BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | El que no tiene sensibilidad pierde

  • 16/9/09 -


El sábado pasado me despertó un mensaje de texto de mi primo: “¿vamos a desayunar?”. Con mucha fiaca me estiré para ver como estaba el cielo y efectivamente, el día exigía rodar fuera de la cama para tomar el café con leche afuera. Así que lo pasé a buscar y nos dirigimos a La Esperanza.


Este café personifica todo lo que a mí me gusta de un lugar: está ambientado con buen gusto y personalidad sin llegar a ser un agobio, es muy luminoso, siempre suena un buen disco a un correcto nivel de volumen, ofrece el número exacto de mesas (siempre vas a encontrar lugar pero nunca vas a chocarte con otros parroquianos), la atención es rápida, cálida y relajada (un milagro en los tiempos de mozos sin oficio que corren), tiene WiFi, el café con leche es suave, las medialunas una delicia, las tostadas crocantitas y dejo de contar porque como “estoy a dieta” todavía no me animé a probar los otros manjares dispuestos sobre y dentro de un lindo mostrador anticuado que regentea el lugar. Tanto me gusta La Esperanza que ya fui varias veces, al punto de casi considerarla mi Central Perk o café de cabecera (si tan sólo viviera más cerca…).


Con el desayuno puesto sobre la mesa de mármol, la conversación navegó entre relatos de viajes, frescas anécdotas sobre nuevas relaciones, viejas inquietudes que nos generan queridos allegados con pies inquietos… Y como si nada, terminamos hablando de lo importante que es ser feliz, como uno quiera, como uno pueda. “El que no tiene sensibilidad, pierde”, sostuvo mi primo, con su tostada en la mano. Y yo lo secundé con un leve movimiento de cabeza, mientras admiraba como el merengue marrón que me trajeron con el café pegaba perfecto con los detalles azules de mi taza antigua. Que bueno que en ésta me tocó ganar.


¡Muchas gracias chicos de La Esperanza por dejarme sacar las fotos!


La Esperanza

Dir.: Sucre 1302 (esquina Miñones)

Tel.: 4788-1499


7 comentarios

  1. Qué buen lugar!,y tu blog me encantó!

    ResponderEliminar
  2. que placer tomar algo ahi...agendado...

    ResponderEliminar
  3. Verónica, hace poco me escribíste, recien ahora tengo un tiempo para sentarme a disfrutarte.
    Tu blog es bellísimo de recorrer.
    Y el sábado estuvimos en el mismo lugar!! Vos desayunando y yo almorzando largo y tendido hasta la hora del té.
    Este mundo que nos tiene tras teclados y no conocemos nuestras caras...
    La esperanza también es mi lugar de cabecera, pero yo siempre voy por mi sandwich de Pollo y Brie, que no me permite serle infiel (error). La Srita. que atiende me pregunta "Lo de siempre?" También es lindo ese ritual... Algun día lo tendré que dejar para explorar el menu con mas dedicación.
    Y algún día quiza nos podemos cruzar en esa esquina tan bonita.

    ResponderEliminar
  4. jajaja hoy no hay respiro para las casualidades! Cecilia mil gracias por tu comentario Igual capaz nos cruzamos, yo estuve hasta -creo- las 13.30... En fin, la próxima voy a almorzar así pruebo el sandwich de pollo y brie (puede haber un queso más rico???). Si es tu habitual no puede estar nada mal! jeje! Y si las casualidades siguen jugando seguro nos encontramos.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. mencantó! me lo voy a agendar para conocer

    ResponderEliminar
  6. La Esperanza29/9/09 4:19 p. m.

    Hola soy Diego uno de los dueños de La Esperanza, quería agradecer el relato, las descripciones y las fotos.
    Me sorprendió el relato y me llamo la atención, porque coincide con lo que queríamos transmitir antes de la apertura y no sabíamos si íbamos a poder lograr. Algunas cosas logramos otras exageran un poco. MUCHAS GRACIAS!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Cuánta gente humilde que retrato en el blog (Peri, date por aludida! jaja). Diego mil gracias por pasar y dejar tu comentario... y CREEME, no hay nada exagerado en el post :) Los felicito porque el lugar mola mogollón!
    Besos!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.