APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Éclat, una historia que resplandece...

  • 12/4/16 -


PLAY | Young Folks – The Kooks


Cada vez conozco más historias que confirman un pensamiento que me da vueltas. Uno cuando es chico, y está en su estado más “al natural”, más puro y auténtico, tiene la capacidad de saber qué es (o qué quiere ser). Yo quería ser detective reportera. El primer 50% se me perdió en el camino porque ni si quiera soy taaaaaan chusma, pero el segundo 50% es lo que soy. Yo me dedico a reportar, transmitir, comunicar. Y lo supe desde chiquita, desde que hacía reportajes a mis familiares y los pegaba en hojas canson (“mi diario”), o tipiaba a máquina de escribir lo vivido en la visita al mercado central con el colegio (la gran joda era preguntar cuánto costaba el kilo de papas… ¡todavía no entiendo por qué era gracioso Pablo Mazzoni!). E inclusive llegué a tocar los porteros eléctricos de Soldado de la Independencia entre el 900 y el 1000 para preguntar a mis vecinos qué diario leían. ¡Me encantaba hacer encuestas! Después quise ser secretaria ejecutiva (thank you Melanie Griffith), pasé por camarera, y llegué a querer ser chef (por suerte eso no evolucionó: sino sería obesa). Al final estudié licenciatura en Publicidad y mi tesis final, según el decano de turno en la USAL, fue tan válida para publicidad como periodismo. Ahí medio que me encausé otra vez. Bueno, estoy divagando. El punto es que tengo la teoría que todos en algún punto de nuestra joven vida, tenemos la revelación de qué somos / qué queremos ser. Y la historia de Iara (iara con i, no con L de Lara, aunque no le molesta la habitual confusión) es perfecta para comprobar mi tesis. ¡Per-fec-ta!


Desde muy chiquita me interesó el interiorismo. En mi cuarto jugaba a crear ambientaciones. Una época era un castillo, otra una casa, otra una comunidad.





Hecho en MDF con laca poliuretánica blanca.


Justo antes de terminar el secundario empecé a trabajar en una inmobiliaria mostrando casas. Lo hacía porque quería tener y ganar mi propia plata. Y ahí me di cuenta de que amaba el diseño. Cuando a las guardias de la inmobiliaria no iba nadie, me sentaba en la mesa de la casa (si es que estaba habitada, sino tocaba el piso) y me ponía a dibujar planos de casa imaginarias con los muebles adentro.




Sillón con las patas y apoyabrazos al descubierto.

Terminé el secundario y empecé a estudiar Historia en la UBA. ¿Por qué? Porque en el colegio me había convencido de que era eso lo que quería hacer. Pero ese convencimiento no llegó a durar un año, y un día me levanté en el medio de la clase de Historia de los Sistema Políticos y me fui para nunca regresar. A la semana había encontrado un trabajo que me permitiera pagarme la carrera de Diseño de Interiores, y a los pocos meses había comenzado a conocer al amor de mi vida (¡amén de mis hijos y marido, obvio!).





Savannah está llena de funciones para que la aproveches al máximo. Y conjuga un diseño de líneas simples en la madera, con curvas y color en la baranda de hierro.



¡Yo lo dije! Siempre se vuelve al primer amor, siempre encuentra la manera de aparecer cuando tiene que ser. Estamos destinados a brillar desde nuestra más pura esencia. Y eso, amigos míos, pasó con Iara

Antes de recibirme empecé a trabajar diseñando muebles a medida, y poco después llegaron las reformas. Aún recuerdo el terror de la primera. Pasaban los años y, si bien amaba lo que hacía, todo el tiempo se me venían ideas de muebles a la cabeza. Pensaba en tener mi propia marca, pero lo veía como algo difícil y costoso.

Gracias a uno de mis primeros clientes conocí a mi marido. A los dos años nos casamos y llegó Isabel. Y también llegó el difícil momento de decir adiós a todo lo que conocíamos como nuestra vida en Argentina. Por estudio y trabajo de mi marido nos fuimos a vivir a USA. Pensé que me iba a costar, pero nunca imaginé que dejar mi profesión me iba a movilizar tanto. Al año de llegar a USA nació Horacio. Y a sus tres meses de vida decidí empezar a darle forma a Éclat.





Cuando el tiempo se despeja y la vida se aquieta, brota esa esencia que tan claramente veíamos de niños. En Iara literalmente brilló…

La premisa de Éclat (que significa resplandor en francés) es hacer muebles con una vuelta de rosca. Que ofrezcan más de lo que uno pueda esperar en cuanto a lo funcional. Y que estéticamente también tengan algún factor sorpresa. Básicamente ¡que resplandezcan!

El momento de brillar se dio justo cuando tenía que ser. No antes, no después.

El tiempo que estuve sin trabajar me agudizó aún más el deseo de crear espontáneamente.
Mi marido me había regalado para mi cumple un block enorme de hojas para hacer todos los bocetos de los muebles. Y ahí dije: es ahora, ¿sino cuándo? ¿Y dónde? ¡En Argentina, obvio!




Nuestra butaquita recargada es más que un mueble para sentarse. Usala también como mesita de apoyo y espacio de guardado. Podés elegir la tela que más te guste.

Y acá está Éclat, aunque allá también, en Estados Unidos. Éclat brilla por dos, y brilla por una chica que siempre supo que lo suyo estaba en el hogar, en hacerlo brillar a través de la nobleza de los materiales y las buenas ideas. Muy buenas y estéticas ideas.

Hago todo tipo de muebles, pero no tienen una onda reglada. No son ni escandinavos, ni modernos, ni antiguos, ni rústicos. Son lo que me nace. Pero lo más importante para mí es que sean únicos, que no los veas en otro lado (salvando la línea de básicos). Y que te enamores.




Creado no sólo para guardar las prendas con las que te vestís, sino también para vestir tu hogar. Lo hicimos con cajones entelados en lino, puerta envuelta en tul, barral hecho con la rama de un árbol caído, y tiradores de cerámica artesanal.


En lo personal, me enamoro de todos. Me encanta transitar el proceso de armado, verlos desde adentro, tocarlos. Ver también cómo pueden cambiar a mitad de camino. Como se produce una serendipia. Y alucino con la adrenalina de la espera por que estén terminados. ¡Son mis bebés!





Enamorate de su elegancia, y de todos los usos que le podés dar. Sentarse – apoyar – bandejear.

¿Y en qué se inspira alguien que brilla?

No me guío por temporadas ni modas, sino por lo que me surge desde adentro. Cualquier cosa que veo o escucho me inspira. Por ejemplo, uno de los próximos muebles que voy a presentar es una cama inspirada en unos zapatos :p

¡Muero por ver esa cama Iaraaaa, la cama de Carrie Bradshaw! :D Bueno, basta groupie. Sigamos. Conozcamos quién trabaja con Iara, quién forma parte de esta familia reunida para hacer resplandecer hogares…

El equipo de éclat está compuesto por dos mujeres maravillosas (una de ellas una amiga que me dejó el haber estudiado diseño) que se encargan de la logística, control de calidad, y entrega de productos. Y por el carpintero más bueno, predispuesto y habilidoso que conozco, que después de tantos años ya es un amigo.


Si trabajás full time o cada tanto en tu casa, o si estudias, Le Mono es la mesa para vos. Usando la parte inferior, tus libros, apuntes y computadora, no te sacan espacio para tus comidas. Disfrutá de su practicidad y diseño inspirado en los muebles de mid century.



Para las otras disciplinas nos acompañan proveedores y artesanos que conocemos desde hace mucho tiempo, y que se copan mucho al momento de hacer cosas más locas de lo común.





Banco ART con espacio de guardado de petiribí macizo. Ideal para los pies de tu cama o para sectorizar tu living.  Está tapizado con rafia, pero arriba de ella hay cortes de hule de 2mm de espesor, pintados y cocidos a mano por la genia de Belén Navarro de Mamushique. Cada banco es único e irrepetible.


¿Y qué sucede cuando hay derroche de luz y buena onda? ¡Se comparte, por supuesto! Éclat es mucho más que muebles bonitos y funcionales, es un medio para ayudar…   

Una de nuestras propuestas más enriquecedoras es el programa de ayuda social TU MUEBLE TU AYUDA, que separa de cada venta una porción de las ganancias para hacer muebles y donarlos. Próximamente vamos a estar donando mesas en un comedor de zona sur. ¡Y eso nos pone muuuuuuyyyy felices!




Mesa con cajón central, hecha de madera Paraíso y MDF, con laca poliuretánica transparente y blanca.


¡Bien por Éclat y por toda la gente que podrán ayudar!

Bueno, para ir cerrando, sé que en este post ya están viendo un fructífero catálogo de la imaginación de Iara y su fenomenal equipo, pero pueden ver mucho más en su página web (acá están todos), y también en su showroom de Palermo (pueden concertar cita al mail info@eclat.life). También recomiendo que sigan sus redes sociales (Facebook e Instagram) para seguir sus novedades de cerca, y seguir un estilo de vida que brilla y contagia.



Queríamos que fuera más que una simple mesa de luz para chicos. La queríamos única y versátil. CASITA crea un mundo de ilusión para los más pequeños. Un refugio donde divertirse y soñar… ¡y llevar por toda la casa también!


Y contagia tanto, ¡que va a llegar a la próxima edición de Estilo Pilar!  Éclat estará participando en esta exposición de Decoración, Arte y Paisajismo organizada por la asociación civil Amigos del Pilar. Más puntualmente estará en su paseo de compras, ¡y está por abrir!* Yo la voy a ir a visitar seguro. Quiero ponerle cara y voz a tantos mails tan buena onda, a tantos muebles especiales y funcionales, con detalles que demuestran un amor tan puro y sincero como la propia esencia. La esencia de una chica que convertía su cuarto en un castillo y hoy brilla en el diseño de muebles para hogares que buscan resplandecer…




¡Muchas felicitaciones Iara y muy bienvenida a Alma Singer!



Éclat
D: Gorriti 4104 3°B, Palermo (concertar cita previamente).
M: 15 3032-0099
Tel USA: (301) 852-8379


Todas las fotos de este post pertenecen a Éclat.




* Si les gusta pasear, les cuento que esta nueva edición de Estilo Pilar se llevará a cabo en Lagoon (Panamericana Ramal Pilar KM 46 – Av. Caamaño 1106, Pilar), del 22 de abril al 22 de mayo. Abrirá jueves, domingos y feriados de 11 a 18hs; y los viernes, sábados y vísperas de feriados de 11hs a 19hs. Entrada General $120.- // Jueves 2x1. Jubilados y grupos +10 $100.-




9 comentarios

  1. ¡qué belleza de descubrimiento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) el "descubrimiento" llegó a mi mail, ¡gracias Iaraaaa! jajajaj ¿No es divino todo? :D mua mua muaaaa amiga!

      Eliminar
  2. Muchas gracias Chicas! ;)

    ResponderEliminar
  3. Geniales!!! Esos muebles son increíbles. Jamás se me hubieran ocurrido objetos con tanta versatilidad. Excelentes diseños y un buen gusto enorme. Felicito a Iara.

    ResponderEliminar
  4. Me enamoré de la nube! Y después del resto...

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué linda nota! He comprado varios muebles de Éclat. La Butaca Recargada es genial la disfruto cada día! Sigan así! Saludos, Sergio.

    ResponderEliminar
  6. Además de todo lo que escribiste, de los muebles divinos y las buenas ideas Iara es un encanto de persona. Dulce y amorosa, una genia de emprendedora. Me hace muy feliz verla en Alma.
    Besos Vero!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por sus hermosos comentarios, muy buena onda chicoooos <3 Qué lindo leer que muchos ya resplandecen :D

    ResponderEliminar
  8. Me encantaron varias cosas!! Felicitaciones Iara!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.