APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | La Patrona de los sueños

  • 15/1/14 -

Es raro que una persona camine por el mundo sin sueños ni proyectos. Todos tenemos algo, por más pequeño y terrenal que sea. Los sueños nos configuran y dirigen. Y están. Por más que tardemos mil años en concretarlos. A veces sólo necesitamos que el destino reubique algunas piezas y que una santa patrona llamada oportunidad nos muestre el nuevo campo de juego. Ahí está tu sueño. Pasá y concretalo…



Luján Cambariere es una eminencia del periodismo, puntualmente del diseño y el neoartesanismo (sino existe el término RAE, andá acostumbrándote a verlo). Todos los que circulamos de alguna forma en este universo conocemos, o deberíamos conocer a la talentosa pluma que busca, encuentra, investiga, explora hasta la última gota de esencia y luego, con gracia, estilo y carrera, escribe para Barzón y M2 de Página 12. Comparte. Une. Tiende puentes. Además, junto a Alejandro Sarmiento, es Satorilab*. Y Luján es un amor de persona. Lo más buena onda. Es una justicia divina que el año pasado, por H o por B, Lu haya podido concretar uno de sus tantos sueños en bandeja de borradores. Naturalmente necesitó una patrona para verlos caminar por el mismo mundo que transita, la Patrona de los Pilpintos.



Luján se vio encantada (de hechizada) por el talismán y su simbolismo. Se dedicó a investigarlo y, con esa pregunta inocente del que quiere pero no sabe si se anima, pasó de los papeles a la acción junto a arquitectos Arturo de Tezanos Pinto y Carlos Gronda, creadores de Usos. Les dejo algo de los chicos para que entren en calor:

Los arquitectos Arturo de Tezanos Pinto y Carlos Gronda, ensayan un conjuro entre materiales nobles, tecnologías básicas y su entorno, que resulta en un diseño actual cargado de significado. Desde el año 2000 viven y diseñan en Jujuy, siempre pensando en una estética contemporánea. Investigan la identidad como método de diseño. Exploran desde ese profundo universo latinoamericano, la arquitectura, el arte, el interiorismo, el mobiliario y los objetos. Son pioneros en la búsqueda de este concepto bajo la marca Usos, camino que los lleva a descubrir el “alma de las cosas”.


Los tres crearon el concepto de la Patrona de los Pilpintos y a todo su séquito, y con manos artesanas autóctonas de Jujuy + el valioso apoyo de la Subsecretaría de Responsabilidad Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, una suma de sueños y esfuerzos se hicieron realidad. Los pongo en contexto:

En Jujuy, la industria del tabaco, una de las que más mano de obra emplea, debe buscar alternativas a la época no productiva del año. Generar una nueva fuente de empleo rescatando sus saberes y manos artesanas.


Hete aquí el concepto:

En todas las culturas, sobre todo las latinoamericanas, las muñecas tienen valor de talismán. Le devuelven su intuición a la mujer, el tesoro de la psiquis femenina. Los talismanes son recordatorios de lo que se siente, pero no se ve, de lo que es así, pero no resulta obvio con carácter inmediato. El numen talismánico de la imagen de la muñeca nos recuerda, nos dice y prevé las cosas. Esta función intuitiva pertenece a todas las mujeres. Es una receptividad masiva y fundamental. Una receptividad que consiste en tener acceso inmediato a una profunda sabiduría que llega hasta los mismísimos huesos de las mujeres.
A lo largo de muchos siglos los seres humanos han experimentado la sensación de que las muñecas irradian no sólo santidad sino también y sobre todo, maná. Una impresionante e irresistible presencia que actúa sobre las personas, provocando en ellas un cambio espiritual. De ahí que el fetiche o yantra tiene una ­cualidad curativa. Se construyen con materiales de la tierra cargados de las vibraciones propias del lugar. La confección de muñecas es una versión elaborada de la creación de un fetiche y una de las tareas más profundas para curarse a si mismos. Por eso forman parte del acervo material e inmaterial de una sociedad. Los antecedentes antropológicos son in­nitos y más que contundentes en el Norte argentino. Acompañan celebraciones, juegos. Traspasan los tiempos, las fronteras, las leyendas. Se vuelven seres humanos. Se adoran, veneran y conviven sin problemas en este mundo contemporáneo.


Continuamos con el Proyecto Muñecas Talismán, donde el diseño es también una herramienta de inclusión social (lean porque está genial, es la pluma de Luján):

La celebración de la Pachamama, nuestra madre tierra marcó el inicio de un taller creativo con el objetivo de -utilizando la tecnología y mano de obra del lugar- crear nuevas muñecas que carguen con todo el acervo propio de la región y sus significados. Experimentamos con hilos, telas y todo tipo de descartes. Buscamos torsos y manos en las ramas. La madera sobrante dio vida a varias. Esculpimos, torneamos, pintamos. Del taller participaron artesanos y diseñadores. Luego se sintetizaron las conclusiones materiales e inmateriales para producirlas en Jujuy con mano de obra local. El objetivo es que estas muñecas se carguen de su numen genuinamente norteño. “El prototipo de mujer y muñeca es esta creación genuina porque sale de la tierra, porque elije ser Argentina y Americana y por sobre todas las cosas está alineada con lo más profundos valores de la vida, que son el respeto, el amor, la caridad, la humildad y la dignidad. Ella representa esos dones”.



“La muñeca, sabemos, es la representación del hombre, es el dios chiquito que mira desde una urna, desde la fractura de un cerro que es a un tiempo Salamanca y religión. Imilla, Inti, Pacha y Niusta, diosas cerreras y cuatro puntos cardinales, auroras del Tabaco y la Caña de Azúcar, arcabuceras, mujeres que baten la Whipala bajo la tormenta de los siglos”.


Conozcamos a la Patrona, a la Sra. Patrona, que merece todo nuestro respeto:





Es el talismán de los tabacales. Inspirada en las mismas mujeres del oficio -encañadoras, clasificadoras, finqueras o amazonas-. Las que recorren a la oración los potreros a caballo o en tractor, depende el gusto y tiempo…
Mujeres arrogantes, para nada sumisas…
Mujeres pechadoras, acertivas, con sus polizones cargados de chicharas del amanecer, de sus botas de montar con el barro a las rodillas, con el pelo rasquincho en el viento enfurecido…


Altivas, leonas custodias de su tierra bondadosa, ninfas de otros tiempos, matronas del quebracho, alucinadas y desalineadas por el candor y el olor del tabaco secándose al fuego… en trance… ya bajo una tormenta eléctrica que amenaza la pérdida de la plantación, ya a la postre granizada que desbasta y endeuda… Pero como un rayo cromo o escarlata salen de sus aposentos y con los brazos extendidos al cielo, gritan… le piden a Dios, a la tierra, a los sapos, a los muertos, a todos los seres mágicos y no tanto para que salga todo como tiene que ser…
Son mujeres en su calidad de monte adentro… indomables, chúcaras, que pueden tomar un machete, una pala, un pico… mientras plantan y acarician hijos propios y ajenos… mujeres.

Y conozcan a sus sidekick, los auxiliares, los Pinpintos:


Cuenta la gente del Tabacal que para que la hoja crezca, debe sacrificarse la flor. ¿Pero qué ocurre si ya no existe tal misión? Sobrevuelan los pilpintos.
Las mariposas que llegan para fortalecer a los débiles y en el campo son los fieles auxiliares de la Patrona. Agitan sus alas derramando sobre la tierra y el pueblo el espíritu polinizador de la mariposa. La fuerza fertilizadora. Transportando el polen de un lugar a otro, fecundan con fertilización cruzada tal como el alma fertiliza la mente con los sueños nocturnos y tal como los arquetipos fertilizan el mundo material. Uniendo a los contrarios. Tomando un poco de aquí y poniéndolo allá. La transformación es así de sencilla. Eso es lo que enseñan. Eso es lo que hacen las mariposas: polinizan las almas de la tierra derramando el polen espiritual. Representan el cambio de formas. Según una leyenda azteca “Cuando un guerrero muere su alma se convierte en mariposa para acompañar a los que aún siguen luchando”.


Algún pilpinto debe hacer pasado cerca de Luján el día que, por H o por B, se vio buscando una patrona y un sueño para cumplir…





Más información y ventas:


*Satorilab: son laboratorios de diseño experimental con descartes. Nuestros pilares son el pensamiento y la experimentación. Trabajamos sobre valores esenciales de la vida”.

Satori Lab

Usos



Todas las fotos de este post pertenecen a la Patrona de los Pilpintos. 




13 comentarios

  1. Enriquecedor, la verdad bellísimo, feliciaciones a la gente de la Patrona de los Pilpintos y a vos Vero que siempre nos brindás post tan interesantes. Besote!

    ResponderEliminar
  2. tanto link me voy a pasar todo el día en la compu Vero!!!!
    me encantó el proyecto, las fotazas ... me voy a chusmear un poco más :)
    besos!

    ResponderEliminar
  3. Me encanto!! cuanta energia! y cuantas cosas lindas.
    Quiero una patrona!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. que belleza!!!!!! arte puro! me encanto el post y todo lo que hacen!!! me voy a chusmear! besos

    ResponderEliminar
  5. Vero...Vero...que brújula que tenés! Gracias por mostrarnos tantas cosas bellas y a veces, como en este caso, inquietantes! Arte en estado puro! Beso grande! Ceci

    ResponderEliminar
  6. Hola Vero, Feliz 2014!
    Estoy retomando mi rutina luego de unas laaargas vacaciones.
    Las imágenes de este post me transportan, me dan ganas de estar ahí aprendiendo y conociendo la habilidad de esas mujeres. Lo que hacen es superior!
    Un beso enorme!
    Angie

    ResponderEliminar
  7. no saben cuánto me alegra que les haya gustado, este proyecto es pura bondad a la humanidad y mucho talento autóctono, está bueno hacerle el aguante :)

    ResponderEliminar
  8. me encantó! gracias por compartirlo, besos

    ResponderEliminar
  9. increíbles piezas y qué pluma!

    ResponderEliminar
  10. Que linda nota vero!!! La de Lujan, empezando por su mamá, es una familia de talentosos artistas!!!!!!!!! Espectaculares las patronas y encima generan trabajo, gracias x compartirlo!

    ResponderEliminar
  11. :) gracias a ustedes por pasar, son lo más!
    beso enorme!


    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.