APERTURA

CRÉDITO APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | There are places I remember

  • 11/10/10 -


No tengo el recuerdo patente de escuchar a los Beatles en casa cuando era chica, pero sí tengo imágenes de una de sus películas proyectándose en nuestro living chiquito, alguna que otra canción atravesando los ambientes, y la certeza de que mi vieja amaba a Paul (aún lo ama, ayer hablaba de sacar entradas para verlo en River el próximo 10 de noviembre). Los Beatles llegaron solitos cuando yo era mucho más grande.

Fue una mañana en Londres. Yo tenía 23 años y la misión de llegar a Abbey Road. Mientras tanto, en Dublín, el John Lennon tatuado en la espalda de mi hermano lloraba… ¿por qué ella, pequeña ignorante, conoce antes mi tierra? Sorry Andy, c’est la vie!

Un viaje en bondi de dos pisos (claaaaaaro) me dejó a pocos metros. No estaba el Beetle ni los cuatro Beatles (¡qué susto sino!). Sólo era un día soleado en un barrio residencial, y se escuchaban pajaritos exacerbados por la primavera y el ocasional tránsito de autos yendo Dios sabe dónde por la mano izquierda. Foto al cartel de la calle, foto al estudio, foto a la cebra peatonal, foto a la nada misma… hasta que me topé con un post de luz escrito por algún fan:

Music that lives. Foto fuera de foco y un pensamiento: ok, sí. Música que vive y, al toque, este escrito:

Hay lugares que recuerdo. Muchos fans felices de haber llegado a Abbey Road. Para mí, en ese entonces, era un lindo lugar para visitar y después refregar en la cara de mi hermanito. Nada más (aún hoy esquivo dardos de fanáticos). Mi corto recreo en Londres terminó, me subí a un avión y volé a empezar mi segunda era en Dublín. Hasta acá la no anécdota.

Lo curioso se dio cuando días después llegó Vivu, mi amiga argentina que se sumó a este paréntesis emocional en la isla esmeralda. Sacó 80 cosas de su valija: remeras, pantalones, bombachas, libros, creo que había un pote de dulce de leche, y seguro habían altísimas dosis de alegría, pizcas de dudas existenciales, un poco de incertidumbre respecto a una nueva vida en un país lejano, y muchos CDs. Tomó uno y lo colocó en el DVD. The Beatles. Todos sus temas alegres, bailables, memorables… de repente estábamos las dos haciendo ridículas piruetas por el living del 145, departamento de mi hermano, las catalanas y Enrico (anfitriones de lujo). In my life llegó para serenarnos y, mientras tomábamos bocanadas de aire, recordé la frase de Katrin en la pared del estudio Abbey Road. De alguna forma sentenció la carga emocional que le pondría a mis largos meses en Dublín. No hay día que escuche ese tema y no recuerde cómo me sentí en ese momento. Bien viva.

Eso son los Beatles para mí. Música legendaria entrelazada con la vida misma. Canciones que pasan a formar parte del soundtrack de tu historia, y que se repiten una y otra vez para darle el matiz perfecto. En esta semana temática no pretendo nada más que mostrar con rotunda subjetividad como influyen los Fab4 en mi vida y en la de otros que con la mejor onda aportaron lo suyo para este blog. ¡Long live the Kings!


12 comentarios

  1. Que buen relato verito!
    Me encantó...

    besos enormes!

    ResponderEliminar
  2. amo los especiales de alma, sobre todo cuando la propuesta se basa sobre cine o musica, esta semana beatle promete ser alentadora!!! (sobre todo para los que tenemos pensado gastar un tercio de nuestro sueldo en una entrada para el recital en noviembre).

    Mi momento "beatlesque" por excelencia: haber descubierto la magia y talento de Sir Paul escuchando atentamente el medley de Abbey Road. Lennon fue la primer estrella marketinera de la musica popular, Macca logro homogeneizar el talento de cuatro y asi hacerlos sonar como una banda. y todavia se lo discute.

    a ver con que nos sorprendes vero!

    ResponderEliminar
  3. Que lindo Vero como contás tus pasos con ellos, los más grandes. Desde el comienzo hasta el enamoramiento total. Decile a tu mamá que en desacuerdo con ella yo lo amo a George (y también bastante a John)!!! Hermosas fotos también como de costumbre!
    Ah! y gracias, mil gracias por tus palabras en casa chaucha, igual que siempre en El beso...!!!

    ResponderEliminar
  4. En mi casa papá los escuchaba y recuerdo que cantaba sus letras aun cuando solo era fonetica porque no sabia ni media palabra en ingles... y moria de amor por ellos.
    Su musica, sus letras... transportan!
    Gracias por llevarme a la cebra peatonal mas famosa con tu relato.
    Los llevo en mi mp3 para llevar a Pule
    Besooooos

    ResponderEliminar
  5. Estaba esperando esta semana temática!!

    Mi papá los escuchaba y los escucha, era un clásico despertarse los sábados a la mañana con The beatles inundando la casa.

    El siempre cuenta que tenía un loro al que le había enseñado a silbar yellow submarine.

    Vamos con Paul en noviembre, obvio!

    Gracias Verito

    ResponderEliminar
  6. hermoso post Vero! justo justo, vengo teniendo una semana muuuy beatle. coincidencia? mmmm....
    Besoo!

    ResponderEliminar
  7. Quiero ir a ver a Paul pero que fiaca gastar el dineral de las entradas! porque convengamos que para ver medianamente bien hay que invertir si o si, no?

    ResponderEliminar
  8. Ay Verín! Mirá, me quedo con que tu mamá amaba a Paul, igual que la mía, igual que el 99,7 por ciento de las madres sobre el planeta? MI vieja me confesó que al principio lo que más le gustó de mie viejo es que le recordaba al joven mc cartney. Y lo de los Beatles, entrelazados con la vida misma... bueno, lo primero que pensé fue en el compilado de los D4 que puso mi papá camino a la quinta el 4 de septiembre. Y cómo tarareamos las canciones Petit y yo!
    Hay mucho más Beatle para mí, como que "Any time at all" sea mi tema de planchar. O "Cry baby cry" la canción para caminar sobre la nieve. Pero no quiero poner taaaanto en un comentario que a est aaltura ya parece post.

    ResponderEliminar
  9. Ay Verín! Mirá, me quedo con que tu mamá amaba a Paul, igual que la mía, igual que el 99,7 por ciento de las madres sobre el planeta? MI vieja me confesó que al principio lo que más le gustó de mie viejo es que le recordaba al joven mc cartney. Y lo de los Beatles, entrelazados con la vida misma... bueno, lo primero que pensé fue en el compilado de los D4 que puso mi papá camino a la quinta el 4 de septiembre. Y cómo tarareamos las canciones Petit y yo!
    Hay mucho más Beatle para mí, como que "Any time at all" sea mi tema de planchar. O "Cry baby cry" la canción para caminar sobre la nieve. Pero no quiero poner taaaanto en un comentario que a est aaltura ya parece post.

    ResponderEliminar
  10. ahh!!! chiquita.. q bueno tener este revival en mi corazón! jajaj!! tenía 12 años y moría por Paul.. y un día, disfrazado adentro de un Long Play ( SI!!! UN LP había de eso en mi infancia!!! jajaj) de Rita Pavone, apareció mi primer disco de ellos.. todos asomados en un balcón, castigando flequillos ( impensados para la época!) ahhh! mori de amor por e´l y por ende por ellos como banda! son mi adolescencia y mi juventud.. y con mi inglés de secundaria , cantaba las letras de acuerdo a lo que oía! jajaja!y de ahí en más.. siempre estuvieron conmigo!
    ahora es un placer para mi que ustedes los sigan escuchando y que signifiquen algo en sus vidas.. estos chicos HICIERON HISTORIA!
    ya tenemos las entradas para ir a verlo.. lo vamos a disfrutar todos juntos y eso para mi es lo MAS!!!!
    muaaaaaa!!!!!

    ResponderEliminar
  11. lo más lindo de este post es haber conocido sus historias beatleanas jajaj! a eso apunta este especial, qué buena onda que se coparon!

    besos y gracias por la black magic!

    ResponderEliminar
  12. Veruchis, qué emoción!!!!!!! qué lindo que me hagas acordar de estas anecdotas!!!!!!! Ahhhh... cuando llegué... qué recuerdos... llegué tal cual lo describís... Además acordate que la ultima vez que nos habiamos visto antes de reencontrarnos en Dublin fue cuando teniamos... cuanto?? 8-10 años??
    Y justo por suerte puse los Beatles, que me fascinan, porque en el resto de la musica ni coindiamos!!!! no te gustaba casi nada de lo otro que tenia!!!! jajajaaa!!!!!
    Ese CD me lo habia regalado un amigo, y lo escuchaba siempre.
    Perdon que no cuente anecdota de los Beatles, pero es que me quedo con la de Dublin en mi mente... que lindos recuerdos...
    Alguna vez volveremos a reencontrarnos alla....

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.