APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Ahora sí, ¡sal a todo!

  • 20/9/12 -


PLAY | Carmensita - Devendra Banhart

A mi me encanta cocinar, y me parece que lo hago bastante bien, pero siempre me olvido de la sal. Fija. Mando arroz al agua pero me olvidé de la sal; preparo una carne para un potaje y le meto todo menos sal; y lo mismo con fideos, ensaladas, choclos hervidos, huevos batidos para hacer milanesas, preparados para empanadas y hasta el pan con manteca de los viejos restaurantes. Y después todos le terminamos echando kilos de sal al plato final. Yo creo que mi tara se la debo a que mi salero de mesa es demasiado coqueto para cocinar y el de la cocina, lleno de sal gruesa, es un perezoso. Pero todo cambió cuando los molinillos Black & Decker Home llegaron a mi cocina…

piribiribibibi musiquita de comercial de los 80

Estas máquinas de felicidad le pusieron onda y ruidito a mi cocina. Ahora no me olvido jamás de ponerle sal (y tampoco peco de exceso, lo veo caer y freno cuando ya me parece suficiente). Es un golazo y siento que tengo el deber moral de esparcir esta práctica noticia, que sé que le va a hacer muy bien al mundo que gusta del delantal y de todo lo que hace con esto puesto.

El dúo de molinillos eléctricos Black & Decker SNP1010B pueden utilizarse para moler sal, pimienta y otros tipos de especias; y permiten elegir y ajustar el grado de molido con tan sólo presionar un botón, para obtener un granulado fino o grueso dependiendo del gusto de cada uno y del tipo de especia. Además, cuenta con un cuerpo de plástico ultra resistente y el triturador es de cerámica, lo que garantiza una excelente durabilidad.

Desde que los tengo, me la pasé haciendo…

Croquetas de maíz (+ sal), del segundo libro de Juli López May

Papas al horno con queso crema sopa de cebolla deshidrata como condimento (+ sal)


Rejunte de arroz, pollo y verduras salteadas (+ sal) en rapiditas Bimbo al horno


Alcauciles con aceto, aceite y sal, sal, ¡sal!

Pero el que posta merece estos molinillos eléctricos es el groso de mi hermano. Sabe sazonar, cocinar, picar la cebolla como Tom Colicchio lo esperaría de los participantes de Top Chef, y tiene una cocina armada muy pro, con cuchillo de cerámica y todo. Hasta te tira manito como Jamie para sentir el aroma de lo que está en la sartén (pancetta, pancetta Miki). Por eso le di uno (minga que entregaba los dos). El martes fuimos a cenar a su casa y preparó un potaje idílico para despedir el invierno.

Cortó y limpió el pechito de cerdo.

Lo sazonó con Sharwood’s Tandoori Spice Mix + comino + pimienta + aceite de oliva + sal, por supuesto. Tapó la mezcla con film y la puso en la heladera. Y a Vicky también le re copó usarlo.


Picó morrones rojo y verde, azúcar, zanahoria y apio (aunque no les guste el apio, Andy dice que metan un poco. Tiene un gran protagonismo en el sabor de la salsa). Luego selló la carne del cerdo en una cacerola con un poco de aceite de oliva. Cuando retiró la carne lista, levantó el fondo con una pinta de vino tinto Malbec y un pote de salsa de tomate onda Pomarola. Llevó el mix líquido a punto de hervor para que se evapore el alcohol del vino, y luego llevó todo esto a una nueva cacerola, donde lo estaba esperando el cerdo.

Con la salsa agregó todas las verduras, le puso más sal con el molinillo Black & Decker, tapó la cacerola y puso el huevo timer a contar: una hora. A charlar al living para que pase el tiempo rápido.

Luego de casi tres horas, el arroz yamaní que acompañaría el potaje ya estaba listo, el perejil ya estaba picado y el plato principal estaba a pleno en la cacerola, terminando sus últimos golpes de calor. Probamos, metimos pedacito de pan fresco (lamento no haber metido la baguette entera Mr. P), y listo. ¡Afuera!

El arroz lo presentó a modo de timbal (¡canchero!).


El chef espolvoreó perejil picado sobre el plato y sirvió suculentas porciones a la horda muerta de hambre que esperaba. De más está decir que no sobró nada, que los primeros diez minutos fueron de absoluto silencio (sólo interrumpido por expresiones de fanatismo al plato servido) y que el que tuvo lugar en su panza, repitió un poco más. Una gloria de cena, una oda al fin del invierno. Con sal.

No tengo más que palabras de agradecimiento para Black & Decker por ponerle onda a mis comidas y ruidito a mi cocina. Los aplaudo de pie y, si algún día tengo dos perros, los llamaré Black y Decker. ¡Gracias totales!


Black & Decker

14 comentarios

  1. Buena ondaaaaaaa. jajaja, este post ha sido auspiciado porrrrrrrrrrrr...

    quedó muy bueno, mejor que el cerdo que cociné!! jajaja

    beso hermanita!!!

    ResponderEliminar
  2. Tengo hace poco unos que me regalaron (no son Black & Decker!) y son la gloria! Encima vinieron con 1 kg de sal marina y pimienta en grano para fácil 5 años! así que yo no regalo ninguno! jeje Un beso!

    ResponderEliminar
  3. jajaja qué hambre me dio este post Vero, es terrible saber que hoy almuerzo un cacho de pizza de ayer :(
    Gracias por tu mensaje!! Un lujo haber quedado seleccionada al lado tuyo, tus paredes alta-onda merecen podio. Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  4. jajajaj me lo compro y empiezo a cocinar mas creo jajaja es puro marketing del que funcionaaa! jajajaja

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno el tema de Devendra! Tanta receta rica me da hambre, jeje la temporada de alcauciles nos hace felices:)

    ResponderEliminar
  6. Hola! Los compraste en Bs As? Dove? How much? Besos y gracias!
    Andrea

    ResponderEliminar
  7. NOOOO NOOOO NOOOO ME ESTAS JODIENDOOOOOO ME ESTAS JODIENDOOOO ME ESTAS JODIENDOOO!!!!!!!
    TENGO QUE TENERLOS!!!! UNA FUTURA COCINERA, ESTUDIANTE COMO YO LOS NECESITAAAAAA MIERDA CARAJO, ESTAMOS EN LA BBBB, LTAAAA AJAJAJJAJA

    Ahora bien...ya más calmada, te consulto, dónde podría adquirirlos??? cuánto duelen??? precio salado o picante???
    besoooooo

    ResponderEliminar
  8. ooopa, de acá SAL(e) un takemeout!

    ResponderEliminar
  9. hola a todos! es tarde y estoy bien muerta, pero paso a contarles que en la gace de prensa que me mandaron los chicos de porter novelli (la agencia), dice que valen $189 el pack de dos. no lo publiqué porque los precios, hoy por hoy, hay que tomarlos con pinzas, pero tómenlo como referencia ;) y sí, se supone se venden en todos los lugares de electrodomésticos.


    gracias vicky, qué linda sorpresa fue :)

    andy me hiciste reir! jaaaj!

    besos chicosssssssss

    ResponderEliminar
  10. ¿Narda Lepes ó Vero Mariani?...esa es la cuestión!.-

    ResponderEliminar
  11. jajaajajaj vero mariani con un molinillo genial, nada más antonio ;) jajaja!

    ResponderEliminar
  12. Hola ! probaste de usarlos para moler semillas tipo sesamo, lino o chia ? funcionarán bien ? gracias =)

    ResponderEliminar
  13. hola neja! no lo usé para ninguna otra cosa que no sea la sal gruesa, la verdad no tengo idea. no se, no debe haber problema... lamento no poder darte una respuesta concisa! ejeje!

    besos y suerte!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.