BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Una cálida Vainilla

  • 26/3/15 -

PLAY | Elevator Beat - Nancy Wilson (Vanilla Sky OST)
Cómo me gustaba esta canción…


Nesquick con vainillas. Té de vainilla que se ofrece con un hilito de vapor. Vainilla como base para un muffin de choco chips. El aroma intenso al extracto de vainilla. El color vainilla para un vestido de bodas. La vainilla para teñir una blonda. La palabra vainilla. Amo la vainilla. María me acompaña en el sentimiento y en el refugio de una palabra con mucha calidez, que tan sólo mencionarla toma cuerpo, esencia y fundamento. Y se convierte en marca. Vainilla.


Vainilla nace hace muchos años, diría, de la observación de mis grandes maestros: mis abuelos. No tuve que hacer una investigación de mercado, o   ver que nombre pegaba más o cual era más comercial... sólo tuve que recordar los momentos de felicidad… allí, estaba la respuesta.


Recuerdo a mi abuela horas y horas sentada con su máquina de coser antigua Singer a pedal que luego de muchos años, la modernizó por una eléctrica. Todavía recuerdo esas largas noches... No me cansaba de mirarla con la dedicación, el amor, la paciencia que realizaba mis vestiditos, los uniformes, ufff un montón de prendas. Todavía conservo uno como un tesoro.


Ella, me explicaba cómo cortar, cómo trabajar con los moldes, cómo hacer los nuditos de las terminaciones de los hilos con prolijidad absoluta, y algo más que ella adoraba compartir: su libro de diseños dibujados y diseñados por ella, conservados en papel manteca para que el lápiz no se borre, y encuadernado como los de antes. Una reliquia. Trasmitió su arte, sin buscarlo.


Mientras en el otro lado de la casa, en el cuarto de los cachivaches (así es como lo llamábamos, no por el desorden sino por la cantidad de cosas que tenía allí), se encontraba él, Juan, mi abuelo, separando los tornillos para incorporarlos en un frasco de vidrio con su propia etiqueta, ¡cosa que heredé jajaj! A mi abuelo se la pasaba horas y horas desarmando y armando cosas, limpiando sus herramientas con mucha paciencia y dedicación…


Igual no recuerdo mucho su oficio pero siempre tenía buena predisposición para solucionarlo, eso sí lo recuerdo. Él me trasmitió el arte del oficio, el arte de reciclar y restaurar… ¡Ahhh, me olvidaba! Y cantar también. Él me cantaba siempre una canción bellísima antes de dormir. Esta tatuado en mi alma. Vainilla tiene una combinación de estos maestros que sin buscarlo lograron trasmitir arte, música y UN OFICIO.

Vainilla, ese aroma de las inolvidables bizcochuelos caseros de vainilla con manzana que tanto la caracterizaba a mi abuela, nunca se fue. En algún lugar de mis sentidos estuvo guardado siempre. Ahí nace Vainilla.



Vainilla es tan poderosa que me siento en el taller de María, al que imagino repleto de carreteles de hilo, de retazos de telas, de bastidores vírgenes y de macetas al crudo, esperando transformarse. Si bajo mis manos estoy segura que voy a tocar una silla de madera recuperada y pintada de blanco, con vetas al descubierto, pero prefiero dejar mis manos calentitas abrazando una taza antigua de té de vainilla.  Y entre sorbos le pregunto a María cuál es su destino…

Mi objetivo es decorar y embellecer los espacios dándole un estilo alegre, fresco y lleno de armonía. Por eso la paleta de colores que usamos para nuestros productos es visualmente calma, relajada…


Con esa serenidad tan evidente, María se dedica a bordar, reciclar, restaurar muebles antiguos y objetos, y a vender esos muebles que quieren seguir viviendo una vida más. María comulga con lo hecho a mano, hecho por uno mismo con alegría y esmero.  ¿Y en qué materia se traduce todo esto?

Tenemos nuestra propia línea de productos. La línea Antonia Romantic está conformada por macetas, cuadros bordados, bancos, espejos, y otros productos que estamos diseñado. También reciclamos muebles antiguos para clientes, y además compramos muebles antiguos para reciclarlos bajo los estilos vintage y shabby chic.



Y si observan, verán que en las propuestas de Vainilla hay naturaleza, animales y flores, musas inspiradoras de esta hábil hacedora, que piensa y produce diseños funcionales, hermosos y que sí, como la buena vainilla, te predispongan a ser feliz. Qué lindo encuentro María, muchas gracias por la calidez…



¡¡¡Bienvenida Vainilla a Alma Singer!!!



Vainilla



Todas las fotos de este post pertenecen a Vainilla. 



No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.