APERTURA

CRÉDITO APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | Una oda a la infancia

  • 5/7/13 -


PLAY | Real Love – The Beatles

Just like little girls and boys, playing with their little toys…
Como pequeñas niñas y niños, jugando con sus pequeños juguetes… 



Somos muchos los que no nos cansamos de decir, pensar e intentar mantener al niño interior vivo. Yo lo intento con todas mis fuerzas, todos los días, en todas las risas que me nacen y en aquella mirada que siempre se sorprende, con lo que sea. Y creo que gano la partida, cada día, por más que me tilden de ridícula por cortar a las 12 para almorzar mirando El Zorro en el Trece.

Cuando conocí la historia de Eri, autora del tierno blog Zetan Feliz (¿cómo no podía ser tierno con ese nombre?), sentí que había llegado a la Embajadora de la Infancia, y al leer cómo nació su Algodón de Azúcar, lo terminé de confirmar.


Mi proyecto dentro de la vida de Zetan Feliz, se llama Algodón de Azúcar, la excusa para llegar con ternura a nuestros pequeños bajitos. La calidez de su material, puro vellón de lana, nos invita a acariciarlos y que en nuestras manos podamos ensayar todos aquellos recuerdos de nuestra infancia. Son muñecos realizados con la técnica de fieltro agujado (needle felting).


El nombre nació de la primera sensación, el primer recuerdo que se me vino, al tocar este material. Quizás por su parecido, su textura... enseguida me hizo recordar a aquellas tardes de domingo soleado en la plaza de mi barrio, cuando hacíamos la fila para comprar ese “Algodón de Azúcar” que tanto identifican a mi infancia. Lo habían de colores, pomposos, dulces. Y sí, me transportó a aquellos pequeños años, y no pude dejar pasar la musa que me llevó a inspirarme a realizar estos muñecos que tanto hablan por sí solos.

La Embajadora sigue, y si había que vender estancias en la Infancia, con lo que sigue las reparte a todas…

Esta calidez que yo encuentro en mis muñecos, me transporta rápidamente a nuestros primeros juguetes con esa, aquella sencillez que primaba en esos tiempos, donde los materiales no eran tan fríos y plásticos; la tecnología no hacía todo el trabajo a la hora del juego, nuestra imaginación era la protagonista.

No nos pasaba que nos aburríamos tan rápido; todavía la paciencia era una palabra muy usada. Nuestros viejos juguetes nos acompañaban en cada desafío de nuestra joven vida, sin saber, aún, que importante eran allí, en ese primer momento. Muchas  anécdotas que hasta el día de hoy transmitimos de aquellos años. ¡Cuántos eventos! Hoy la historia se repite, día tras día, pero con nuestros hijos. Mismas historias, mismos momentos. Nos sentimos reflejados, tocados en algún lugar de nuestro corazón. A mí me pasa, estoy segura que a vos también.


Duplicamos aquellos tiempos y recordamos cómo nos refugiábamos en nuestro fiel compañero. Aquel muñeco de trapo, lana, felpa, peluche, cartón, que no se despegaba de nuestro lado nunca jamás. Era nuestra compañía incondicional. Cómo fortalecía vínculos de pertenencia, correspondencia, seguridad que hoy en la adultez nos conecta directamente a aquel, nuestro amigo fiel, quien compartió travesuras con total confidencialidad, sumó olores y aventuras a nuestras tardes.


¡Por favor no te olvides de mencionar a El Zorro, Eri! En fin, acá la tenemos, con el perfecto Manifiesto de la Infancia. Todas estas sensaciones que recrea automáticamente cuando elabora un nuevo muñeco,  tienen un originen en la vida adulta, la vida de madre…

Algodón de Azúcar nació en mi vida cotidiana, junto a mi gran pequeño compañero y maestro Julián, mi hijo de tres años, con situaciones por solucionar URGENTES. Ustedes que son madres saben de lo que les hablo… Yo, como mamá diseñadora y artesana de corazón, ideaba muñecos, personajes a quienes bautizábamos juntos para llamarlos en “esos” momentos de urgencia. Pronto, al rescate llegaba nuestro Héroe a salvarnos.


Jupi, así lo llamamos junto a su papi, me hizo ver cómo con nuestra imaginación creábamos historias lúdicas, tan importantes en nuestras vidas. Juntos creábamos un vínculo, una cotidianeidad, hábitos de juego, una Amistad entre nosotros ÚNICA. Éramos compinches a la hora de jugar como dos niños.

Es así como inicié mi investigación de “Aprender Jugando”, tema que siempre me apasionó. Con Aprender Jugando descubrí una modalidad que hace que desdramaticemos lo complicado de aprender a vivir, a crecer, a ser grandes. Vivir una vida de niño en un mundo de grandes no es sencillo…

… no es sencillo, es cierto, pero cuánta actitud le ponemos.


Aprendí que es mucho más natural zambullirnos nosotros mismos en su niñez que obligarlos a ellos a ser pequeños adultos. Aprender Jugando los ayuda a fortalecer su imaginación,  activar su pequeña cabecita, a madurar cuestiones de grandes que ellos tienen que seguir, para formarse en pequeños grandes niños.

Con “Algodón de Azúcar” les propongo un poco de eso, soluciones felices y simples. De aquellos años, para volver un poco a lo de antes, valorar lo que nosotros los grandes, disfrutábamos y que poco a poco se está perdiendo.

Mis personajes vienen acompañados de sus libros de vida. En ellos encontrarán su nombre, su origen, su historia, su edad y las astucias propias del personaje. Junto a nuestros amiguitos de “Algodón de Azúcar”, ustedes los grandes, podrán narrar a sus hijos, sobrinos, nietos, ahijados, y además inventar nuevas hazañas a la hora de comer, lavarse los dientes o ir a dormir solos en la cama despojando a ese miedo a la oscura noche y estrellas brillantes. Tal vez necesiten ayuda, al caer ese primer diente, y el ratón Joaco venga a rescatarlo, o al comenzar el jardín Ruffus nos acompañe a entrar junto a la señorita.


Eri espera que los que ingresen a este mundo de fantasía y algodón, lo disfruten y lo sientan tanto como ella y Jupi. Y si quieren hacer la carrera de diplomacia que los lleve a ser también Embajadores de la Infancia, agenden este dato a punto de llevarse a cabo…



El taller se dictará en Presente (un lugar adorable que conocimos acá gracias a la clase de filigrana de Nadia), y ahí mismo se consiguen los personajes de Algodón de Azúcar que no se hacer a pedido, obviamente. Sí, leyeron bien, Eri realiza amigos de fieltro especialmente diseñados para el pequeño habitante de este mundo, y no sólo hace compañeros de aventura, también realiza móviles de cuna, cuadritos, cuelga puertas, títeres y más, mucho más. Todo lo que la imaginación de una niña interior encuentre y quiera ser. Parece que así vamos bien, ¿no?



Algodón de Azúcar por Zetan Feliz
zetannfelizzz@gmail.com


Presente
presentetaller@gmail.com
D: Senillosa 69 (altura Rivadavia 4600), Caballito.
T: 4903-5333
H: Lunes a viernes de 10 a 13  y de 15.30 a 20hs. Sábados 10 a 20hs



13 comentarios

  1. qué lindoooo!!
    vivan nuestros niños interiores!! qué importante es mantenerlos despiertos ... y cuánto nos ayudan nuestros hijos
    genia Eri, te felicito!!
    gracias Vero, por abrir siempre la puerta para ir a jugar :)
    besossss

    ResponderEliminar
  2. Que bien Eri! que hermosa forma de describir y contar tu relacion con tu hijo y tu mirada acerca de la niñez! tenés un concepto super claro de lo que querés hacer y los personajes que creas son hermosos y tiernos como dice Vero. Te felicito y muchos besos!

    ResponderEliminar
  3. tal cual, la tiene re clara! qué bueno que les gustó chicas :) gracias por subirse a esta calesita ;)

    ResponderEliminar
  4. los personajes de Eri son tan tiernos!!! me encanta verlos en Alma!

    ResponderEliminar
  5. Ay hoy mi corazón explotó de alegría con este post Vero! No doy más, jajaja! que linda sos!
    Gracias chicas por compartir conmigo mi amor por la infancia y mis muñecos peluditos!
    Son preciosas sus palabras, hacen bien en este caminar mío... me puse colorada, jejeje.
    Les dejo un súper abrazo! Eri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) qué linda eri! gracias por coparte con el post y compartir tu historia!

      Eliminar
  6. Llegue acá de la mano de Zetan Feliz, Y conoci un poco mas de ella y de ti! Y aprovecho y me quedo por aca!
    Saludos!

    http://30ysobrevivi.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. erika que lindos x favorrr! amor total!!!
    y vero... no podes pintar mejor la realidad!
    besos p las dos!

    ResponderEliminar
  8. Ahh! Eri y sus "muñecos peluditos" no pueden ser mas dulces!! Felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  9. Qué lindo post!!!! grande Eri tu forma de transmitir la ternura en esos muñecos. Yo aún tengo mis juguetes que Maia heredó. Cariños!

    ResponderEliminar
  10. chicas muchas gracias por pasar a llenarse de ternura jejje! y patricia bienvenida :)

    besos a todas y feliz finde!

    ResponderEliminar
  11. Zambullirnos nosotros en su niñez... Hermoso!!! Me encantó tu visión Eri, hermoso post chicas!!! Besos a las dos!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.