APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | Atención: Alma Singer Screams entró y dejó un post

  • 28/4/10 -

Tengo la obligación moral de advertirles que ser Judas se paga caro. $9.90 más precisamente. Seeee... se que $ 9.90 no es nada, un mero vuelto, pero cuando lean la historia, entenderán el porqué de este segundo post mala onda en la vida de Alma Singer (seeee Ayres, I'm watching and still sewing you!).


Situación: Starbucks de Florida estaba hasta las pelotas y yo hormonal así que fui a saciar mi necesidad de cafeína (perdón Marianita) a Havanna, tentada por un poster de Café Moca en su ventanal. Entramos con Clorets: la nada. Vacío absolutamente (nota mental: prestarle atención a las señales). Nos acercamos al mostrador y tres imberbes estaban hablando de Teen Angels, ponele. Atención cero, lo cual a esta altura no me importa: eu quería mi cafeína. Hormonal, remember.


Yo: Hola, quiero un café moca para llevar por favor.

Teen Angel 1: ¿Mediano o grande? (POR FAVOR RECUERDEN ESTE DATO PARA MÁS TARDE)

Yo: Mediano.

Teen Angel 1: ¿Blanco o negro?

Yo: Blanco.

Teen Angel 1: Ay.... Teen Angel 2, fijate si queda blanco.

(Teen Angel 2 tarda lo que tardaba mi abuela Aña en ir del living al cuarto cuando tenía 92)

Teen Angel 2: Eh........ no..... (baba que cae).

Yo: Ok, negro entonces.

Teen Angel 1: Son $9.90.

Yo: Como no... (entregué la pasta)


Teen Angel 2 tardó 15 minutos en resolver su único pedido en, ponele, 5 horas.


Teen Angel 2: Toma (baba que cae).

Y me entrega esto:


¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿ 9.90 por esta mmmmmmmmmierda?????????????????????????

Exclamó la duquesa con su habitual timidez y con un timbre de voz tres veces más alto (jamás pensé que podría hablar en ese tono, ¡lo juro! Es ridículo).


Teen Angel 2 abrió los ojos como un venado en plena ruta, encandilado por los faros del BMW de Bond, James Bond.

Teen Angel 2: Pero no es mi culpa.

Yo: No, ¡ya se que no! ¡¡¡¡¡Pero esta mmmmmmmmmmmmmmmmmmmierda no puede estar 9.90!!!!!

Teen Angel 2: Ay, perdón (baba falling down, falling down).

Yo: ¡Yo no lo puedo creer! ¡No lo puedo creer!

Teen Angel 2: Pero por un peso más podías comprarte el grande.

Yo, riéndome de los nervios: ¡¡¡¡¡¡¡PERO NADIE ME DIJO NADA!!!!!!

Teen Angel 2: Ay perdón (more baba).

Yo: ¡No lo puedo creer! ¡No lo puedo creer! ¡No lo puedo creer! ¡No lo puedo creer!...


Y así me fui, repitiendo cual matra "no lo puedo creer" y reviviendo el episodio con Clorets a los gritos de la risa-nerviosa-no-puedo-creer-el-tamaño-de-esta-mierda hasta que llegué al diario.


Moraleja: Si tienen un día hormonal, busquen algo realmente ridículo, elévenlo a tres tonos de su habitual timbre de voz, asusten a un imberbe y cáguense de la risa. And keep the change, you filthy animal.


13 comentarios

  1. jajaja....me hiciste sentir que estaba apoyada en el mostrador mirando la escena!!!.En Havanna he pagado mierdas más de una oportunidad.....nunca probaste el paninni??. Yo no como mucho y sin embargo no me llené ni una muela!!

    ResponderEliminar
  2. Jajjajajjaj!!! Vero!!! Tu impecable descripción me hizo vizualizar la escena y matarme de risa!!!
    A eso yo le llamo "que se te suba la tanada"!!! Mortal, nena!!! Gracias por ponerle humor a la mañana!!!!!!!!
    Aguante la espontaneidad!!! :o)

    ResponderEliminar
  3. Unicornio... la imagen del video es la tan recordada parte que toma Mi Pobre Angelito para asustar a los chorros... que groso levantarme con ese recuerdo.
    Hoy te veo y te acompaño a Estarbac, bajemos hormonas y subamos a nubelandia. Te quieroooo.

    ResponderEliminar
  4. 1° TRAIDORAAAAAAAAA!
    2° Sos lo mas, clap, clap clap por expresarte sin represion y dejarnos ser testigos.
    3° Yo ayer tambien tuve un dia hiper hormonaaaaal! sera la luna?????

    Besos te quieeeeeeeeeeroooooooo

    ResponderEliminar
  5. no puedo tomar cafe. me contracturo al instante.


    no puedo mandarte mails!!!me robotan al instante.

    ResponderEliminar
  6. jajajaj bueno, me alegra que este post haya generado risas (yo tenía mis dudas de si subirlo.... pero bue... como dice andre, la tana no se puede matar! jajaaj). ojo, no ataco contra todo havanna (los alfajores y conitos son DEMASIADO ricos), pero bue... café moca nunca jamás! jaja!

    unicorniooooooooooo, te extraño boludaaaaa!

    besos!!!

    ResponderEliminar
  7. Como cotestigo del hecho, y NO ser bebedora de café, doy fe de la veracidad ABSOLUTA de cada segundo de este relato.
    Horror! Y ver ao vivo la cara de los Teen Angels, y el tamañito ínfimo del café!
    besos ve, y a la lucha reivindicatoria :)

    ResponderEliminar
  8. Vero: son delincuentes! A mi me lo vendieron como grande, y el tamaño era de 1 pulgada más! No sé donde les entra el grande, porque ni siquiera es un doble!
    Besitos
    Mai

    ResponderEliminar
  9. pura hormona, bien ahi! una porqueria ese vasito...que onda? a quejarse a atencion al consumidor, es un AFANO, en el chino de al lado de casa un dolca suave esta $12...

    besos

    ResponderEliminar
  10. lo voy a dceir finamente, como es mi estilo. estoy harta de que nos culeen.

    ResponderEliminar
  11. Jua, Jua, Jua!!!! (Expresión que significa: No puedo dejar de reirme mal!!!)
    Cuando me pasan cosas así, suelo decir "Desbarranqué!"... pero la verdad es que te sacan!!
    Imagino la escena, tu salida del local y adentro los teens sin poder reaccionar y con la boca abierta... porque no creo que hayan podido siquiera hacer un mínimo comentario... la única neurona que circula por sus cerebros está trabajando para producir la baba!!
    Jua,Jua, Jua!!!!

    ResponderEliminar
  12. Yo se que estoy re tarde con mi comentario, pero me morí muerto con este post, hace rato que me estoy riendo bastante poco y me arrancaste una carcajada a las dos de la mañana.
    BUENISIMO!!!

    ResponderEliminar
  13. jajajaja me alegra haberlo hecho reir... aunque sea con toda la ira el mundo, este blog intenta alegrar ;) jajajaj!

    beso enormeeee y gracias por pasar por acà.

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.