House Sitting es la otra propuesta de intercambio colaborativo y que tengo pendiente para mis próximos viajes.

En este caso se pone a disposición la casa mientras sus dueños están de viaje, a cambio del cuidado de ésta (que incluye mantenimiento de jardín, de huertas, correo, entre otras). Algunos anfitriones también piden por el cuidado de las mascotas en su ausencia. Por lo que estuve leyendo a través de los testimonios de personas que lo utilizan con cierta frecuencia, no hay límite de edad… ¡Así que no se necesita ser joven y audaz para lanzarse al mundo y viajar, eh! ¿No es genial?

Un dato importante: En Argentina aún no está muy difundida esta práctica, y los países donde más se utilizan al momento son Australia, Inglaterra y Estados Unidos. Pero arranquemos por probar y en un futuro importarla, o mejor aún, adaptarla a las necesidades y posibilidades de nuestro país.

En el libro online La Guía de House Sitting de Magalí Vidoz, hay una infinidad de relatos acerca de su propia experiencia ganada en cuatro años de viaje sin parar cuidando casas, huertas, jardines y a más de 30 mascotas. Creo que es otro dato interesante para animarse a probar nuevas formas de compartir recursos con el plus de que ya fueron testeadas.

Antes de despedirme les detallo algunas plataformas confiables y por supuesto que si tienen comentarios o quieren aportar sus experiencias ¡son bienvenidos!


Couchsurfing

House Sitting

La Guía de House Sitting de Magalí Vidoz



Comunidad del Trueque



¡Colaborá con el proyecto de la Comu en Ideame!


2 comentarios

  1. Qué lindo post! Viva la energía colaborativa!!! Personalmente probé couchsurfing y la verdad que me gusta mucho la aplicación. Me hospedé con 2 amigas en 2 casas diferentes y las experiencias fueron geniales,conocimos gente súper copada, en una de las casas pasamos una fecha típica de ese país con toda la familia de los anfitriones, hermoso! también ofrezco mi casa por esta aplicación, recibimos a dos canadienses, compartimos comidas tipicas de su país y del nuestro, conversamos sobre cultura e historia y les enseñamos a tomar mate, por supuesto! el intercambio que se genera es riquísimo. Tendré que probar house sitting más adelante, suena muy bien también! Me encantó el tema! Besos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tan lindo comentario Flor! Y gracias Verito por el espacio para compartir información de economía colaborativa :) Que tengan un hermosisimo viernes!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.