APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

La historia de una tigresa de verdad

  • 19/2/14 -

PLAY | Roar - Katy Perry
PLAY | Eye Of The Tiger - Survivor
(Hoy me levanté tan obvia que me volvería a dormir para amanecer de nuevo…)


Hace muy poco tiempo recibí un mail de Un Tigre de Verdad. Quería seguir con la imagen de un tigre posta sentado a cuclillas en una silla ergonómica, tipeando sobre un teclado blanco con manazas que parecen imposibles de dominar pero que él mueve con sofisticación y acierto en cada palabra. Me hubiera copado seguirla por acá y escuchar sus rugidos de alegría mientras amasa masa, pero conocer a Malena Cocca sin pieles, manazas ni rayas, va a estar mucho mejor. Ésta es la historia de una tigresa de verdad…


Tengo 29 años y soy de Rosario. Tengo un título que dice que soy diseñadora gráfica e ilustradora pero, después de trabajar 5 años en un estudio, empecé a pensar en la posibilidad de que tal vez no me copaba ni medio dedicarme a eso el resto de mi vida. Hace unos años me hice vegetariana. Ahí empezó mi búsqueda, antes de eso prácticamente no tocaba la cocina.


No sólo me interesaba evitar animales sino también comer sano (te aclaro, no digo que comer carne no sea sano, no tengo los conocimientos suficientes para decir algo así, me refiero con sano a negar comidas prehechas que venden en el súper y demás). Hay tanta información en internet y gente que fui conociendo que sabe mucho que uno se termina copando. No puedo dejar de nombrarte a la primera persona que me explicó que comer vegano te abría un mundo nuevo: Seniorita Polyester. Su blog me parece una hermosura.

Entré, miré y me colgué. Coincido 100%

Ella me pasó mis primeras recetas veganas. Y del veganismo pasé a las harinas integrales y a las verduras orgánicas. Si bien yo no soy vegana, me copa cada vez más aprender a hacer recetas así, porque la verdad que comerte un budín riquísimo que no tiene huevo ni manteca me parece muy genial. Ni hablar si lo hacés integral. La gente me dice: ¡uy ni se nota, qué rico!



La transición está clara. Ahora, ¿cómo llegó a ponerse en la piel de Un Tigre de Verdad?

Específicamente el proyecto surge así: primero probando recetas en casa, mis amigos testeaban y me decían que TENÍA que venderlo.



La primera venta que hice fue para el equipo de trabajo que filmaba un video para Juana Molina ¡y para ella misma! (este: http://www.youtube.com/watch?v=Cl7h3KDMJFU). Me dio terror pero estuvo buenísimo, tuve que cocinar montones de tortas y muffins.

Pero yo soy muy miedosa, así que di muuuchas vueltas hasta que hice una lista de las recetas que mejor me salían (muchas sacadas de horas y horas de búsquedas en blogs de cocina), armé la página y se las pasé a mis amigos. Se corrió el chisme y me di cuenta de que estaba funcionando. Ahí me abrí el Facebook ¡donde apareció el primer cliente al que no le conocía la cara!

La parte estética de la marca para mí es fundamental porque me dediqué a eso toda la vida.

Bien por eso. Amo tu logo.

El diseño es de Andrés Yeah, alto ilustrador y diseñador rosarino, y las fotos las tomo casi todas con una cámara analógica re vieja pero que a mí me funciona perfectamente. Me doy cuenta de que todos estos detalles calan en la gente, muchos me piden porque la comida se ve bien en las imágenes. Me gusta eso porque al fin puedo aplicar algo de lo que aprendí en estos años para mi propio beneficio. Le dedico muchísimo tiempo a esta parte.




Vale cada segundo de su tiempo. Amo las fotos, amo el clima que proyectan, el tono y la sensibilidad que se palpa en cada horneada presentada como en casa. Un ejemplo más que las fotos SON TODO y que te pueden hacer interesar fuerte en la historia de un producto que posiblemente no pruebes nunca. ¿Dónde se sacan pasajes a Rosario, así como ya?

En fin. Vamos a conocer las letras chicas y grandes de una tigresa que hornea y es feliz:

No uso manteca y ni margarina, que si bien no es un derivado animal, no me copa mucho lo que se dice de ella. Cuando uso huevos son de gallinas libres. Y reemplazo la leche de vaca por leche de avena.


Las letras grandes y claras describen el oficio de una persona que no sólo pretende alimentar sano y bien, también quiere enfatizar una punto de vista:

Hay que sacarle de la cabeza a las personas la idea de que el veganismo o el vegetarianismo es comer feo, desabrido, sin onda. Nada que ver, de hecho para mí fue al revés. Y la mejor manera de hacer eso creo que es ofreciéndoles un buen producto en vez de meterse en discusiones sin sentido en las que nadie termina teniendo la razón.



Ahora estoy fanatizada con los panes. Me compré varios libros, entre ellos «El libro del pan» de unos chicos que viven en Córdoba (muy recomendable), y me puse a practicar duro. He llegado a lograr algunas recetas, pero aún me falta mucho.

Y la pregunta clave. Lo que les quema de intriga desde que vieron el título. Vamos a mirar a los ojos al enorme elefante rosa que nos asfixia con su evidencia en este cuartito tan pequeño post. ¡Vamos ya!

¿Qué significa «Un tigre de verdad»? Me preguntan a veces. Nada. Un día, mucho antes de que surja este proyecto, estaba pensando en un nombre para lo que sea que quisiera producir y mientras estaba en eso se me mezcló la idea de lo mucho que me gustaría ver un tigre de verdad (en su hábitat natural, ¡ni hablar!). Eso fue todo.

Y todo eso que fue y es, lo pueden conseguir vía Facebook, mail o llamada telefónica. Malena tigresa hace delivery con su bici y todo lo que hornea lo hornea a pedido. No tiene stock y tiene un horno de casa común y corriente. No hay letras chicas tipeadas por esta manaza de creatividad con delantal.



Y si se quedaron con ganas de más, hay más. Si quieren saber en qué se inspira un tigre de verdad, entren acá; si quieren saber qué música escucha cuando mezcla, amasa, leva, espera, vuelve a amasar y entra a hornear, hagan click acá; y si quieren saber cuál es el ideal de belleza del tigre más estético del planeta, no dejen de entrar acá. Cada link compartido garpa.


Estuvo bien que siguiera la historia de Malena tigresa, ¿no?


Un Tigre de Verdad

Más de Malena Cocca…


Todas las fotos fueron tomadas del Facebook y de la página de Un Tigre de Verdad.





9 comentarios

  1. Amé la historia de verdad !!!!!

    ResponderEliminar
  2. iupiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, Rosario, Rosario, Rosario!!!
    Me voy a ver su página YA, para encargarme algo!!!!
    Besos Verito!!!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, obviamente, amé!!!
    Parecido a lo que hago solo que a la enesima potencia!!
    Mil felicitaciones! Malena, si te sentis miedosa, lo enfrentaste y lo superaste con resultados maravillosos!!! Te deseo que todo leve tranquilo y abundante! Besos!

    ResponderEliminar
  4. Amo estas historias!! que bueno te animaste Malena!! el resultado se ve glorioso!!

    ResponderEliminar
  5. Ideal para mi 2014 " verde y natural" y se llama como mi peque... allí voy... besotes Vero!

    ResponderEliminar
  6. :) gracias por pasar chicaaaaaas y las rosarinas aprovechen para comerse todo! jejeje! luuuu vos sos pionera en el horneado en casa y salir a vender en bici ;)

    besos a todas y que tengan un 2014 muy a lo gise, verde y natural :)

    ResponderEliminar
  7. Que hermosa pancita de embarazada :) Y qué riquisisisismas cosas! Besos uni, te quiero.

    ResponderEliminar
  8. Muy buena la historia y por ende la página. Lo que he consumido está riquísimo.....Mucha suerte

    ResponderEliminar
  9. gracias a todas! :,) y Vero bueno, ni hablar

    aguante Olga, una de mis primeras clientas!

    besos

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.