APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

EcoCátedra del “sí, quiero”

  • 29/6/15 -


PLAY | Shut Up and Dance – Walk The Moon


Muy feliz lunes a todos, y muy felices los novios que están en estos momentos transitando el delicioso proceso de la organización de su boda. Cual hada madrina de Disney, hoy nos visita Marianela Regino, fundadora de EcoBodas Campestres y la voz de la experiencia en materia de celebraciones sustentables, creativas, originales y amigables con todo lo vivo y no vivo de esta linda tierra. Tan clara la tiene que preparó una presentación de lujo para expresar su concepto de bodas bien fundamentado en su propia experiencia y en aquello que le vibra correcto. ¡El Planeta le está muy agradecido, y su bolsillo también tortolitos! Los dejo con Marianela y su EcoCátedra para dar el sí en un contexto amigable por donde se lo mire…




Soy Marianela Regino. Tengo 39 años, casada con Santiago Lambardi de 35 años y con una hija, Julia Inés de 3 años. Nací en La Plata, estudié Licenciatura en Biología con orientación ecológica en la Facultad de Museo y Ciencias en la misma ciudad hasta segundo año. Abandoné por Técnica en Hotelería y Turismo en CEN.CAP. Viví desde los 24 años en C.A.B.A y trabajé como supervisora en Alimentos y Bebidas en hoteles como Sheraton, Sofitel Arroyo, Park Hyatt Palacio Duhau y Panamericano. En el medio de algunos de estos trabajos me embarqué en un crucero de la línea Princess Cruices durante 10 meses y recorrí EEUU- Canadá – Alaska e Islas Vírgenes. Trabajé en Milena fábrica de pastas, en Bodegas del Fin del Mundo, y muchos trabajos más pero períodos cortos. Estudié esoterismo, aromaterapia, y practiqué deportes como tenis, aeróbics de competición, kung fu y Shugendo. Mi último curso fue sobre eventos sustentables en fundación EnergizAr. Mi mayor logro, superar el miedo a ser madre. Mi anhelo, hacer de mi proyecto algo digno que ayude a ser felices, aunque sea un rato, a los demás.



¿Qué significa una boda ecológica?
En nuestro país aún mucho no se practica, a diferencia de otros como EEUU, España, Francia e Inglaterra en donde hay una gran aceptación por las bodas denominadas “Eco friendly” “eco wedding” “eco chic” “bodas ecológicas” etc. Son un éxito porque combinan muy bien estilos, funcionalidad, convicciones e ideales y economía.

Para realizarlas es necesario:
+ Reutilizar objetos, reciclar, restaurar o intervenir materiales
+ Invertir lo mínimo y necesario en materia prima para no generar excesivos desperdicios
+ Obtener insumos bajo el principio de “Comercio justo”
+ Reducir el uso de energía o utilizar energía sustentable
+ Devolver en beneficios la ejecución del evento
+ Y estar permeables a las condiciones que impone la naturaleza, usando todas las ideas posibles en pos del cuidado del medio ambiente




¿Cómo nació EcoBodas?
EcoBodas Campestres nació a partir del amor y las ganas de casarnos con mi esposo. Con muy pocos pesos en el bolsillo, pero con una gran imaginación y experiencia en el rubro, puesto que ambos somos del palo de la hotelería y gastronomía de lujo, fuimos armando sin querer una boda muy gasolera pero con mucha onda.

Una amiga que tiene un campo el cual explota turísticamente, me hizo precio especial por el alquiler de lugar. Nuestras familias nos ayudaron aportando algo que nos salvaba de comprarlo. Lo hicimos al mediodía, por varios motivos: la distancia, la iglesia era más barata, no poníamos en compromiso de vestirse demasiado elegante a los invitados, podíamos disfrutar de la pileta y no se hacía tan largo como para hacer muchos cortes con comida.


No salió tal cual lo programamos… 15 días antes mi esposo y yo nos quedamos sin trabajo, ese día llovió después del almuerzo ¡y cancelamos nuestra luna de miel por razones obvias!

Pero, la fuerza de nuestra unión pudo más y logramos ser felices desde entonces. Al poco tiempo las cosas mejoraron, quedé embarazada y la vida nos cambió. Tanto, que decidimos agradecer a Dios y a todos los que nos quieren y nos tendieron una mano en aquel momento, y decidimos renovar los votos. Nuevamente en el campo, nuevamente las corridas y la organización. Esta vez fue distinto aunque algo no cambió, ¡¡dos años después volvió a llover!!


¡La lluvia es abundancia! ¡Claro que sí! Y Marianela lo comprobó en proyecto propio…

Mi amiga, la dueña del campo (Miriam Gattari) en ambos eventos, quedó maravillada con lo que había armado. Un día vino a casa y me dijo que tenía que hacer lo mismo que en mi boda y renovación, pero de manera comercial porque me salía muy bien. Y plantó la semillita de las bodas “eco-friendly”. Y así fue, como desarrollé en seis meses toda la propuesta, la página, el contenido, los estilos, los costos, la promoción, absolutamente todo. Me quedé horas cosiendo, pensando, diagramando e investigando. Por supuesto que Miriam colaboró muchísimo conmigo, de hecho las fotos de la página fueron realizadas en su campo con fines comerciales también. En un principio pensamos en hacernos socias, pero luego al ver que la identidad absoluta del proyecto fue mía, decidimos que era mejor que yo realizara EcoBodas por mi cuenta, teniendo la posibilidad de realizar bodas en el campo de Miriam de manera contratada. Ofrezco también el campo Los Dos Vagones como una alternativa más entre otras.


Trabajo artesanal
La ambientación y decoración de una EcoBoda la llevo a cabo artesanalmente.  Yo coso, pinto, diseño, corto, pego, tejo, ¡y más! Los objetos los intervengo o re utilizo según la ocasión. Muestra de esto es absolutamente todo lo que está en las imágenes de la página web y de la fan page. Sin embargo, hay objetos que los compro a proveedores sustentables, artesanos que trabajan a conciencia con el ambiente y con los cuales tengo una relación de confianza. Me nutro de gente que comulga los mismos principios que yo. Y eso, hace que todo mi proyecto sea una cadena sostenible, y cuido que así sea y lo comunico permanentemente. Es importante que la gente sepa de dónde salen las cosas que estarán en su evento.



¿Qué ofrezco?
Existen dos estilos bien definidos para realizar una EcoBoda: Eco-Romántico y Eco-Campestre, y entre un estilo y otro una variedad infinita de combinaciones. Lo interesante de este tipo de bodas, es que está permitida la flexibilidad y la adaptación a cualquier bolsillo. Yo ofrezco dos alternativas ya definidas, pero no son estrictas. Los novios pueden elegir una decoración muy romántica y ofrecer un menú súper casero, o realizar su boda en una casa de fin de semana de un familiar donde el estilo es muy rústico y servir el mejor catering, o contratar todo el combo en las instalaciones que brindamos con mi amiga (donde realicé mi propia boda) y despreocuparse de todo.


En cualquier caso, si pretenden hacer una EcoBoda, bajo este nombre, deberá al menos ser al mediodía ya que es el mayor condicionante para el ahorro de energía y reducción de impacto ambiental. Y contar con un espacio a cielo abierto, más un lugar cerrado que albergue a todos los invitados en caso de mal tiempo o lluvia.

El estilo Eco-Campestre está concebido como un día de picnic. En un jardín cualquiera monto: pallets decapados en colores pasteles con almohadones, carpas indias sobre lonas, hamacas, fardos, carreteles de madera, rodajas de troncos, etc. Todo me sirve para armar livings de descanso y apoyo para que los invitados puedan comer y permanecer distendidos. El mobiliario lo provee EcoBodas, es parte del alquiler.


El estilo Eco-Romántico es la boda soñada. Aquí armo mesas y sillas para almorzar muy bien decoradas. Los tonos rosados y beige son los preferidos para este estilo, así como también las puntillas, las flores, tules, sedas, perlas y un toque de Shabby-Chic en todo lo que se hace. Y es bastante recargado.


En ambos casos ofrezco los mismos productos y servicios pero manteniendo los estilos: tarjetas de invitación, souvenirs, decoración absoluta del lugar, centro de mesas, carteles, pizarrones, altar, asesoramiento para vestidos reutilizados, etc.

Y también algo muy interesante, que es concientizar a los invitados de cómo economizar en contaminación con el traslado el día de la boda. Uno de los generadores de mayor índice de contaminación es el transporte, la huella de carbono se puede controlar. Para disminuirla, basta con solo reorganizar la manera en que llegan a la fiesta. Y les propongo una práctica muy usada en otros países como el carpooling. Aquí existen tres opciones: 1) los novios asumen el costo de la contratación de combis o un colectivo para trasladar ida y vuelta a todos los invitados; 2) los asistentes trasladan el costo de movilidad propia, y se distribuye entre todos el gasto del alquiler de las combis o colectivo; y 3) se arman grupos de personas para completar autos. Es decir en lugar de viajar dos personas en un auto, se organizan para viajar cuatro por auto. En todos los casos, se reduce la emisión de dióxido de carbono y la contaminación del ruido ambiental.


Otro propuesta muy novedosa, es el servicio del Ritual de Los Deseos. Para las parejas que no comulgan con el casamiento bajo el amparo de Dios (el tradicional casamiento por iglesia) pero desean celebrar su amor, sus años de convivencia y quieren festejarlo les propongo hacer un ritual. Consiste en que los invitados escriban deseos hacia la pareja mientras aguardan a que lleguen los novios. Una vez que se presentan y atraviesan un camino lleno de recuerdos que cuentan su historia; ya que cuelgo fotos de la pareja y carteles con frases cómplices que los identifica. Los invitados toman de la rejita sus deseos y los leen a viva voz para todos. Los novios guardan esa tarjeta (hecha con papel reciclado) en sobre especialmente decorado y sellan en ese acto un momento especial que recordaran siempre como símbolo del amor que se tienen, y con los testigos por supuesto de eso. Este ritual, se puede contratar tanto para una boda Eco-Romántica, como para una Eco-Campestre.




Atención a lo que sigue que no es un dato PARA NADA menor…

Economía de una EcoBoda
Basada en los detalles que significa realizar un evento sustentable, les propongo a los novios ser activos en la recolección de materiales. Esto reduce muchísimo los costos tanto económicos como contaminantes. Lo primero es tener una entrevista con los novios, saber que estilo de boda les interesa, dónde desean realizar su boda, cuántas personas son y acomodar todo a su gusto y a su bolsillo. Luego, viene la parte de búsqueda de materiales, con todo lo que ellos me puedan proveer diseño los souvenirs, las tarjetas, elementos de decoración, centros de mesa, etc. Y por último el mismo día de la boda, permanezco el tiempo que sea necesario para que todo esté como lo planteamos.


Hay algo muy importante al momento de pensar en una EcoBoda, ya que lo sustentable parte desde muchos aspectos; y teniendo en cuenta que el evento que menos contamina es el que no se hace, trato de sugerir bodas íntimas, es decir reducir al máximo posible la lista de invitados. La cantidad, el volumen no sólo aumenta los costos económicos de los eventos, sino que proporcionalmente aumentan los costos contaminantes. Pensar en esto es muy sano para todo aspecto. Yo prefiero tomar bodas de entre 60 y 80 personas, que impacta muchísimo en el ambiente que una mega boda de más de 120 personas.


Continuando con los valores de una EcoBoda, todo lo de arriba mencionado tiene una injerencia muy importante en costo que integra todas mis tareas. Y va a depender de los servicios que se sumen o que se resten en cada caso particular.



Wow, cuánta información, ¿no? Cuántas ideas, dedicación y compromiso con la Tierra y la feliz pareja. Me encantó su propuesta cuando Marianela me la compartió por primera vez, y estoy segura que esta apasionada puesta habrá tocado a más de un par de corazones. Espero que les sirva el dato y que el feliz día los encuentre bien acompañados, sustentables y rodeados de amor…




EcoBodas Campestres
M: 15 3038-3477


Todas las fotos de este post pertenecen a EcoBodas Campestres. 


8 comentarios

  1. y... me casaría de nuevo! hermosoooo

    ResponderEliminar
  2. Qué genial, me caso en noviembre, estoy recién arrancando con los preparativos y esto me viene como anillo al dedo (cuac!). Mil gracias, Vero, por el post. :)

    ResponderEliminar
  3. que divinas las fotos y los espacio generados!!!!!! me encantoooooooo, me caso de nuevo ;) jajajaja, besosssssss

    ResponderEliminar
  4. Divino!! Los telares o aguayos le pueden ir muuuuy bien! jaja Besos. Lola www.facebook.com/estiloaguayodeco ♥

    ResponderEliminar
  5. Mori muerta de amor <3!!!

    Beso Verito

    ResponderEliminar
  6. jjajaajaja da para casarse de nuevo las que se casaron y me encantó el aporte de lola jajajaja! gracias chicas por pasar y la buena ondaaaa :D que viva el amooooor, wiiiiii!

    ResponderEliminar
  7. Mi casamiento también fue casi una eco-boda, todo armado por nosotros. Y también llovió e hizo un frío de locos... y eso que era noviembre! Pero nada pudo arruinar la noche!

    ResponderEliminar
  8. Me encantó todo!! Uno de mis mottos es todo se recicla así que muchas de las propuestas me llegan de verdad. Me dieron muchas ganas de renovar los votos!!!! (el año que viene cumplo 10 años de casada, linda oportunidad, no?)

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.