BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | Una chispa especial

  • 1/8/10 -

Junio había comenzado y yo, recién llegada de unas vacaciones extraordinarias, juraba que pasarían meses hasta volver a sentir la chispa de lo especial. Pero por suerte siempre me equivoco.

Una mañana, fría como se espera de junio, salí de casa para conocer Niletta Pétit Couture, el atelier de Nilia Rodríguez Menghi. Calculé mal el tiempo y, para esperar a que se haga la hora, aproveché la zona y me tomé un café en Central Cook, un lugar que siempre quise conocer. Me senté-cuasi-acosté en un sillón junto al ventanal y tomé mi café como si siguiera de vacaciones, amansada por el solcito que entraba al café. Con esa buena vibra caminé por debajo de los árboles de Olleros hasta llegar al 2529, donde una puerta de madera estaba a punto de transportarme a un lugar feliz y así seguir con la fantasía.


Nilia, sonriente y de gestos suaves, me abrió la puerta de su taller/showroom, una casa antigua de Belgrano puesta a punto con muebles heredados para albergar todas sus adorables creaciones y una mesa enorme para dibujar bocetos, coser y terminar cuidadosamente prendas a mano. Bastó un segundo para sentir esa chispa especial.


Su atelier no es solamente un espacio donde colgar una colección exquisita y romántica de vestidos de alta costura para nenas de tres meses a doce años, junto a sus sweaters y otras prendas ideales para engalanar protagonistas de bautismos, comuniones, fiestas, cumpleaños y bat mitzva. Es el clima general del lugar lo que lo hace tan especial, donde la buena vibra de su anfitriona comulga con su pasión por crear y atender madres, tías, abuelas y niñas que vienen llenas de ilusión a trascender un momento. De paso se cuela la voz inconfundible de Edith Piaf, masitas dispuestas en vajilla primorosa, unos deliciosos tés en hebras que Nilia prepara para sus visitas, flores frescas y tantas otras de origami hechas por Lou. Así y todo, tan rosa como parece, no empalaga: encanta.


Nos sentamos en la gran mesa del salón para tomar el té y relatar historias de vida. Nil estudió diseño de indumentaria en la UBA, hizo una pasantía en el Colón, fue vestuarista de Pol-ka, vivió en Barcelona donde estudió figurinismo y tocó puertas de diseñadores para jugarse y ver si era posible laburar y aprender con ellos. Fue posible, aprendió y se fogueó entre géneros, moldes y colecciones. Cuenta que hizo todo eso, no se si necesariamente en ese orden, con corazón, pilas y la certeza de jugarse hasta el fondo por sus ideas. En mi barrio eso se llama actitud. Y eso es admirable.


Nil se inspira en los vestidos que su abuela le traía cuando volvía de viaje, en películas, en telas que despiertan ese nosequé y en flores, muchas flores. Comparte que sus vestidos nacen del detalle, y que cree que los chicos tienen que estar cómodos para disfrutar la ropa.

No diseño prendas acartonadas ni uso géneros que incomoden o lanas que piquen. Lo fundamental es que les permita el juego y libertad de movimiento, como corresponde a un chico. De hecho, siempre digo que no importa si se rompe, lo arreglamos porque forma parte del disfrute pero luego les permite tener una prenda guardada por mucho tiempo. Me encanta ver que un vestido fue bien disfrutado. ¡Me preocuparía si después de una fiesta queda intacto!


Cada prenda se hace a mano y utiliza materiales naturales como voiles de seda, satén y algodón puro. Si hay que hacer algún arreglo, ella se encarga personalmente y atiende cada pedido con el placer de quien disfruta ver las caritas de felicidad de sus petit clientas. Está la idea de diseñar ropa para varones, principalmente con lino, pero por ahora, las princesas son las estrellas y ellas siempre encuentran nuevos modelos que se suman todo el tiempo. Su estilo es claramente atemporal, entre clásico y moderno, y siempre sofisticado. No chicas, no hace tamaño grande… esperemos que pronto cambie de opinión. Ahora me pregunto… ¿qué tipo de truquitos recomiendan las abuelas para que la primera hija sea mujer?


¡Muchas gracias Nil por la buena onda, y Marian y Ceci por el contacto, la pasé bárbaro!


Niletta Pétit Couture

www.niletta.com.ar

info@niletta.com.ar

D: Olleros 2529, Belgrano

T: 4776-3390


Más fotos Niletta Pétit Couture


4 comentarios

  1. Qué elegante!! Dan ganas de tener una niña para vestir de princesa!!

    ResponderEliminar
  2. una divinura por dios me enamore!!! ves neecsito que este baby que va a nacer sea nena!! es una necesidad!! jejeje

    ResponderEliminar
  3. jajaja sí, a mí me encanta, ahora de grande!!!! el problema es su mi hija sale rea como yo... no tengo idea como voy a hacer para que se ponga esta ropa! a mi vieja la volví locaaaaaaaaa, pobre ella, que es tan elegante! jajajaaj!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.