APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | Un lugar en el mundo

  • 1/2/13 -


PLAY | Other side of the world – KT Tunstall

El viernes, como todo buen cierre de algo, llega con una historia cargada de vida y moraleja. No voy a soplarles el final del cuento, prefiero que lean a la genial Marina Haller, que además de ilustrar manejando con maestría el lenguaje de mil mundos, sabe escribir. Y muy bien. Recomiendo entonces que tomen hojas usadas de un lado y que impriman su historia del otro, se sirvan un buen té donde les de correntada de viento, se acomoden con un par de almohadones regordetes sobre un sofá reconfortante y lean complacidos. Así ya dieron el primer paso para ingresar al universo de Marina Haller…     


Desde pequeña que me sentí más a gusto con hacer cuestiones manuales que con cualquier otra cosa. Siempre fui mala con lo físico (nunca, ni si quiera ahora se pasarme en el pasamanos de la plaza. No es algo que me enorgullezca).


Cuando salí del secundario me preparé para entrar a Bellas Artes pero como yo quería ser Ilustradora de moda me anoté en Diseño de Indumentaria en la UBA. Mis fantasías de ser la nueva Cocó Chanel se esfumaron en el primer año de cursada. Hice 3 años más hasta que tomé valor y dejé la carrera totalmente espantada pero con la certeza de que no quería formar parte de esa industria tan explotadora. Paralelamente, de manera autodidacta, empecé a dibujar vectorialmente y fue un camino de ida. De vez en cuando miro mis dibujos de esa época y me muestran explícitamente todo el camino que recorrí.


Luego de dejar Indumentaria me pasé a Diseño Gráfico y el cambio fue brutal. Toda esa histeria y angustia que no soportaba de la otra carrera, ya no la sentía en esta. Me divertían mucho todos los trabajos, no sufría ninguna entrega sino que sacaba la ñoña que había en mí. Y eso me hacía sentir bien.

No me canso de afirmar que cuando uno siente y sabe que las cosas no van por ahí, girar el timón hacia una nueva dirección es la decisión más sabia. Ahí está la posta, y ahí están las fuerzas para hacerte seguir, contra viento y marea cargada con complejo de naufragio…

En 2007 empecé a trabajar de manera freelance como ilustradora y aunque tuve momentos de declive, en los que flaquee en cuanto a mi decisión por la falta de trabajo continuo, siempre hubo algo que me mantuvo firme y me hizo cerrar los ojos para poder seguir. Debo decir que tener un novio (en aquella época y ahora marido), que me bancó en todo momento no fue un detalle menor. Reconozco públicamente la gran parte que le toca n_n


Con el paso del tiempo sentí que lo académico ya no se adecuaba a mis necesidades y empecé a buscar otros espacios donde aprender cosas que por ahí no tenían que ver directamente con lo mío pero, creo yo, que nutren indirectamente mi trabajo. Es por eso que hice cursos de muñecos, de crochet, de carpintería.



Es una gloria vivir en estos tiempos de cambios, donde uno está liberado a tomar lo que le sirve para formarse, sin importar el ámbito dónde lo aprenda. ¡Qué buenos tiempos de estudios van a tener nuestros hijos! En fin, me fui por las ramas. Volvamos a Marina y a su historia como ilustradora…

Siempre me pasó de sentir que no tenía una identidad propia preocupándome porque pensaba que los demás no iban a reconocer mi trabajo. ¡Atención, esta es la parte donde me expongo ante todos! Veía que algunos de mis colegas eran más tipológicos  y eso los hacía reconocibles. Esto me hizo pasar por etapas con nombre artísticos diversos según el tipo de trabajo (infantil, editorial, personal). Cualquier cosa.


Con el tiempo aprendí a valorar mi versatilidad como una virtud y no un defecto. Y también entendí que ese espacio amplio donde me movía era lo que lo hacía divertido. Así que me relajé e hice.


De nuevo, asumir y asumirse sin complejos te abre puertas, te lleva bien. Sino miren todo lo que logró y está logrando nuestra heroína…

Creo igualmente, o ahora lo puedo ver, que toda mi producción intenta estar creada bajo mi mirada, donde prima la ternura, la femineidad (no por algo el 85% de mis seguidores en facebook son mujeres) y el humor. Eso lo traslado, no sólo a mi carrera como ilustradora, sino a todos mis espacios de trabajo:

Mi estudio de diseño llamado Dosgalletitas junto a mi amigo y socio Nahuel Jacome.

Mi revista, Chikismiqui Mag.

Mi proyecto editorial Moncho Ediciones.

Lo que más disfruto de mi trabajo es cuando se aplican mis ilustraciones a productos. Mi meta, en un futuro, es crear mi propia marca de cosas para el hogar y niños donde pueda explorar al máximo esta faceta.



Y este 2013 se viene con todo para ella (y para nosotros, los que disfrutamos sus obras y producciones):

En cuanto a mis proyectos, estamos terminando el primer libro de Chikismiqui, llamado "Amo el lugar donde vivo" con la participación de 23 ilustradoras porteñas que nos muestran sus rincones favoritos de la ciudad.


Estamos en proceso de armar Moncho Off para editar un libro muy personal que estoy preparando hace bastante y que es un sueño para mí: "Otoño en Escandinavia, Primavera en Agronomía" Donde hago una analogía de mis experiencias en el Barrio de Agronomía con mi viaje a los países Nórdicos.



Y finalmente llegamos a la parte que más me gusta, la trastienda de la mente de un artista. ¿Qué encontramos acá? ¿A quiénes alberga y convoca cuando toma un lápiz y empieza a dibujar?

En cuanto a cosas que me motivan para trabajar, claramente los animales me pueden. Soy fan de ellos, no dejan de sorprenderme y tienen la capacidad de generarme cosas que ningún ser humano puede. (Un saludo a todos mis afectos :P).


Amo a los árboles, están en mi top five de cosas que más me gustan en el mundo. El reino vegetal y el fungi me dan material inagotable de inspiración. Soy amante del frío y el mal clima, al ser muy casera me encanta quedarme encerrada en casa y ver un día desastroso por la ventana. Si sigo con mi lista, disfruto mucho de cocinar para otros. Es mi forma de dar amor a mis amigos y familia. Amo las bicicletas, son las mejores amigas. Con mi marido tenemos una pequeña colección de 10 bicis (incluyendo una tándem), que son nuestro pequeño tesoro. Uff podría seguir y seguir pero para terminar diría: La cultura escandinava, la música, la fotografía, algunas décadas pasadas, la infancia.


Vivir, sentir, estudiar, explorar, abarcar, apostar, emprender, hacer, disfrutar, amar y compartir. ¿Qué tal como souvenirs de una vida ejemplar?  

Marina Haller
info@marinahaller.com.ar

19 comentarios

  1. Cuanta historia, gracias por darla a conocer...
    Un largo camino recorrido...
    besos
    viviana

    ResponderEliminar
  2. Me disfruté todo el relato de principio a fin, ya la seguía por el face! me vinieron al pelete varias de las reflexiones! besazo Vero y genial viernes y finde!

    ResponderEliminar
  3. Qué linda estética, mi favorita, la última imagen. La tendría enmarcada en mi casa de una!

    ResponderEliminar
  4. Ay.... que linda nota Vero. La sigo a Marina hace unos años y la admiro profundamente. Me encanta lo que hace!, cada tanto sube en facebook sus "tesoros", y me encanta descubrirlos. Un beso grande a las dos!

    ResponderEliminar
  5. Qué inspirador leer el camino de otra ilustradora! (que baidewei recontra admiro) siento que la calidez de sus obras está en sus palabras también. Gracias Vero por acercárnoslas!

    ResponderEliminar
  6. Que linda Marina!!! todo tu trabajo y tu historia.

    ResponderEliminar
  7. ama el frio y los dias "feos".
    listo, ya la quiero.
    ja, no ademas me encanta lo que hace! Hace poco me mandaron de regalo una Chikismiqui y es una beieza la revista!!!
    la voy a seguir en sus rincones 2.0

    gracias!!!

    ResponderEliminar
  8. Conocí el trabajo de Marina, a través de Meli de perro real. Desde entonces la sigo en facebook, me resulta super inspiradora(me encanta sus ilustraciones de fin de semana)
    felíz febrero Vero!! un besote

    ResponderEliminar
  9. yo vengo acá y se que voy a conocer a alguien copado!!!me parece que vos tenes un imán y se te pega la gente buena onda no?? jaja
    buen fin de semana linda!

    ResponderEliminar
  10. Entiendo muy muy bien la parte que dejas indumentaria y te vas a diseño gráfico. El mundo de la indumentaria es un ambiente muy muy competivo y frivolo que sentis en un momento que tanto esfuerzo no te llena nada...

    ResponderEliminar
  11. a esta chica la conocí por Chiquismiki y realmente mue-ro por comprar amigas que engordan pero nunca lo pude conseguir. Un lujo de invitada!

    ResponderEliminar
  12. que lindas cosas... me encantaron las ilustraciones con perritos! ya me voy a su facebook.

    ResponderEliminar
  13. Qué linda la historia de Marina, yo la seguía en Facebook a partir de Perro Real, pero no conocía nada de su vida...
    Gracias Vero por compartirla!
    Beso

    ResponderEliminar
  14. Me encantó leer esta entrada, su historia y la manera en que la cuenta.. una genia!
    Gracias Vero por dar a conocer gente tan inspiradora!!
    Desde acá poniéndome al día con tu blog, después de días de descanso bajo el sol.. Besos!
    mi.

    ResponderEliminar
  15. Un recorrido precioso, muy propio de un Alma :)
    Me alegra que dieses el giro y hayas encontrado la ruta que te hace feliz. Que sigas manejando el timón y dirigiendote a grandes mundos del diseño :)
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. :) me alegra muchísimo que les haya gustado, que las que la conocían ahora también conozcan su historia y que sea una inspiración, como claramente es :)

    beso enorme a todas y gracias por pasar!

    ResponderEliminar
  17. hermosas ilustraciones!! y me encantó todo el relato.Una inyección de luz cuando los nubarrones te tapan el sol. Voy a seguir adelante cueste lo que cueste. Gracias Marina y Vero!!

    ResponderEliminar
  18. Vero, pásate por mi blog, te he dejado una sorpresa. Un beso

    ResponderEliminar
  19. me alegra que inspire la historia, es realmente ejemplar :)

    y muchísimas gracias, ahí voy :)

    beso enorme!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.