APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

CRÉDITO APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Hacele caso a los marcianitos, ¡respirá!

  • 11/9/09 -

Llegó el viernes. Gracias a Dios. Después de corridas, cierres, entregas, reuniones, teleconferencias, contracturas, balanceo peligroso de actividades obligadas y gustosas, y de luchas internas contra el estigma de la culpa, llegó el viernes (pinté horrible la semana, pero es sólo para causar contraste con lo que voy a decir después).


Bueno, Blow Bar de Oxígeno te invita a respirar.


¿No conocen a Blow? A decir verdad, yo tampoco lo conocía hasta hace muy poco, aunque en realidad siempre lo conocí. ¡Ay, qué complicadas somos las mujeres! Lo que quiero decir es que siempre me llamó la atención esa casa cuasi espacial ubicada en el Pasaje Russell 5090, casi Thames. Su fachada moderna, con detalles curvos y escalera en caracol que sube hacia lo que imagino una pileta llena de marcianitos, es el contrapunto por excelencia de todas aquellas casonas orgullosamente antiguas de Palermo (Soho, Soja, viejo… Palermo y punto). ¡Como para no querer saber qué hay o qué pasa adentro!


Y adentro se respira. Loco ¿no? Vamos, claro que no respirás el mismo aire de todos los días, sino que te sentás confortablemente a disfrutar una sesión de oxígeno con aroma especial mientras mirás como una cascada se escurre sobre una ventana situada convenientemente cerca del salón (¿será un tobogán de agua para los marcianitos?).


Este tratamiento es energizante y trae muchos beneficios: aumenta la producción de colágeno, elimina toxinas y agentes radicales del organismo, favorece al sistema inmunológico, revitaliza el cuerpo y tonifica la mente, mejora la respiración, favorece la piel y el cabello, estimula el deseo y proporciona placer y bienestar.


El catálogo de nuevos aromas se compone por:


Cuando terminás tu sesión, renovado claro, podes agrandar tu combo por 50 centavos y lookearte en la peluquería de vanguardia Volate los Pelos -liderada por David y Nazareno-, ubicada en la planta baja. Seguro los marcianitos se acicalan las antenas antes de volver a su planeta, in a galaxy far, far away...



Blow Bar de Oxígeno

www.theblow.com.ar

info@theblow.com.ar

Dir.: Pasaje Russell 5090

Tel.: 4832-6140

Martes a Sábados de 11.30 a16 a 21hs, y Domingos de 20hs.

6 comentarios

  1. parece el Korova Milkbar donde Alex y sus droogs tomaban "happy milk" antes de cometer algunas de sus fechorías.

    ResponderEliminar
  2. En realidad es una idea importada de afuera, primero de ciudades asiáticas por los del hemisferio norte hace mas de una década y luego al parecer por nosotros. El tema es que en Buenos Aires me suena a ridículo, se sabe si los porteños pagan por esto?

    ResponderEliminar
  3. La verdad no se si se paga por respirar oxígeno pero están hace un tiempo ya así que alguien debe de ir (o los marcianitos pagan la renta, no se...). Mi riguridad periodística apesta, lo se, pero creo que lo que proponen + donde están ubicados les debe dar rédito, o por los porteños que todavía se creen que esto es Europa o por los europeos paseanderos de Palermo que se topan con este lugar y, ah felicidad, se sienten en casa.
    Igual lo averiguaremos...

    ResponderEliminar
  4. jajaja no no jamás quise atentar contra tu rigurosidad periodística! menos aún en un blog, que no es un diario ni nada de eso, sólo quise agregar una referencia.
    yo me quedo con la idea de que los marcianitos pagan la renta, me parece lo más convincente :P
    besos

    ResponderEliminar
  5. es que sí pau, mi rigurosidad periodística apesta porque soy una vagaaaaa (o porque prefiero creer en marcianos jajajajaj). pero gracias por la referencia, suma y mucho!
    te quise dedicar un post recién y blogger se empeña en hacerme bardo así que lo eliminé pero lo pienso subir tan pronto el sistema se relajeeee! jajaa!
    besooo!

    ResponderEliminar
  6. jajaja tal cual puleeeeeee!! me acorde de lo mismo cuando lo vi jajaja grosooooooo

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.