APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer II | Un amor natural

  • 18/8/11 -



Esto que les voy a contar pasó. Un día mi orquídea Anita se puso amarilla. No los tallos, sólo las tres hojas que salían de cada uno, orgullosamente replantados en una maceta más grande para ver crecer a mi planta. Pasó uno, dos días y alguien me freakeó con las cenizas del volcán. Ante la duda, consulto a mi médico: su médico, el de Anita. Onda Shirley MacLaine en La Fuerza del Cariño, DENLE DROGAS A MI HIJAAAAAAAAAAAA, la puse en mi chaguito Violraviol (y medias Silvana, por supuesto) y la llevé raudamente al pobre vivero que descubrí a días de haberme mudado a mi nueva casa. Pobre flaco. Anita fue como la quinta planta en visitarlo en condiciones terminales. ¿Pero saben qué? Las salvé a todas gracias a sus “la orquídea es una planta de interior”, “esa trasplantala y regala más”, etc.… ¡cua!


La conclusión es que, a falta de gato, tengo plantas y me mato si alguna se muere (todavía no me recuperé de la albahaca que salió volando en una tormenta). Por eso conocer a Anika Cundo fue uno de los grandes hallazgos de este año, al que le agradezco a Romi Goransky, la inagotable Google humana.




Anika es Anika Flor, una propuesta que ya te compra de sólo ver su site. Cuando entramos vemos que vende flores para regalar, diseños florales, hace eventos y arreglos en comercios. Eso a simple vista. Luego descubrimos que sus ramos no están envueltos con ese celofán retro-que-no-está-bueno, sino con una tela hermosa que, ¡oh casualidad!, resulta ser una funda de almohadón confeccionada con telas de descarte (lindas, muy lindas). ¡Es brillante! Dos regalos en uno y te olvidaste de usar papel u otro material que luego termina en el tacho.




Esto a simple vista. La posta es conocerla en persona, y yo tuve el gusto. Anika es una apasionada de lo que hace y eso decanta desde el primer momento. Laburó muchos años en marketing de Clarín (es amiga de mi primo… ¡el mundo es una funda de almohadón!) hasta el día que se replanteó sus tiempos. Siempre fue una amante de las flores y la naturaleza, y su visión y deseo la llevaron a volcarse adonde la vemos hoy: visitando el mercado de las flores al alba para conseguir flores frescas para sus pedidos y clientes; armando arreglos en algún lobby de Buenos Aires con ingredientes naturales extraordinarios; diseñando una maceta original junto a un equipo talentoso; coordinando talleres que cosen sus fundas; encontrando las telas; dictando workshops de huerta y arreglos florales para casa (sí, esto es muy copado: se enfoca en lo que tenemos en casa y cómo arreglarla con flores, qué trucos e ideas saber…); reciclando espacios para presentar a sus plantas; armando kokedamas; compartiendo buenos datos en su blog; y muchas cosas más que afloran como su materia prima.




Es pura energía, está llena de ideas, no le tiene miedo a probar cosas nuevas y su amor por la naturaleza es contagioso.


¡Miren lo que es esta huerta orgánica! Viene con seis plantines (romero, orégano, tomatines cherry, albahaca, menta y curry), en un cajón de frutas reciclado al que podes escribirle, al igua que a las macetas de los plantines. El cultivo urbano es un hecho al alcance de tu mano.



Maniquí con vestido de hojas naturales que diseñó para la apertura de un local (ahora lo pueden ver por un tiempo en Boulevard).



Fotos inspiradoras buenísimas que comparte en su blog.



EcoMacetas grosas que desarrolló con los chicos de Laboratori.



¿Lo mejor? Es que esto es sólo el comienzo de Anika Flor. Las dos veces que la vi me bastó para conocer que las grandes ideas pueden crecer en macetas, y que el mundo de las flores y las plantas tiene mucho para dar. Son compañeras, una linda sorpresa un día cualquiera, nos alegran hasta el rincón más impensado de casa y nos conectan con la naturaleza en plena ciudad. Ese es su enfoque: saber que el contacto con lo natural es más que accesible y puede llenarnos de satisfacción. Como ver crecer la primera hoja a una Anita renovada…



(Eso es mentira, fue el cierre cursi-poético perfecto pero Anita sigue sin dar señales de vida ñaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ¡mamá mandale reiki! ¡Jajaja! Moraleja final: la naturaleza tiene sus tiempos, y bien por nosotros en intentar comprenderlos y bajar cambios para acompañarla).



Anika Flor

http://www.anikaflor.com.ar/

http://anikaflor.blogspot.com/

info@anikaflor.com.ar

Buscala en Facebook


Todas las fotos fueron tomadas de su Facebook y blog




13 comentarios

  1. Vero, me encantó. Me gusta mucho lo que hacen. Beso

    ResponderEliminar
  2. Además de sus pensamientos volcados a texto que como siempre es impecable el trabajo de Anika es...supremo. Me encantó!!! Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Ame las cosas que hace Anika!

    Hay un ramo hermoso ahi, arriba de la foto de una chica con delantal rosa...oh, flipé.

    Y justo yo estaba por armarme una minihuertita con hierbas aromaticas frescas en macetas!!

    Bieeeen, vaaaamo!!
    Embrace a green life!
    wiiiiiiii

    ResponderEliminar
  4. ay que lindo!!!!! me encantooo la huertita, bah, toda la propuesta, genial!
    besos!!

    ResponderEliminar
  5. Buenisimoooo Vero!!! Siempre tan linda, siempre tan "Heal the world"...
    Me gustó lo del tiempo de la naturaleza, estoy sumamente de acuerdo, paremos un pocooooo!!!!
    Besos hermosa, que tengas lindo día!
    vic

    pd. cuál es la razón de no tener un gato?

    ResponderEliminar
  6. Vine a esta parte del post con la imagen que no me quito nunca más de Shirley MacLaine metida en la cuna de la hija para ver si respirabaaaa jajaaa!
    Todo super divino lo de Anika!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Qué bueno este post, va con el día de hoy y ya dan ganas de arreglar las plantitas, ordenar el patio y comer ensaladas con plantitas de una minihuerta, besos Vero!

    ResponderEliminar
  8. Ayy, Vero! Qué sintonía este post; telepático diría! Hace un rato bajé al jardín para saludar a las primeras azaleas, a mis inmensas estrellas federales, todas y cada una agradecidas por oportunos transplantes! Así que acabo de decidir el idem inmediato para mi palo borracho (que nació bonsai y quiso ser árbol, con espinas, pero sin flores!)a un macetón enorme para ver si aunque sea me regala una flor! Es que se va el último mes sin R y el muy apurado, ya tiene brotes!
    En septiembre, iré por Anika para rever el tema de la huerta. Además bellísimo lo que hace con las flores. Gracias por los colores en este dia grís!

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Vero por mostrarnos el laburo de Anika (blog impecable!). Me enamoré del maniqui vestido con hojasssssssssssss! Besos

    ResponderEliminar
  10. Qué lindas macetitas!!! Muy lindo todo Vero!

    ResponderEliminar
  11. Que lindo todo!
    Espero que sobreviva.
    Me parece que vamos a ser unos cuantos haciendo fila en lo de Anika..

    ResponderEliminar
  12. me alegra que les haya gustado chicas, aunque no tenía ni una pizca de dudas que era bien para ustedes ;)

    beso enormeee y perdón por el delay!

    ResponderEliminar
  13. Ah, ver tantas especias juntas me hace feliz! Aca estamos cultivando albahaca, puerro, aji y bamias (que no son una especia, haha). Y aguanten las suculentas! Son super faciles de mantener!

    Abrazo!

    Miki.

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.