APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | San Francisco Parte 2

  • 6/1/15 -

PLAY | Hotel California – Gipsy Kings

¡Muy buen día a todos! Nos quedan dos días más en San Francisco para explorar en un posteo (ouch), así que le ponemos guitarras gitanillas, un paso a buen ritmo y un flashback de Jesús a punto de hacer un strike en El Gran Lebowski, porque sí. Porque creo que San Francisco tiene bastante de Jesús a punto de hacer un strike en El Gran Lebowski. Y mi strike bajo la manga es seguir en Instagram a locales de ciudades que admires. Es la mejor forma de conseguir datazos de primera mano. Y así fue. Siguiendo a la brillante Jordan Ferney de Oh Happy Day, descubrí que en The Embarcadero, tres veces por semanas (martes, jueves y sábados), hay un Farmer’s Market genial donde comprar muchas cosas directamente de sus productores. Recuerdo la foto que sacó a un stand de flores y lloro de la emoción. Lloremos juntos un poquito, porque visitamos la costa de San Francisco un domingo y nos perdimos la feria, pero hasta ahí, ¿eh? Dejemos de llorar el segundo que pisamos el lugar y nos dejamos bañar por un sol amable y una punta de lugares distintos para explorar…  



The Embarcadero
The Embarcadero es la avenida que limita con el paseo costero del este de la ciudad. 






The Embarcadero es larga y toca varias zonas (como North Beach y el Financial District). Con el tranvía que tomamos en Castro (recorre todo Market Street, una de las más importantes de la ciudad), nos bajamos justo en la puerta del Ferry Building, abierto en 1898 donde en 1875 operaba la Ferry House construida en madera. Por lo que leo, era el punto más importante de transporte de la ciudad, y actualmente, para mi golosa fortuna, funciona el Marketplace, una serie de locales grandes y chicos consagrados a la gastronomía en todas sus formas, sabores, colores y aromas. Es una onda el Chelsea Market de Nueva York pero más de cartón, más shopping yankee. Igual no importa mucho la facha, lo que importa es el contenido :D Y vaya si disfrutamos recorrerlo…























Acá hay una librería enorme muy tentadora, un Sur la Table (https://www.facebook.com/SurLaTable) y muchos puestitos más de objetos de bazar, decoración con onda, libros de recetas, y almacenes gourmet para llevarte cuanta lata y frasco puedas cargar en tu equipaje. 








Acá, obviamente, aprovechamos para almorzar. No tengo fotos del almuerzo porque me quedaron feas (mi dios cenital de IG me puede llegar a condenar), pero recuerdo que fuimos a un puesto dedicado a quesos donde encargamos un tostado muy pulenta y una ensalada bien verde con una “rejilla” de queso al horno (no sé cómo se dice). Mr. P probó algunas cervezas orgánicas y libres de gluten, y yo cerré con un cupcake con más pinta que sabor jeje





Ferry Building Marketplace
D: The Embarcadero y Market Street, One Ferry Building, San Francisco, California, USA.
H: Abre todos los días (horarios en la página web).


Después de almorzar caminamos un poco la peatonal junto al mar para llegar a ver de cerca Cupid’s Span (la arcada de Cupido, o el alcance de Cupido, o algo así según WordReference), una obra de Claes Oldenburg y Coosje van Bruggen, situada en Rincon Park e instalada en 2002. Me pareció simpática, y acá pueden leer más al respecto: http://oldenburgvanbruggen.com/largescaleprojects/cupidsspan.htm.






La próxima parada: Alcatraz. Entre nos, no era muy fan del plan porque no me cabe mucho pasar tres horas en una vieja prisión pero banco a Mr. P en todas y al final le saqué mucho provecho al viaje. Mi consejo es que compren las entradas online con anticipación (abajo les dejo el link donde las compramos nosotros), porque si llegan corriendo con el tiempo justo, este pequeño detalle los salva de perderse el ferry.





Alcatraz está muy bien armada para los turistas. Tienen una audio guía incluida en el costo del viaje / entrada, y el recorrido es cronológicamente claro. Es tan interactivo que hasta ponen audios de lo que solía ser la vida en la cárcel más terrible de Occidente. Jo-der.

















También te explican lo que fue el período de la toma de Alcatraz por un grupo activista que luchaba por los derechos y los terrenos de los indios americanos. Hay trazo de su estadía en la isla también, y hay un montón de plantas y flores autóctonas hermosas, para el que quiere cortar con tanta gravedad histórica. Ah, y las vistas a San Francisco son imperdibles, especialmente desde el ferry.  







Alcatraz


Cuando volvimos a tierra, ¡liiiiiiiiiiiiibres!, seguimos caminando por The Embarcadero con destino final Fisherman’s Wharf. Nos encontramos con un paseo de compras al aire libre que representa todo lo que no me gusta de este país: todo plástico, todo ENORME, todo ruidoso, todo lleno de gente llenos de bolsas de compras, todo grasiento (el olor de casi toda San Francisco huele a fritanga) y todo así como grotesco. Todo bien. Hay para todos los gustos, y este no es el mío. Lo que saqué en limpio fueron los puestos de frutas frescas en los pasillos de este enorme lugar.




Acá hay un arco, junto al mar. Te debo la info.




Boudin
Y acá, un lugar que parece Disney para los que amamos las harinas: Boudin. Entramos como encantados por la varita mágica de muchas canastas “voladoras”, que cuelgan de un riel aéreo y llevan pan y pan y más pan. Todo se mueve, en todas partes hay cosas, hay mucha comida, muchos panes con formas graciosas y hay un buen sector de objetos de cocina, libros y esas boludeces que te comprarías por mil. ¡Fue muy duro resistir el impulso capitalista! Qué bueno que nos cuesta un huevo los dólares, ¿no?








Boudin
D: 160 Jefferson St. San Francisco, California, USA.
Hay muchos locales más, buscar en la página web.



Fisherman’s Wharf
Con las últimas horas de sol llegamos al famoso Fisherman’s Wharf, una especie de puerto turístico lleno de restaurantes de comida de mar, y negocios de curiosidades y regalitos. 







Llegamos justo para el partido de River de ese domingo. “Alabado sea el WiFi”, exclama Mr. P, y después de picar unos langostinos fritos, él se sumergió en el maravilloso mundo del fútbol y yo me fui a dar vueltas a ver qué onda…




¡Tengo que volver para comprarme todo estoooooooooooo, todoooooooooooooooooo!


Fisherman’s Wharf


Con la victoria de River y un puñado de nuevas historias de viaje, volvimos a la casa de Judith y Daria a caer rendidos en la cama. Mañana será otro día, y mañana sigue acá…


Downtown
El principal objetivo del día era Chinatown, y por lo que tengo entendido, una de los barrios chinos más grandes de Estados Unidos. Pero para llegar a lo de nuestros amigos orientales, tuvimos que pasar por el Downtown de San Francisco…









El gris es el nuevo negro. Sigamos, que nos espera el rojo a tope…

Chinatown
Amo los barrios chinos. TODO está bueno. Y a todo se le puede sacar fotos. Este lo transité con una especie de impunidad que no sé de dónde la saqué, pero así fui, silenciosa, mirando de cerca con el objetivo de la cámara, tratando de llevarme algo más que las remeras truchas con descuentos, los paraguas de colores, los faroles colgantes, los pescados, los pollos, los patos, las verduras que jamás vi en mi vida, las inscripciones, los posters derruidos por las manos y la lluvia, el chiquitaje Made in China que te zafa diez regalos de viaje…























Jack Kerouac Alley
Y casi sin quererlo, llegamos a un lugar que estaba en planes pero que había quedado en el olvido entre tanto estímulo chino. El Jack Kerouac Alley, entre Grant y Columbus Avenue. Todo lo beat que no soy flasheó frente a mis ojos, y sentí a mi hermano, con su pelo enrulado largo atajado por su vincha negra y su cámara enrollada en la mano, admirando cada graffiti y cada marca de un callejón cargado de mística y una historia que desconozco. Me dio pena llegar ahí sin él, llegar primero. Pendejo, éstas van para vos. Espero que lo encuentres…







Jack Kerouac Alley


City Lights Books
Lo que seguro encontramos fue este emporio de la cultura beat y la cultura en general. Punto. City Lights Books es una librería con personalidad, de esas que emanan olor a madera y de las que te da miedo hablar fuerte para que no se irrite, no querés caerle mal. Querés que te quiera. No sé si lo logré, pero al menos me vendió un libro (Rapsodia Gourmet de Muriel Barbery), un par de pins y un cuaderno Beat para mi hermano.










Saludos, City Lights.

City Lights Books
D: 261 Columbus Avenue at Broadway, San Francisco, California, USA.
H: Todos los días de 10 a 00hs.


Vesuvio Café
Justo frente a la librería, y como segundo guardián digno del Jack Kerouac Alley, el Vesuvio Café. Una birra para él, un Campari para mí y un brindis por una ciudad que cambia de faceta, vibra y color cada vez que se le da la gana. ¡Salud, San Francisco!







Vesuvio Café
D: 255 Columbus Avenue at Broadway, San Francisco, California, USA.

Little Italy
Mmmmm… no sé si está bien que llame al par de cuadras que rodean Columbus Avenue como Little Italy (no está en mi guía), ¡pero mamma mia! Acá sí que plantaron bandera mis ancestros…



 





Caffe Trieste
En esta zona está el Caffe Trieste donde, cuenta la leyenda, Francis Ford Coppola escribió el guion de El Padrino (la primera). Justo ahí bajo este mural.




Caffe Trieste
D: 601 Vallejo Street, San Francisco, California, USA.


Café de la Presse
Frente al Arco Chino del Chinatown se encuentra este pedacito de París al que llegamos movilizados por mi búsqueda de una revista Frankie. Así es. Antes de viajar me fijé dónde podía conseguir la revista australiana en las ciudades que iba a visitar. Es una gran forma de conseguir data de espacios que seguro te van a gustar, porque si venden Frankie, tienen que tener onda Frankie. Café de la Presse fue un éxito: es una meca de revistas globales para todos los peregrinos que le rendimos culto al papel con buen contenido. Entré para buscar alguna vieja edición y no tuve suerte, pero conocí nuevas revistas espectaculares. Hay que volver.



Café de la Presse
D: 352 Grant Avenue, San Francisco, California, USA.


Me quedo con esa última frase. Hay que volver. Y no específicamente porque me haya parecido esa ciudad que todos dijeron me iba a volar la cabeza. Al contrario. Creo que me la inflaron tanto que me sentí con gusto inconcluso al terminar la ronda, y siento que San Francisco tiene un strike bajo la manga. Tiró casi todos los palotes, pero me queda uno más por voltear, estoy segura. Hay que volver. Sin dudas.


Si quieren comer en San Francisco, quédense que hay un posteíto más :)





13 comentarios

  1. Que lindo Vero! este año hago mi primer viaje a USA, no a SF ni NY, al clásico MI y Disney.. es como el vestido negro, siempre arrancas por el clásico, ja! me encantan tus fotos, o tu ojo para ver esos detalles que hacen que viajemos con vos! espero el resto del viaje con ansias! Besotes mil!! ani

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo en eso de que te lo inflaron demasiado... a mi me pasa con pelis, libros y tambien con algunas ciudades o lugares. Pero si igual quedaron ganas de volver... eso esta buenisimo!!
    Me encantaron las fotos del barrio chino Vero y los lugarcitos de libros y ceramicas y cacharros varios... como decis, menos mal que el dolar nos cuesta caro je :) Beso!

    ResponderEliminar
  3. yeeeey! (ya dije esto?)
    ese tranvia, como me gusta!!! y la libreria en ochava? ah, belleza.

    ResponderEliminar
  4. hace exactamente 20 años conocí SF, y el olor a fritanga ya estaba desde ese entonces en toda la ciudad jajaja!!! Se me cae una lágrima de recuerdo emocionado al ver la foto de la entrada del barrio Chino, que es igualita a la de mi album. Conociste Sausalito? Me acuerdo que cuando fuimos a Alcatraz paramos con el ferry ahí, y nos gustó mucho.
    No sé si ya te lo había dicho, pero que tengas un año heroico vos también Vero!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Vero!
    Bellisimas fotos por Diossss!!
    Estaba rico el cupcake de Miette?
    Besos!
    L

    ResponderEliminar
  6. Vero ! No me canso de leer y observar ! Quiero más de SF ! :)

    ResponderEliminar
  7. ani tu viaje va a a estar geniaaaal! qué genial disneeeey nena! y miami está muy bien para empezar :) que lo disfruten mucho!!!!

    jaja sí verito, san francisco se merece una revancha :)

    jajajajaja lauren me muero!!! bueno, ves que el olor se mantiene intacto, te sentirás en un lugar familiar cuando vuelvas :p estuvimos en sausalito, eso lo verás hoy :D y gracias, heroico 2015 a vos también!

    lau me flipaaaaaaaaaaaaaaaaaa!! como sabías que era de miette? bueh, vos sos experta en eso jaaja! el según mis impresiones en el cuaderno de viaje (jajajaj), el cupcake estaba bien pero la crema de frutilla tenía gusto a yogurt de la serenísima. textual. lo acabo de chequear jajaa!

    sil me alegra que te guste el viaje :) tenés más de san francisco el lunes, y hoy ya nos vamos para la costa californiana ;)

    beso enorme a todas y gracias por pasar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a disney x el peque! Jaa! Hermoso hoy el recorrido a california! Besitos!!

      Eliminar
    2. yo iría a disney por mi peque interior ya en un segundo jaaja! disfrutalo mucho por mí aniiiii <3 besazo linda!

      Eliminar
  8. con una guia como vos no es necesario viajar! ;) que VIAJAZO! me encantó! que tengas un super bien merecido 2015! besote enorme y a seguir disfrutando!

    ResponderEliminar
  9. :) muchas gracias vicky! beso enorme y mega feliz 2015!

    ResponderEliminar
  10. Mi tía me dijo que SF le pareció una mugre, llena de homeless, que no entendió qué era lo lindo. Yo con esa data me imagino que debe ser una ciudad en la que tenés que andar con gente que viva ahí, hacer vida de lugareño, quedarte varios días. Ni idea. Ojalá un día vaya ;)
    Sigo devorando tu viaje!

    ResponderEliminar
  11. ojala algún día puedas ir renata y la visites y sientas de acuerdo a tu vara... seguro encontrarás cosas increíbles en la ciudad, y si sirve de consuelo, yo no demasiados homeless jejejeje!

    beso enorme y gracias por viajar conmigo!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.