APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Japan on the road | Tokyo Primera Parte (Asakusa, Akihabara, Ueno y Odaiba)

  • 3/2/16 -



PLAY | Princess Of China – Colplay ft. Rihanna
Sé que China no es lo mismo que Japón pero se me pegó :p

¡Llegamos a la última parada del viaje chicos! ¡Tokyo! ¡Oh inagotable Tokyo! ¡Extensa, intensa, infinita Tokyo! No me esperaba otra cosa de la capital de un país del primer mundo tan único, con una cultura tan rica en facetas para atrás (pasado) y para adelante (tiene postales que parecen la apertura de Futurama). Lo cierto es que Tokyo tiene un HOY muy presente, un presente muy sensorial, estimulante y al palo. Lo que torna a Tokyo en inagotable. De verdad. Extensa, intensa, infinita e inagotable. Y por más de que le dimos cinco días con sus cuatro noches, siento que sólo acariciamos la superficie de un lugar fascinante que volvería. No un “volvería” que expresa deseo al aire sin compromiso. Un VOLVERÍA tan pronto me den los números y me haya sacado del sistema otros destinos pendientes más urgentes. Para que se den una idea más “cercana”, Tokyo es como Nueva York. JAMÁS la vas a terminar de conocer. Y siempre vas a querer volver…  





Dividí a Tokyo en dos posteos, que serán publicados hoy y mañana. Dentro de cada posteo estarán separados por sus zonas / barrios; pero ya les anticipo que esto es lejos de ser una guía. Es simplemente una vivencia de dos personas que hicieron un primer pantallazo de una gran ciudad, imposible de domar en tan poco tiempo. Así que consideren estos dos posteos como flashes, recuerdos de un sueño.  Y banquen los trapos cuando vean que faltan cosas grosas, ustedes que saben :p Hicimos lo que pudimos :D ¡¡¡Y lo disfrutamos muchísimo!!! :D


WHAAAAAT??? JAJAJAAAJ (Es una réplica en Odaiba)


Básicos de Tokyo

Fecha: Lunes 21 de Diciembre a Viernes 25 de Diciembre 2015.
Cómo llegamos: En tren, desde Yokohama. Estoy 90% segura que fue con un shinkansen pero no un 100%. Como sea, fue sobre rieles :D
Dónde dormimos A: Mi hermano insistió en que durmiéramos al menos una noche en un ryokan. Un ryokan es un hotel / posada típica japonesa, bien tradicional, donde te sacás los zapatos para entrar en la habitación, dormís en futones sobre pisos de esterilla, y en vez de mesa y silla, tenés tatamis y mesas ratonas. Además tienen baños públicos (de meterse adentro, “bañera” pública, capisce?) y te podés andar por ahí en yukata (un tipo de kimono más casual). Siguiendo los consejos entusiastas del pendejo, bookeamos la primera noche de Tokyo en Ryokan Kamogawa (link de Booking.com), y de casualidad dimos en el blanco. Elegimos uno por la pinta, pero nunca tuvimos en cuenta dónde. Y resultó estar a una cuadra de la calle peatonal comercial Nakamise, que desemboca en el templo Sensō-ji, realmente impresionante. ¡Este ryokan tiene la mejor ubicación del mundo! Y lo súper recomiendo para una noche: es atendido por gente muy servicial, y su dueño atiende también, un caballero realmente, muy amable, de buena charla y bien dispuesto para que pases una buena estadía. Repito lo de una noche: aunque tengas un colchoncito bajo tu espalda, seguís acostado en el piso y, después de 10 días de trote, tu cuerpo te pasa la factura :p Si se lo bancan más tiempo, ni lo duden. ESTE es su lugar :D
Dónde dormimos B: Acá es cuando les tengo que contar que yo tengo un Fondo Alma Singer. Cuando empecé con el tema de los avisos pagos, y el blog respondió, no podía creer que me entrara plata, ¡para mí fue un milagro divino! Y con ese espíritu de asombro, un buen día, decidí empezar a guardar $500 por mes en una cuenta intocable. Y después de creo que cuatro años de ahorros intocables, llegó el momento de romper el chancho y darme un gusto en vida: tres noches en el Hilton Odaiba de Tokyo (link de Booking.com y link de la cadena Hilton). OH YES. A ver. No fue premeditado: ¡no soy una chica que pueda pagar tres noches de Hilton! ¡MENOS EN TOKYO! Pero buscando hotel en Booking.com, se nos apareció mágicamente con un ¡40% de descuentoooooooo! ¡40 es un montón! Y recordé el fondo, hice números, y nos regalé como regalo de Navidad este mimo. Después del 2015 FATAL que había tenido, y que tuvo Mr. P por bancarme en las muy malas que tuve que pasar, no encontré mejor regalo de Navidad en años :D Háganse un fondo y dense un gusto así en vida, ¡al menos una vez! En fin, vean las fotos de los links: no les tengo que contar mucho, EL HOTEL ES TODO. Es increíble, con la cama más mágica de todo el viaje, y huele a hotel 5 estrellas en todos lados. Las dos contras son: a) ¡¡¡TE COBRAN WIFI!!! ¿Me estás jodiendo Hilton? ¿En serio? ¡SOS UN SAGRA!; b) queda en Odaiba, en una isla ganada al mar por el hombre, donde todo es CARO. Hasta llegar es caro. No te tomás un tren de línea, te tomás un monorriel de empresa privada con valor de boleto al doble (o un poco más) que el tren normal (lo bueno es que el Hilton tiene parada propia: te bajás casi en la puerta); y para comer en la zona tenés que dejar un riñón o comer en el shopping. O cenar sándwiches en la cama comprados en un convenience store, como hicimos nosotros :D Pero el Hilton lo valió todo. ¡Gracias totales Fondo Alma Singer!
Sensación general de la ciudad: La sensación con la que abrí el post. Y con ganas de más, ¡mucho más Tokyo!
La joyita: Aiaaaaaaaaaaaaaa, ¡me cuesta elegir!
Algo increíble: Lo vimos más en Ueno, donde está el zoológico, pero lo vimos en varios lados: el panda está presente en buzones, vallas de construcción y en carteles de todo tipo. ¡Los japoneses son muy tiernos!
Qué fue lo mejor que comimos: ¡Aiaaaaaaaaaaaa! ¡Basta! ¡No puedo elegir! Tiro cuatro: el almuerzo self made en Ueno, las tapas en Shibuya, los pinchos de pollo en Shinjuku, y el desayuno room service del Hilton el día del check out, ¡feliz Navidad! :p ¡Aia! ¡Y los waffles belgas en Ginza! ¡Y el kebab en Asakusa! Listo, no sirvo para elegir :/
Qué fue lo mejor que compramos: TODO lo que compré en Seria, el “todo por 100 yenes” que conocimos gracias a Pao. Ese lugar es el paraíso y el infierno al mismo tiempo. ¡No podés dejar de llenar la canasta! Igual es todo TAN BARATO que no llegás a una suma desopilante… que barato es Japón para chucherías… ¿o qué cara es Argentina? :/
Ciudadano ilustre: El dueño del Ryokan de Asakusa. Un caballero con bigote y buen porte, amable y atento. El contacto más directo que tuvimos con japoneses en Tokyo :)
Links de utilidad (ciudades vistas en este post):


La ronda…


Asakusa

Ryokan Kamogawa
Les presento el ryokan donde dormimos nuestra primera noche en Tokyo…


La entrada.

El comedor (sólo sirve desayuno).


El jardín zen de nuestro piso.

La puerta de la habitación (medio border, ¿no? jajaja).


Las “camas”. Y más...




¡Vayan! :D

Ryokan Kamogawa
Si llegás pasadas las 11 de la noche, te dan un código para que abras la puerta trasera, que da a un callejón. Garpa. Todo en Japón tiene mística y garpa :D


Nakamise
Esta es la peatonal escoltada por negocios de todo tipo: chucherías, objetos tradicionales japoneses y comida…

Esta es su entrada, Kaminarimon Gate.














Estos son buñuelos empanados fritos de calabaza y papa. POR FAVOR. El de calabaza especialmente: POR FAVOR MÁS.








Entrada (torii) al templo y el mismísimo templo Sensō-ji + una pagoda de cinco pisos.






Me re copé con estos pedidos de deseo y buena fortuna :D



El Tokyo Sky Tree (o Skytree, lo encontré escrito de las dos formas), siempre visible desde Asakusa.





Santuario Jinja, justo al lado del Sensō-ji.



Hay una cuadra cuidada por estos guardianes :p





¡Uy esto es riquísimo! Es la especialidad de Asakusa, el Jumbo Melon Bread. Llegué a él por un irresistible olor a panadería que pobló la callecita que estábamos cruzando. No paramos enseguida, primero fuimos a desayunar, pero luego volví solita rápido jaajaj y compré para llevar para otro momento. El olor a panadería me puede siempre, ¡y no me equivoqué con este pan dulce! (No es como el pan dulce de Navidad, es pan con azúcar).










¡Almuerzo en puesto de pasarela de sushi! Las fotos lo cuentan todo :D

Seguimos el tour por la zona...











Mr. P tiene donde estacionar :p


Sekai Café
Acá comimos el desayuno pre check out del ryokan. Sekai Café tiene toda la onda del mundo (el lugar, la chica que nos atendió no), y el desayuno es bien completo, ¡y muy rico! Comulga con la alimentación saludable y tiene un pequeño almacén. Fue un gran hallazgo que recomiendo mucho, más allá de la pobre atención…











Sekai Café
D: No está en cristianoooo buaaaa, pero queda a dos cuadras del ryokan, en Asakusa (queda en una calle que corta la peatonal Nakamise).


Saray Kebab
Acá fue nuestro último almuerzo: en una esquina de Asakusa, comiendo comida turca en vez de japonesa en una mesita de la vereda, con una vista privilegiada. Estábamos cansados y con hambre, y Mr. P había fichado este puestito de kebabs cuando subimos de la estación de subte Asakusa. Ténganlo en cuenta si pasan, esos kebabs están hechos con amor y maestría…





Saray Kebab


Shopping de la perdición
La foto apesta pero grábense este edificio:


En este lugar, que está casi en la puerta de la salida del subte de Asakusa, está el Seria (el todo por 100 yenes que les conté más arriba) y está Studio Clip, dos tiendas que NECESITAN CONOCER, venir a ver y atarse las manos para no llevarse TODO…


Studio Clip
Deco, bazar, utensilios y ropa con MUCHA ONDA. Todo muy Pinteresteable y adorable y la la la… me tuve que comprar una taza, ¡tuve que hacerlo, Señor Juez!





Studio Clip


Seria
Señoras y señores, disculpen las pocas fotos, perdí la cabeza el segundo que ingresé a este lugar repleto de tesoros y pavadas tan pero tan pero tan baratas…




Seria


Akihabara
Akihabara es la meca de la electrónica y la tecnología en Tokyo. Hay mega tiendas de cinco, seis pisos, todos dedicados a aparatitos de todo tipo y de la mejor tecnología, por supuesto. Nosotros medio como que la pasamos por arriba dos veces: la primera vez fue la primera noche que nos encontramos con amigos de Mr. P para cenar y divertirnos un rato; y la segunda fue de día. Fuimos con la intención de comprar un parlantito y un disco externo y, si bien estaban a re buen precio, ya era demasiado para el cagazo que le teníamos a esa altura al resumen de la tarjeta de crédito :p Igual sé de gente que se compró de todo. Es cuestión de chequear precios, cuotas y descuentos / promos con bancos en Argentina antes de viajar, y una vez allá decidir si vale la pena comprar o no. Van fotos de la zona…















Muy rica cena con los chicos en un restaurante medio pelo, pero rico igual :)





Ueno
A Ueno fuimos principalmente a ver a los Pandas... 

Dos hermosos Pandas Gigantes chinos que Japón acogió en su zoológico de Ueno para ayudarlos a perpetuar la especie. Mr. P estaba re copado con este plan, y yo confieso que también porque en la guía decía que el zoo era sorprendentemente grande por el tamaño que tiene Tokyo… pero no lo suficientemente grande como para no hacerme sentir que todos esos pobres bichos están en un monoambiente de su vida real natural. Me re bajoneó, no saqué más fotos de las que ven acá…






Ri Ri, el panda macho y Shin Shin, la nena, estaban separados. Uno de los dos estaba durmiendo panza arriba y el otro comía bambú cuando llegamos. ¡PITUFIN! Después se colgó para hacer la digestión jajajaj ¡Pandas enormes hermosooooooooooooos!



Después del zoo fuimos a ver los mercados callejeros de Ueno, que quedan convenientemente en la puerta de la estación de tren :D













Acá, por lo que entiendo, se especializan en pescados y mariscos. Es todo muy pintoresco, no hay taaaanto olor pero tampoco hay heladeras. ¿Qué onda eso? :p
  
¡Comí frutillas! :D

Volví a encontrar y entrar en una librería Tsutaya…




Y me compré este libro de cocina japonesa saludable… no traducida Jajaja Bueee, ¡es que era una muy linda edición! Ya la usaré de inspiración para comidas sacadas por la vista :D


Almuerzo en Ueno
No tengo forma de decirles cómo se llama este lugar porque está en japonés, y lo peor es que no recuerdo las vueltas que dimos para ubicarlos, pero queda en la misma avenida (y cuadra) donde está el Tsutaya, y queda en el tercer o sexto piso de este edificio…


Cero memoria, lo sé.

Acá la joda fue cocinarnos nuestro propio almuerzo, ¡muy divertido! No sabíamos que iba a ser así cuando entramos, así que la sorpresa redobló la apuesta. El lugar es claramente un restaurante familiar (madre e hijos son iguales jaajjaj) y nos atendieron muy bien, se divirtieron ellos con nosotros, los guiris que no sabíamos que teníamos que cocinarnos nosotros los platos :p




El chico nos encendió la plancha y nos explicó: de base usan vino blanco en vez de aceite. Habrá que probarlo en casa, ¿no? Y después es fácil, ¡es hacer una tortilla!


¡Y qué rica estaba por Diosssssssssssssssss! Ojalá lo encuentren porque fue re divertido, muy rico y no tan caro. Estuvo en la media de precios que veníamos pagando.


Odaiba
¡Llegamos a Odaiba! Tenía un excite, ¡tenía re ganas de hacer el check in en el Hilton, descalzarme y tirarme de bomba en la cama! Miren lo que es este lugaaaaar…




¡¡¡Díganme si no vale la pena liquidar el Fondo Alma Singer acá!!! ¡Que linda es la vida y mi temple de acero con mis ahorroooooooooooooos!


Me adelanto en el tiempo y les muestro nuestro desayuno de Navidad, de room service. TENÍA que pedir room service, tenía que ver cómo lo presenta "la competencia" (¡jajajaja! En Dublín laburé como camarera de Room Service por 10 meses en The Merrion. Ahí fui feliz, sepanlonnnnn). En fin, ese 25 de diciembre también... ¡feliz Navidaaaaaaaaad! 







Bueeee, esto es lo poco que vimos de Odaiba:



El Aqua City es el shopping que teníamos a pasos del hotel, acá liquidamos unos últimos regalos, como los Kit Kat de Wasabi para el pendejo.




 Y acá también pude probar lo que vi está de moda en Japón: pochoclo especiado. Hay de varios sabores y colores. ¡Muy rico realmente!

Junto al Aqua City está el edificio FUJI TV, diseñado por el arquitecto Tange Kenzo (aparentemente es groso maaaal).  Las noches previas a Navidad se encendía con luces y música... si te quedabas en zona más de 10 minutos, la música se tornaba en molestia. ¡Me estoy poniendo gruñona y vieja jajajajajja!



Detrás de la falsa Estatua de la Libertad, está el Rainbow Bridge. El panorama de noche es la intro de Futurama. Es todo muy loco, muy surreal. Qué buena onda que pudimos ver todo esto.






Hasta acá llegamos hoy chicos, ¡y esto es un montón! Mañana nos queda la última parte :D Gracias por viajar conmigoooooo y muy feliz miércoles a todos :D






7 comentarios

  1. Genial, Vero. Gracias por compartirlo! :-x

    ResponderEliminar
  2. Ay, que tristeza que se acabe! Habrá que viajar a Japón nomás ;P

    Más allá del chiste fácil fue realmente increíble ver todo esto y conocer tanto desde la comodidad del hogar y, seamos sinceros, desde la incomodidad de la oficina.

    Espero que el Fondo Alma Singer se porte y que hayan muchos viajes más que nos transporten por un ratito y que te lleven a todos los pendientes y más!

    ResponderEliminar
  3. Amé todo esto.
    Con las fotos y todo lo que contás me haces viajar a mí también. (L)

    ResponderEliminar
  4. Aplausos para el fondo Alma Singer!! Me hiciste reír con lo del room service :)
    Tax fotos espectaculares Vero!!

    ResponderEliminar
  5. Que lugares!!! Y las fotos espectaculares, una más linda que otra, me morí con los panda! Beso y espero la segunda parte!

    ResponderEliminar
  6. Genial todo como siempre! Gracias por compartirlo
    http://soldenochedecocrochet.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
  7. :) :) :) :) gracias chicaaaaaaaaaaaaas :) Un placer viajar, volver, editar, escribir y compartir con ustedes. Ahora el Fondo está seco como un repasador colgado al sol de mediodía jajajaj pero el mes que viene volverá a recibir sus $500 mensuales jajaaja! ¡A POR TODOOOOOOOOOOOOO!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.