BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Feliz y sabrosa década, Puratierra

  • 20/7/16 -

PLAY | Don’t – Ed Sheeran



Hace una semana exacta Mr. P y yo recibimos (y disfrutamos) una invitación para celebrar los 10 años del legendario restaurante Puratierra, cuyos fuegos están dirigidos por el chef Martín Molteni. Si recién se cruzan con este nombre (¡¡¡¿cómo puede ser?!!!), dejen que se presente…

En busca del carácter de una cocina argentina comprometida con sus raíces y representada por sus productos, Martín Molteni transforma Puratierra en un espacio de creación, de la mano de la naturaleza y al compás de las estaciones. Su cocina se presenta como un laboratorio, donde amalgamar memorias, historias, tradiciones y gustos, con una mirada particular interpretada a través del fuego del horno de barro, como método rector de cocina. De esta manera, logra equilibrio y balance, entre presentación, aroma y texturas, en el cual sus comensales disfrutan de una perfecta velada, íntima o entre amigos.


Esa descripción pinta a la perfección la cena que disfrutamos el miércoles pasado, con el agregado de haber paseado por los tres pasos de un menú espectacular que Martín co-creó con el chef Pablo del Río. Es tan genial cumplir 10 años que a Martín se le ocurrió celebrarlo un año entero, invitando a 10 de los mejores cocineros a elaborar menús especiales para disfrutar en plazos determinados. Los chefs convocados por Martín son Pablo Del Río, Fernando Mayoral, Robert Petersen, Antonio Soriano, Matías Kyriazis, Soledad Nardelli, Walter Leal, Julián Díaz, Guido Tassi y Rodrigo Castilla, y con cada uno diseña propuestas inspiradas en nuestra región, con productos de estación y calidad de primera. Además de comer una increíble cena, y gracias a la excelente formación y atención de los camareros, con Mr. P tuvimos cátedra de ingredientes andinos. Pero no me quiero adelantar. Primero entremos…





Mis fotos no hacen honor a Puratierra, el restaurante está BUENÍSIMO. Ambientado con muy buen gusto y seteado desde la iluminación para que sea el lugar ideal para una cena íntima. Inclusive si vas con nada en especial para festejar, la experiencia en sí transforma una noche cualquiera en única. Me encantó lo bien que me sentí, desde el “buenas noches” hasta la despedida.  




Este fue el menú que disfrutamos y que todavía pueden degustar ustedes, porque estará disponible hasta mediados de agosto (sigan las noticias en el Facebook de Puratierra, para ver cuándo y por quién cambia el menú).


Snack
Crema de zanahoria y comino con crocante de mbeyú.
Debo admitir que “llegué tarde a clase”. Tenía tanta hambre que no pregunté qué es el mbeyú, pero gracias a Google, ahora veo que es un panqueque de almidón, un plato propio y típico de Paraguay y del Noreste argentino. Espero que Google no me haya fallado :D Como sea, fue una crocante alegría, ideal para el primer bocado de una cocina de la que siempre escuché y leí maravillas. El vino que me acompañó toda la noche fue Altos del Plata Chardonnay, de la Bodega Terrazas de los Andes. Exquisito. Dos copitas. Creo que no hice papelones. Creo.



Entrada
Salchicha tipo Viena de conejo, ajíes dulces y legumbres.

Nunca en mi vida pensé que iba a comer una salchicha de conejo, y vaya sorpresa, me encantó. Suave y liviana, ¡nunca una salchicha me resultó liviana! Y acá tuve la primera lección: eso blanco que rodea el plato como un halo celestial es hinojo. Es santo posta, fue la primera vez que lo comí y me gustó :D



Principal
Rabo 18hs horno de barro, mandiocas y papas andinas.

Por-favor. No les puedo explicar lo que es esto. “Lo cortás con una cuchara”. Así de tierno, y no puedo explicar lo sabroso. Estuvo increíble. Además los tubérculos JAMÁS fallan. Amamos a la papa (papa andina sos una canchera), amamos la mandioca y amamos esa bolita roja que ven ahí, que claro pregunté en su momento qué era y el camarero nos explicó perfecto, pero ya lo dije: dos copas. Je. Ese tubérculo rojo feliz fue la mejor sorpresa de ese plato, y en su totalidad un espectáculo.







Postre
Alfajor helado de algarroba, relleno de miel de caña.

En una cena normal, yo me hubiera plantado antes del postre, ¡pero no en una cena de cumple! ¡Y menos si Pablo del Río himself se acerca, te explica lo que es y te sugiere fuerte que lo comas con las manos! Por favorrrrrrrrrrrrrr, dame 10 nene, que me llevo a casa y raciono para aguantar un mes. Una locura. ¡Qué rica es la miel de caña!
  

Después del postre vino el cafecito Nespresso y el cierre a una cena perfecta. La pasamos genial, comimos como los dioses, nos reímos muchísimo, nos atendieron de lujo en serio (tres camareros, todos súper atentos, instruidos, amables y copados… gracias por cargar la batería de mi celular chicos jeje). Puratierra tiene ese encanto de la ocasión especial, y como les decía antes, también puede convertir cualquier noche en un festejo espontaneo.


Y he aquí el DATAZO no menor: el menú que está acompañado por vino y tiene un precio accesible: $400. No sé cuándo fue la última vez que vi semejante despliegue de creatividad culinaria y atención de primera por 400pé. Posta. Además, si prefieren llevarse el festín a casa, pueden encargar el mismo menú para dos personas por $400. Gro-so.

Y ya que estamos pasando parroquiales, les cuento que Puratierra organiza una feria degustación un sábado por mes para probar la versión express del menú 10º aniversario de forma gratuita y luego disfrutar de un exquisito Brunch. Este sábado 23 es la próxima feria. ¡Y más! Hoy, por el Día del Amigo, vi que publicaron en Facebook que a las mesas de amigos les invitan el aperitivo + tiene un 20% de descuento si son socios de Club La Nación o si pagan con Mastercard. Copada Puratierra, fantástica experiencia, un lujo para todos los sentidos. Muchíismas gracias por la magia e invitación chicos, nos volveremos a ver…



Puratierra Restaurant
D: 3 de Febrero 1167, Belgrano.

T: 4899-2007



No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.