APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | El camino de Matilda

  • 13/9/13 -

PLAY | Adieu - Coeur de pirate









Después de conocer los materiales, colores, formatos y las ideas que materializa al Estudio Matilda, querés conocer quién está detrás. Querés saber quién lleva adelante un estudio de diseño y recursos tan hermosos, sentidos y personales; y ahí nos encontramos a Claudia, que no sólo tiene un presente laboral encantador, también tiene un pasado inspirador. Atención emprendedores que la reman con tanta fuerza…



Es muy difícil poner una fecha de inicio a nuestro emprendimiento, pero recuerdo que aproximadamente en el año 2002 se despertó en nosotras, tres amigas veinteañeras vinculadas al diseño, el marketing y la publicidad, la curiosidad de hacer algo independiente. No teníamos muy en claro qué, pero éramos un desborde de ganas,  ideas, curiosidad, impulso, pasión... todo eso desordenado y con poca claridad, pero algo latía muy fuerte y emprendimos Estudio Matilda, a pura intuición.


Y como la mayoría de estos proyectos que arrancan tímidamente, con más corazón que cabeza,  lo iniciamos en forma paralela a nuestros “trabajos de verdad”. Compramos una buena impresora,  unos lindos papeles, diseñamos algunas  tarjetas e invitaciones  y con un muestrario de no más de 15 modelos nos lanzamos a comprobar si había alguien del otro lado.




Todavía recuerdo con emoción el primer mail que nos llegó con una consulta, y al poco tiempo ¡nuestro primer cliente! Hacíamos malabares para salir de nuestros trabajos, juntarnos con los clientes en los lugares más insólitos, siempre contra reloj, sumando desafíos, sumando experiencia.


Nada fue de un día para el otro, cada paso fue firme, quizás por la inexperiencia o porque emprender es TODO UN DESAFÍO EN ESTE PAÍS, nos encontramos con  millones de trabas (¡yo creo que fueron millones de verdad!) pero todas si bien golpeaban duro, nos terminaban haciendo más fuertes, más lúcidas, corazón y cabeza ya iban de la mano. 

(Efectivo refuerzo de confianza para los que sienten que todo es contra viento y marea constantemente: de alguna manera siempre se sale a flote, y la experiencia fortalece).  


Algo estábamos haciendo bien porque la gente nos seguía eligiendo, el boca a boca funcionaba a la perfección, trabajamos durante muchos años con los mismos organizadores que nos recomendaban una y otra vez; nuestros clientes de casamiento nos volvían a contactar con los años para los bautismos de sus hijos; construimos una sólida red de proveedores; participamos en expos y  fuimos ampliando nuestros servicios, llenándonos de satisfacciones.  A fuerza de mucho trabajo, mucha alma, muchas ganas, mucha ética, mucha alegría, mucho respeto por quienes nos elegían, nos hicimos nuestro lugar en el mercado.

(Me pareció importante destacar esas dos claves para el éxito de una empresa o actividad: ¡ama a tus clientes tanto como a tus proveedores!).  


El 2011 fue un año bisagra para Estudio Matilda, donde casi en forma simultánea la vida nos puso a cada una de nosotras tres en situaciones extremas (un viaje al exterior sin fecha de regreso, un embarazo con varios meses de reposo absoluto, entre otras cosas ) y decidimos poner un paréntesis a nuestro emprendimiento.


Tras unos pocos meses de tener a mi hijo Juan Martín (hoy de dos años) decidí retomar el proyecto que tantas satisfacciones me había dado. Realmente no me imaginaba trabajando de alguna otra cosa que me diera más alegría hacer. Con otro formato, ya sin mis socias (pero sí con un hermoso grupo de colaboradores), con nuevos servicios y productos pero con el mismo espíritu y forma de trabajo que siempre nos caracterizó.




A veces parar la pelota, volver al banco y juntar pilas, es mucho más productivo que seguir adelante “como sea que salga”. Y encuentro que requiere mucho valor poner el freno de mano a un emprendimiento que viene bien, pero justamente en esa pausa, la inspiración nos encuentra de otra manera y las pilas se cargan bien. A Claudia le hizo más que bien, y hoy personifica un estudio de diseño que se consagra (con éxito)  a crear fiestas más lindas:

Nuestro catálogo incluye regalos, papelería, mesa de golosinas, decoración y todo lo necesario para aportar diseño y alegría a todo tipo de fiestas. Trabajamos respetando la personalidad e impronta de nuestros clientes, pero con un estilo bien marcado que nos define.

Vendemos de forma online, enviamos a los clientes nuestros catálogos de productos y diseños exclusivos y luego trabajamos de forma personalizada con cada uno de ellos, según sus necesidades particulares.


¡Felices fiestas Estudio Matilda, y bienvenido a Alma Singer!


Estudio Matilda
info@estudiomatilda.com


10 comentarios

  1. Vero gracias por apasionarte conmigo!!Este viernes gris es de lo más colorido para mi, hasta me dieron ganas de bailar!!
    Gracias, gracias, gracias

    ResponderEliminar
  2. Clau! Es un ser encantador!La conozco y me pone feliz compartir el camino del emprededor con ella! TE FELICITO UN BESO ENORME!!!!

    ResponderEliminar
  3. que bonito todo! dan ganas!! buen finde!! besos

    ResponderEliminar
  4. Los pins con las distintas frases me encantaron!!!
    Hermoso todo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Cosas divinas!!!!!!!!! Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  6. hermosos productos, súper originales y delicados! me encantan

    ResponderEliminar
  7. :) gracias a vos clau, un placer tenerte acá y muy lindos todos los comentarios :) (los pins casamenteros SON LO MAS!). besos a todas y muy buen finde!

    ResponderEliminar
  8. me encantó todo!!! los pines de casamiento y el arroz con confetti... divino!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.