BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | Little less conversation, a little more action

  • 30/9/11 -


PLAY | Little Less Conversation- Elvis vs JXL



Hablemos menos, hagamos más. Lo dijo Elvis, lo dijo Nike en los 90 y lo dijo Marina el lunes, entre tanta otra gente que nos lleva a hacer. HACER. Porque siempre es mucho más fácil de lo que parece. Y divertido. Emocionante. Justificante. Energizante. Aunque la RAE diga que energizante no exista, yo digo que sí. Yo digo que sólo te toma agarrar tus básicos (y la cámara, ¿por qué no?), un abrigo por si volvés tarde y salir. HACER. Hacer que ese día cuente.



Un día cuenta cuando te juntas en BIO con una amiga que no ves hace mil y te vas en horas de genial conversación, tés de jazmín y limonada energizante (claro RAE, no existe, pero ponele esa cantidad de jengibre y vas a ver como la colás en tu diccionario…). Un día cuenta cuando tu amiga te comparte todo lo que está HACIENDO para sentirse mejor.



Un día cuenta cuando la Av. Pueyrredón te regala un viaje al pasado. La gran mayoría de sus negocios y edificios paquetes definitivamente se quedaron en el tiempo…


En una mercería los pijamas, camisones y saltos de cama bailan como fantasmas, y la puerta de madera y vidrio siempre está abierta para la vecina charleta que vuelve con la excusa de comprar medias para un sobrino.




En una librería se regalan libros. Se regalan libros. Traeme la cuenta, ya estoy lista para irme con una sonrisa.



Pero quiero más. Dame negocios con sus carteles para exigentes…



Dame una foto que podría hacer feliz al profesor Maestrovic, con equilibrio visual logrado por rojos y blancos, y esos detalles que nos hacía mirar para componer un aviso.



Dame tableros de felpa con tipografías blancas.



Gracias por todo lo que me diste Av. Pueyrredón. Ya podemos seguir camino y hacer que el día siga rindiendo sus frutos en otro lado.



Y pasa que un día cuenta cuando vas al Barrio Chino para recolectar datos y terminás tomando alguna que otra cosita para volver a casa y preparar el té y la cena perfecta.


Pimpollos de rosas francesas para hacer té, tan combinables con mi primoroso repasador.



Tomates secos para comer con todo.



Aceite de sésamo, caro pero eterno. Compra inducida por la buena de Juliana, y sus recetas con twist.



Y maní japonés, para “cocinar en alguna comida”, cuando realmente lo único que haces es meter mano en la bolsa de pasada sólo para sentir el crunch crunch de tus dientes. Lo crocante no sabía nada hasta que nació el maní japonés.



Ya lo ven. No fue nada pero lo fue todo. Un día así cuenta. Elvis, Nike y Marina estarían orgullosos de nosotros.



26 comentarios

  1. ah nooooooooooo no hay nada mejor que un mani japones!!!! (ja ja j estaba tan embalada que casi escrino"jardin japones" ja ja ja) debe ser la emocion de que es viernes y la alegria de leerte cada dia vero!!! besos y excelente findeeeee

    ResponderEliminar
  2. Las vidrieras de Pueyrredon me hacen acordar a Boedo, todavía venden los pijamas a cuadritos y las camisetas térmicas.
    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el "pintoresquismo" de la Av. Pueyrredón, esos carteles de felpa!!! Hace mucho que estoy buscando uno...

    Y el Barrio Chino... para mi es como Disney jaja

    ResponderEliminar
  4. Ayyy, Vero, es viernes, me quedé un rato más haciendo fiaca, entro en Alma y veo no sólo link sino lindas palabras. Shaaassstaaaa, tengo el día hecho! Gracias Vero, el post es genial. Esos negocios increíbles me encantaron pero lo mejor, la librería que regala libros! Adoré, buen fin de semana, beso, M.

    ResponderEliminar
  5. El profesor Mestrovic!!! Yo lo tuve en la Universidad de La Plata!!! Cuántos recuerdos!!

    ResponderEliminar
  6. Vero verito:
    la verdad es que me generás envidia, pero de la sana, de la linda (si puede existir una envidia no fea): siempre post con perfumes y sabores ricos, siempre sonrisa y generosidad y atención, aquí, allá, por mail y facebook, como si nos conociéramos.
    Vos sí sabes hacer cadena de favores. Vos sí sabes sonreír gratuita y desinteresadamente.
    Gracias por eso, y por todo:

    Ju

    Abrazo grandote

    ResponderEliminar
  7. Sos increible y aplaudo la mirada que tenes, resignificas absolutamente todo lo que nos mostrás.

    Vos tenes que ir a montevideo (uru) por los barrios a sacar fotos, posta...es todo como la lenceria de la calle pueyrredon.

    besos enormes

    ResponderEliminar
  8. Qué lindo post! Qué linda fotos! Cuánto hacía que no veía el maní japonés, viaje al apsad realmente.
    Besos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  9. Te quiero tanto, tanto, tanto Alma. :) gracias. keep on DOING

    ResponderEliminar
  10. ay vero! me mataste!! Dentro de poco voy a conocer el barrio chino por primera vez!!! Ya se un par de cosas que quiero!!! ajjajaj!!!!

    ResponderEliminar
  11. Me encanto el post Vero, los locales de Pueyrredon, los veo todos los dias, trabajo cerca, pero vos le diste otra mirada, y eso me hace reconocer, que debo mirar mejor, cariños, Graciela

    ResponderEliminar
  12. "camisones y saltos de cama bailan como fantasmas" esta frase me mató! pero me mató bien muerta ehhh!
    Hermoso post Vero!

    ResponderEliminar
  13. sos lo mas vero!
    le pusiste onda a una avenida que no me simpatiza nada nada! jajajaja

    buen finde!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Me encantó el post y las fotos son hermosas!
    Buen finde :)
    Analía - aer

    ResponderEliminar
  15. Oh, si habre gastado las calles del Barrio Chino y la Av Pueyrredon, hehe ...

    Que tengas un lindo fin de semana, Vero! ;D

    ResponderEliminar
  16. Jajjajaja me encantó!!! Salvo el manñi japonés, el resto me prendo en todo. Me mataron los camisones de tienda de otro tiempo ajajajja un beso! Dani

    ResponderEliminar
  17. Hacer y creer en lo que se hace... va por ahi.
    Como te extraño unicornio, hace días que no entraba por aquí pero siempre estás presente en mi viaje... cada vez que veo algo con diseño, bonito, con deco, pienso en que sería óptimo para Alma... Te extraño, amiga mía. Hagamos un trato: un picnic reencuentro, cuando sea y donde sea. Muaaaa

    ResponderEliminar
  18. Mo fue nada pero lo fue todo...
    que bien lo cuentas.
    que tengas un feliz fin de semana.
    besos

    ResponderEliminar
  19. Tus fotos y tu relato convirtieron en mágica hasta la cosa más simple!!!

    ResponderEliminar
  20. Me encantó el paseo Veru! quiero el aceite de Sésamo!

    Beso!

    ResponderEliminar
  21. ¿por qué yo nunca me encuentro con librerías que regalan libros? es el sueño de mi vida!

    tu día contado así da envidia. Y lo pensas y es tan fácil tener días así de lindos, hay que estar atentos!

    ResponderEliminar
  22. wow, siento que fue mi cumpleaños! qué lindos comentarios chicas! muchas gracias por la buena onda siempre, es ideal para ls últimas pilas que necesito antes de cerrar el fin de semana! jaja!


    ya lo ven: basta mirar sólo un poquito más allá para encontrar algo que rinda el día ;)

    beso enormeeee y gracias por la magia!

    ResponderEliminar
  23. Vero, Vero... Verito Alma!! no había leído esta entrada!!!
    Listo!! la leí y me alegró el corazón y el lunes!!!
    Besote!!
    Moni

    ResponderEliminar
  24. LLego tarde pero .........puedo entrar?? Y pedir permiso para entrar en este mundo de sensaciones tan hermosamente descriptas realmente es un placer !
    Me mataron las cosas que lograste rescatar de una caminata por un lugar supuestamente tan inhospito como Pueyrredon ! La verdadera cronista encuentra estas bellezas , despues ir a casa Foa y decir las bellezas que uno encuentra no es meritorio pero este post?? es para un cuadrito !

    ResponderEliminar
  25. Qué loco ver en fotos lugares donde por donde paso siempre.
    Justo el viernes (viernes! no miércoles mal!) fui al Ave Fénix y conseguí un libro tan lindo para mi hijo que me fui feliz fénix.
    Y el Barrio Chino, un atentado a mi billetera: entro a Casa China y me siento un mono con navaja.

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.