APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Por un furoshiki cotidiano

  • 26/4/12 -


Érase una vez una chica llamada Lou. La joven emprendedora estaba presentando al mundo sus entonces más recientes creaciones, los novedosos recetarios que afectaron a un millar de fanáticos de la cocina y de Lou. Síndrome de Stendhal, every time.



Sucede que esta valiente encuadernadora recurrió al furoshiki para envolver sus tan amados recetarios. La narradora de este cuento, en ese momento no tenia ni la más pálida idea que esa tela plegada y anudada en realidad seguía los cánones de una milenaria técnica japonesa. Para la narradora y flamante dueña del recetario, era simplemente una original forma de aprovechar retazos.





Al muy pero muy poco tiempo la narradora recibe un mail de Romi Goransky, otra apasionada emprendedora que dirige sus pulsiones a enseñar origami, furoshiki y  a coser, entre otras cosas que hace en esa línea de acción. Romi se tomó el tiempo de explicarle qué había hecho Lou con sus talentosas manos, e invitó a la narradora a tomar una clase de furoshiki en Vicente El Absurdo, una fonda social.  La narradora fue. Y fue feliz.



Así empezó mi afición por el furoshiki. Como todo lo que me pega lo hago carne de forma intensa, publiqué las bondades para llevar, guardar y lucir en casa que había aprendido de la técnica en este post

Hasta ese día, no sabía que el Furoshiki es una técnica japonesa que utiliza una tela cuadrada para guardar, transportar y envolver todo tipo de objetos. De hecho, la tela en sí también se llama Furoshiki y puede servir para otro propósito luego que fue usada como envoltorio o forma de transporte. Por ejemplo, puede convertirse en mantel si es lo suficientemente grande o, si en cambio optamos por seguir usando la tela como Furoshiki, vale llevarla doblada en la cartera y reemplazar las bolsas de supermercado en compras chicas.
(Jajaja me autocito)

… Y empecé a ver cómo podía incorporar la técnica en mi vida, no sólo personal, también laboral. Se la propuse a las chicas de Boulevard como algo que siento que es: novedoso para nuestra cultura argentina, sustentable, ingenioso y sobre todo práctico. Las chicas de Boulevard pegaron onda y Romi ya dio dos excelentes clases allá, una el año pasado y otra el sábado pasado.


Ahora bien. Para esta semana temática pensé en darle un espacio especial a la técnica. Ok, no es una bolsa de tela pero es tela… y de hecho puede convertirse en bolsa. Puede ser casi cualquier cosa con sólo plegar, anudar y pensar. Y pensando, Romi me mandó un mail mágico con un recorrido que podíamos hacer por Villa Crespo para ejemplificar el uso del furoshiki en la vida cotidiana. Nada de mesas de salón para aprender con cajas de zapatos: la vida cotidiana. Si me acompañan…






El tour quiso comenzar en una librería porque envolver uno, e inclusive dos libros, es muy fácil, queda lindo y es práctico para llevar; pero no hubo quorum con el vendedor. En su blog de Furoshiki, Romi envuelve dos luncheras… reemplácenlas con libros y es la misma historia ;) En fin, cruzamos la calle y fuimos a Falafel One a comprar un shawarma para envolver y mostrar… y comer, ¡por Dios qué delicia!




En este link vemos el paso a paso para enrollar y llevar el shawarma.




En este link vemos el paso a paso para armar una bolsa invertida, fácil y canchera, para llevar el shawarma y la bebida.  

Agradecemos mucho la amabilidad de la gente de Falafel One por bancarse nuestras locuras enteladas, por darnos para probar bocadillos tan ricos y por dejarnos sacar fotos de todo. Genios. Volveremos.

Cuando terminamos la panzada arábiga seguimos caminado hasta llegar a una verdulería bien de barrio, tan colorida como el fin del verano.


Acá Romi armó una bolsa simple en vistas a mostrar que el furoshiki no necesita mucho más que unos buenos nudos para convertirse en algo funcional.




En este link vemos a la bolsa simple.

Ahí terminó nuestra ronda furoshikera (?), pero eso recién empieza, se los aseguro. Hoy no, mañana capaz tampoco pero al tercer día se van a encontrar frente a la situación de poder elegir y esta es una muy válida opción. Sin ir más lejos,  vamos a un ejemplo. Ponele que alguien muy querido cumple años y le querés regalar un almohadón de Mila Objetos. Te gusta la bolsa que Mila te da pero también le querés regalar un mantel o una tela porque sabes que esa persona está por renovar los almohadones del living. Envolvé el almohadón en furoshiki y resolvé tus dos objetivos.


En este link vemos como envolver el almohadón (puede ser cualquier objeto, como la pila de musculosas para guardar en el placard hasta que vuelva el verano). Y Milanga: lo usé de ejemplo, no se lo doy a nadie ni loca jajaja


Yo ya tengo tres telas furoshiki: una fue el regalo que me llevé de la clase que tomé con Romi, tras fue un regalo de Estampas Anouk (la única marca que conozco que hasta ahora vende furoshikis), y la tercera fue un regalo de Pao Kokoro, ¡un furoshiki japonés original! Genias las tres, ¡gracias por todo! Y atención ahí diseñadores independientes, los furoshikis son un nicho muy poco explorado por propuestas locales… la dejo picando.  


Antes de terminar este largo post, les dejo una imagen que me pasó Marita Benitez en Facebook. Son muchas de las formas que puede adoptar el famoso cuadrado de tela para alivianarnos la vida y la del planeta.

Fuente: Sustentator.

Ojala les haya gustado el recorrido del furoshiki… al menos un poquito, para despertar esa curiosidad innata. Y curiosos: un dato más, prometo no quemarlos más (por hoy)…



Hoy se presenta Käira, cito: una nueva propuesta de diseño que parte del concepto de la transformación lúdica. Esta colección de accesorios de autor en cuero reciclado, te invita a participar y a ser siempre protagonista, jugando, creando y divirtiéndote. Las palabras claves son reciclado y transformación lúdica. ¡Qué justo que se dio esta semana! No se lo pierdan, es en el Malba, hoy a las 19hs.

Ahora sí, ¡muy buen día a todos!



En orden de aparición…

Almacén de Lou

Romi Goransky

Vicente El Absurdo
D: Julián Álvarez 1886, Palermo.

Boulevard Sáenz Peña
D: Boulevard Sáenz Peña 1400, Tigre.
T: 5197-4776

Falafel One
D: Araoz 587, Villa Crespo.
T: 4857-6484

Mila Objetos

Estampas Anouk

Kokoro

Sustentator

Käira

21 comentarios

  1. No hay con que darle a la tela... buenisimo el post...genia Lu...y vos...capa como siempre

    ResponderEliminar
  2. Qué buen post!
    me encantó, no sé si seria capaz de acordarme todos los nudos y moños para armar las formas, pero me encanta la idea y quiero aplicarla!!!
    tu autocita es lo mas!
    ayloviú!
    vanis

    ResponderEliminar
  3. Me encantó el post! y ya me imprimí las instrucciones de los distintos modelos de plegado para tenerla a mano cada vez que tenga que llevar algo!!!
    Buen jueves :)

    Un beso, Ana

    ResponderEliminar
  4. wooow! excelente post.. amo demaciado tu blog♥♥♥


    saludos! :D

    ResponderEliminar
  5. Que buen post Vero!!!
    Aunque creo que necesitaría un gps de furishiki...jajaja, porque me perdería siempre....jajajaa
    Besos y buen jueves!!!

    ResponderEliminar
  6. Genial el post!!! tengo ese diagramita guardado hace un tiempito en la compu... nunca se sabe... pero sí que debe de requerir cierta práctica dominar bién la técnica!! está bueno para hacer una presentación novedosa para un regalo especial!!besotes!

    ResponderEliminar
  7. que buena info Vero! de principio a fin!... ojalá pueda combinar mis viajes a Baires con un taller de furishiki!.

    ResponderEliminar
  8. Genial de principio a fin! sigamos en la ondita verde :)

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que hace tiempo que estoy considerando usar telas como envoltorio para mis productos. Ya probé con ecobags, pero para mi resulta un poco caro incluir una bolsa de tela en cada pedido.
    Igual me encanta la ideia de incorporar esas telas.
    Lindisimo post! Já lo comparti!

    ResponderEliminar
  10. Hola! soy cecilia, te leo SIEMPRE y no comento nunca. me encantan tus post pero los de esta semana, y este especialmente es GENIAL!
    Felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  11. o sería tutti? o sería bello? bueno vos entendés!

    ResponderEliminar
  12. muy creativo! me encanto la bolsa invertida!

    ResponderEliminar
  13. (Jajaja me autocito) qué naba! ja!

    Mirá, en un viaje hice un furoshiki-riñonera improvisado!
    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=171474050253&set=a.171469980253.252248.525170253&type=3&theater

    cuenta?
    me gustó la idea, pensé que tenía una sola manera de armarse!
    Pulgar para arriba a este postit =)

    ResponderEliminar
  14. Excelente post Vero!!!
    Hace poco tuve que llevar una tijera de poda larguísima y no habia bolsa donde guardarla. Pareo de playa gigante devenido en furoshiki et voilà! Caminé muy cómoda con la tijera a cuestas! Super práctico!

    ResponderEliminar
  15. Nos encantó el paso a paso. Saludos Vero!

    ResponderEliminar
  16. que lindo post!
    hice el curso con Romi, es fabuloso!
    lo he usado muchas veces, incluso ya formado parte del packaging de algunos swap que participe.
    Vero, como siempre, hay
    algun datito más: falafel. otro lugar en el barrio para descubrir.
    cariños
    mari

    ResponderEliminar
  17. Que genia Vero!, hoy pense en que tengo el furoshiki que le compre a Pao aun sin usar y que deberia llevarlo en mi cartera para que se transforme en mi bolsa sustentable.
    Vero como siempre una grosa!

    ResponderEliminar
  18. chicaaaaaaaaaaaaas, después del día más largo de mi mes (jjajaj) me encuentro con todos estos comentarios ultra buena ondaaaa!!! a las que les da cosa porque piensan que no se van a acordar de los pliegos: olvídense ;) ya verán como la costumbre las ayudará a recordar. y además, esta esas imagenes para imprimir. yeah! sino, a innovar como seel, muuuuuuuuy bien ahí!

    para las que están considerarlo incorporarlo a su emprendimiento, prueben! ni lo duden! les va a servir más de lo que imaginan.

    gracias a todas, realmente! es un placer postear y recibir tanto apoyo! beso enormeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  19. Qué post tan genial, Vero!
    Y Romi una genia, hace de todo y todo lindo! ;)
    El furoshiki es lo más, tengo pañuelos devenidos en carteras y demás.
    Acá se uso mucho para envolver el bento... el tupper del almuerzo!
    Super cómodo para transportar.
    O también para decorar en las paredes, con los lindos estampados es super original.
    Beso grande! Buen viernes!

    ResponderEliminar
  20. Que genial post yo a lo mas que llegue es a hacer una camisa con corbata en origami (ojo queno es tan simple ) si queres te hago una
    Pero esto del furoshiki me parece q no es lo mio !!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.