APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | Si no sale el sol, entonces Lücuma Volätil

  • 24/5/12 -


PLAY | Cae el Sol – Soda Stereo
(Que no se caiga: ¡qué salga!)


Este cielo tapado está durando demasiado, ¿no? Sí, ok, viva la sensación de otoño, las ganas de siesta que te dan y tal, pero cuando no hay tiempo para dormir de día, ¿qué hacemos? Garrón… y reciclamos energías. Y esperamos que salga el sol leyendo la muy feliz y entusiasmada historia de Ana, creadora y usina energética de Lücuma Volätil



Quizá la historia es un poco larga, pero a mí me gusta… ¡y cada vez que la tengo que contar me agarra una emoción! Bueno, es más o menos así:
Lücuma se empezó a gestar en el 2009. Para ser sincera, fue la necesidad la que me obligó a comenzar este proyecto. En el 2009, cuando estaba finalizando mi carrera, me gané una beca para estudiar un semestre en Perú con todo, todo pago. Volé feliz y tras terminar el periodo, la universidad me invitó a quedarme un semestre más, pero esta vez sólo podían cubrirme los costos de los estudios (no food, no house!). Decidida a quedarme, porque era una oportunidad única, y ante la imposibilidad de trabajar (tenía visa de estudiante), me dije: “¡Ya! sé coser (había hecho unos cursos de corte y confección) y me gusta crear. ¡Algo tengo que poder hacer!”.



Y con el apoyo incondicional de mi chico (que conocí allá y ahora se vino a Argentina a vivir conmigo), compré retazos de telas y me lancé a hacer monederos. Y así comenzó todo. Volví a mi país llena de conocimiento y con un proyectito bajo el brazo…



Este proyectito es una sólida y sustentable realidad llamada Lücuma Volätil. Hasta el nombre tiene un tras bambalinas…




En Perú tuve la suerte de degustar la lúcuma, una fruta deliciosa con la que se hacen miles de cosas (helado, jugos, flanes, galletas, etc.), y que sólo conocía de nombre porque mi mamá, fanática de Spinetta, escuchaba la canción  “Jugo de Lúcuma”. Así que el amor por el Perú (por todo lo que había conocido y crecido ahí) y los recuerdos de mi mamá, hicieron que el hijo llevara el nombre Lücuma. Y volátil… Bueno, porque yo soy volátil jajajajajaja.





No la conozco a Ana pero su risa es contagiosa y su energía explosiva algo admirable, sobre todo en estos días donde el sol brilla por su ausencia. Vamos a buscar colores en las creaciones LV.

Diseñamos accesorios funcionales partir de materiales de descarte (comúnmente denominados basura). Nuestros productos incluyen billeteras, monederos, cartucheras ¡y próximamente bolsos! Están todos realizados de manera artesanal. Nuestra materia prima son los envases de tetrabrik (Tetra Pak), papel (nunca nuevo, siempre reutilizado) y recientemente comenzamos a reutilizar banners publicitarios… ¡y este es sólo el comienzooooo!



Llevamos adelante este proyectito mi novio (administrador y diseñador web) y yo (bióloga), a todo pulmón y con mucho amor.



¿Por qué lo hago? Primero, por una cuestión puramente personal. En Lücuma se encausan todas mis energías y puedo combinar dos partes que son muy importantes para mí: la creativa y la académico-profesional (para llamarla de alguna manera). ¡Y eso es mágico!



El proceso creativo es tan libre como las gaviotas sobrevolando la costa… (costa, playa, mar, ¡SOL!)

Dejo volar la imaginación y despejo la cabeza creando, cosiendo y haciendo collages. Uso un montón de herramientas que adquirí en la facu para seleccionar la “basura” que usaré como materia prima, cuando quiero fundamentar la importancia de la reutilización, para entender el ciclo de los materiales, etc. etc.



Además, me permite conocer y relacionarme con gente re copada…por ejemplo, nos pusimos en contacto con la gente de Nolineal, y ahora nos donan sus hermosos papeles estampados para hacer las billeteras, También con Vix de Le Monde Esthétique, una copada que se prendió con la idea de hacer collages para nuestros productos… ¡y espero que la cadena de reutilización siga creciendo!

[Qué buena onda Vix, no sabíaaaaaaaaaaaaaaa, ¡felicitaciones! Y los papeles de Nolineal son lo maaaaaaaaaaaaaaaas]



Y por último, pero no por eso menos importante, es mi manera de comprometerme con el cuidado y preservación del ambiente. Al reutilizar todos esos descartes se disminuye, en una mínima proporción, la acumulación de basura. Ese es mi granito de arena.



La última pregunta, una de mis clásicas que no podía faltar es qué la inspira.

¿Qué me inspira? ¡La basura! Suena raro, ¡pero es cierto! Lo que pasa es que veo, en lo que muchos consideran “basura” o “material de descarte”, materia prima súper útil a partir de la cual se pueden hacer miles de cosas. Tengo muchas ideas en la cabeza pero no me alcanza el tiempo. Me gustaría seguir explotando las bondades del tetrabrik, reutilizar plásticos, las botellas de vidrio… ¡ahhhh, todo! “Bueno”, me digo siempre, “de a poco, ¡pero sigamos lucumiando!”.



Siento un shot de pilas y colores genial. Gracias Ana por tomarte el tiempo para contar tu historia, tan contagiosa, cálida y auténtica; y por regalar esa linda energía en un día tan gris. Estoy haciendo pogo en casa con Teo, el excitado perro salchicha de mi vecina. Pero voy a tener que bajar un poco, que lo que se viene tiene un plano más calmo…


Lücuma Volätil

Todas las fotos de este post pertenecen a Ana de Lücuma Volätil.





15 comentarios

  1. generalmente a las protagonistas de los posts las conozco del mundo blogger, de haberlos cruzado en comments o blogs, pero gracias a tus posts, Verin, termino conociendo detalles lindos de historias de vida que ignoraba!

    Ana es un amor!! Muero por conocer sus diseños en vivo y en directo!

    ResponderEliminar
  2. Con mi papa somos basureros historicos a mi tambien me emociona resignificar lo que para otros es descarte , me encantan las creaciones de Lücuma !

    ResponderEliminar
  3. Preciosos diseños... y yo como tu, siempre encuentro una utilidad a cosas que la gente ya no valora. Así esté mi garaje, lleno de cachivaches.

    ResponderEliminar
  4. Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, me muero de felicitudddd!!! sí que salió el sol!! desde ayer estoy en cama con gripe, mucho moco y medio pachucha. Este regalo ...es el sol mismo!!!!!
    mil gracias Verooooooooooooo!!!!!!!
    mil más!

    ResponderEliminar
  5. Me encantó la historia de Ana y sus productos son hermosos!!!
    Exitos para lucuma!!!!!
    Besos Veris!!!

    ResponderEliminar
  6. Me encantó la historia de Lúcuma!
    Hermosos productos!
    Besos Vero :)
    Marce

    ResponderEliminar
  7. Increíble historia, me gustó mucho leerla, asi que gracias por compartirla y sus productos son hermosos. Lindo día, un beso!.

    ResponderEliminar
  8. Qué grande Ana, me encantó lo que hace. Te banco en el pogo con el salchicha uniiii, dale que levantamos el día! Besos!!!

    ResponderEliminar
  9. IDEALES los colores de Ana para este día (uno mas y van...) gris!! Beso Vero!

    ResponderEliminar
  10. Linda historia e interesante proyecto! felicitaciones!

    ResponderEliminar
  11. Es interesantísimo conocer cómo nacen los proyectos... ¡Y qué buen proyecto el de este post!! Saludos. SC.

    ResponderEliminar
  12. :)

    (hoy soy una mujer contenta de pocas palabras)

    ResponderEliminar
  13. Lúcuma!!Muy buena propuesta!!!todo lo que provenga del ingenio y culmine en lindos objetos,y mas si son con ideas de reciclado,me gustaaa!!!
    Un beso,Ana,Vero!!♥!

    ResponderEliminar
  14. Que divina Ana! la conocía, pero no sabia su historia enterita!

    es lindísimo todo lo que hace...

    Beso para ambas! :)

    Buena semanaaa

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.