APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer II | El heredero de la vida de barrio y del buen sabor

  • 22/4/15 -

Esta es la historia de un almuerzo de finales de verano, cuando todavía me tomaba licencias y podía disfrutar una buena comida con una buena amiga por unas buenas horas. Esta es la historia de una nueva cocina de barrio, que vino a ocupar el digno y muy merecido lugar del viejo “Luciana”, un clásico restaurant de Belgrano que alimentó a generaciones desde su luminosa esquina, en Amenábar y Zabala. Recuerdo pocas comidas en Luciana, en mis años mozos de puberpapelón, pero fueron comidas legendarias. No sólo los sabores eran extraordinarios con doble ración de queso parmesano, también tenía el condimento de ser el restaurant familiar de mi querido mejor amigo Pupeto. Cuando esta historia adquiere nuevos dueños y se cruza conmigo a finales de verano, esa esencia barrial bien sabrosa y cálidamente atendida de Luciana se vuelve a sentir en su heredero. Esta es la historia de un memorable almuerzo en Ficattola.  




Las casualidades se divirtieron mucho el día que Romi Goransky me propuso juntarnos a almorzar en Ficattola, la nueva propuesta gastronómica de su amiga Denise y equipo. Fue volver a Luciana con cara lavada. ¡Y la dejaron divina! Miren… ¡miren por favor qué linda!









Ojalá se sienta en post esa calidez que otorgan los muebles de madera, las sillas de bar, las flores frescas sobre las mesas. ¿Y qué me dicen de ese twist moderno de las pizarras divinamente utilizadas por algún artista del lettering? ¡Cómo me gustan las pizarras! En fin. Visualmente, Ficattola es un espectáculo. Ahora vamos a los platos ;)


La bienvenida fue contundente…


No hay mayor lujo que comer simple y bien.

Y también generosa: una maravillosa panera con panes caseros. Ahí se ven bien las ciabatta con aceitunas negras y tomates cherry, que tan bien conjugaron con la pasta de zapallo. Charla va, risas vienen, y casi que la panera desaparece.


Al momento de elegir platos, Romi optó por una entrada de ajos confitados, y un sándwich vegetariano con papas fritas muuuuuy ricas, y yo me tiré para el lado de las ensaladas. Y no me equivoqué, ¡la de pollo empanado sobre un manto vegetal bien italiano es riquísima!





Ese deseo de cocina de barrio se siente en cada bocado. Se nota la mano puesta en cada propuesta, y la experiencia panificada que tiene esta joven empresa que montó su Ficattola. Este primer almuerzo caló profundo y, si bien todavía no volví, la intención de regresar es firme. ¡Lo que debe ser este lugar un domingo!


Antes de despedirnos, exploramos cada estante del almacén que despacha panes, dulces y comidas cual rotisería. Ficattola a la mesa o para llevar a casa, ¡eso sí que es brillante!














Denise y su equipo nos regalaron medialunas y panes a cada una (qué buena onda es ser amiga de la amiga de la dueña jajaja). Fue el detalle final que confirmó todas mis sospechas: esta propuesta reverencia los vínculos, la vecindad, las materias primas de primera, los buenos sabores italianos, la atención familiar y las ganas de convertirse en la primera opción gastronómica y social de su barrio. Si Luciana lo viera, sabría que su fiel heredero ya abrió sus puertas…



Muchas felicitaciones Denise y equipo por esta maravilla de lugar, ¡muchísimas gracias por las gentilezas y muchísimos éxitos!






Ficattola Rosticceria
D: Amenábar 1202 (esquina Zabala), Belgrano.
T: 4784-2131
H: Martes a domingos de 8 a 22hs.





4 comentarios

  1. QUE LINDO ABRIR Y ENCONTRARSE CON MI VECINA FICATTOLA!!!! TODO RICO ♥ GABI O.

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno ver que la tradición italiana sigue en esa esquina! Seguro me dará nostalgia, pero prometo ir.

    ResponderEliminar
  3. qué suerte gabi que lo tenés tan cerca :) y pupeto VAMOS JUNTOS!!! jajajaaj!

    ResponderEliminar
  4. Ficattola és la joya del vecindario! Todo original & delicioso. La atencion es excelente y abunda la buena onda. ADORO!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.