APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer II | Una licencia recoleta

  • 22/7/11 -


Si a alguien más le quedó la adrenalina de viaje haciendo burbujas efervescentes en su sangre pero no se va a ningún lado, puede abrir el placard, buscar aquel abrigo que tiene olvidado al fondo, ponérselo para sentir que salió de la rutina (al menos la de vestirse todos los días con lo mismo), y encontrar la forma de llegar a Recoleta. Yo los voy a estar esperando con una historia.


Hace dos viernes tuve que hacer tres notas en Recoleta. La primera y la segunda se resolvieron con poco tiempo de diferencia (¡gracias primo postizo Santi por bancarme la espera!). El tema era la tercera, a cuatro horas de diferencia. No me daba el tiempo para volver a casa, hacer algo productivo que amerite el viaje, y volver en horario. Respiré profundo, evacué mi obsesión con el “tiempo perdido” en una alcantarilla paqueta y me di la licencia de vivir un viernes de paseo por Recoleta, cámara en mano.


Caminé desde Plaza Vicente López por Quintana hasta el Buenos Aires Design. Lo bordeé flirteando con la idea de comerme unos nachos de Hard Rock Café a lo 1999 pero no es lo mismo sin Curi así que bajé a Pueyrredón y fui a almorzar a La Casa de Gretha (Av. Pueyrredón 2350), donde casualmente hace un año casi exacto había tomado el té con Lau.



Terminé una rica pizza individual y fui al Museo de Bellas Artes. Hacía AÑOS que no iba y la primera revelación la tuve cuando seguridad me pidió que dejara todos mis bártulos en el guardarropa. Chau bolso pesadísimo, chau cámara de fotos. Me sentí de 10 kilos menos (si nos olvidamos de la pizzeta del mediodía). Fue liberador, posta.


La segunda revelación me la dio este cuadro:



Ese rollito... ¡¡¡Yo en el 1800 (fecha de la obra) hubiera sido una potra!!! Y antes también, rock star total en el Renacimiento, con groupies y todo. Aguanten los cuerpos renacentistas.



Berni, Cézanne, Renoir, Degas, Gaughin (¡a ese siempre lo reconozco sin leer el cartel!), Toulouse Lautrec, De La Cárcova (ay querida Luisa…), Rodin y su chape impúdico… me fui inspirada y bardeada por mandar un mensaje de texto. De haber cartelitos, no hubiera usado mi telefonito. Fijo.



Quebré el hechizo de la liviandad cuando recuperé mis cosas. Caminé por la plaza libre de hippies hasta el Centro Cultural Recoleta. Zigzagueé por las salas, encontrando obras que me gustaron mucho. Disculpen la falta de autoría, estaba de vacaciones y sin ganas de anotar nombres…




(Ni siquiera se si siguen estando… perdón)



Las agujas del reloj comenzaron a girar más rápido, no llegué a terminar el CCR. Salí y me topé con jardineros trabajando en los canteros del camino, como si fueran duendecillos de la primavera, más obsesiva con el tiempo que yo.




Regresé por Quintana, despuntando el vicio de fotos urbanas…



Llegué hasta Libertad, esperé al verde del semáforo para cruzar y pensé en La Exposición. Nunca más pierdo un 67 por una medialuna, era dura como piedra.



Antes de llegar a The Pick Market, mi destino, me encontré con una última placa:




No se los libros, no entré, pero mi día sí fue raro, curioso, decorativo pero no agotado. Fue mágico, fuera de tiempo, y todo para mí. Hagan la prueba y no se olviden el abrigo viejo, que dicen que va a hacer frío…


¡Muy buen fin de semana!



12 comentarios

  1. Ya me hice fanatica de tus post y sus relatos relajados y tan vividos
    Es real a veces en nuestro afan por compartir todo en imagenes no sabemos relajar y simplemente presenciar contactarse con lo presente
    Es un mal muy de este tiempo.........sin foto no hay realidad . Para pensarlo ,no?
    Buen finde alma cantarina !

    ResponderEliminar
  2. jaaj sí, el exceso de fotos es un "mal" de esta época pero, si puedo hablar por sólo por mí, desde los 9 años no entiendo mi vida sin la cámara en mano (o pesándome en el hombro izquierdo ejejej). el relajo me viene con el click, mi realidad la construyo con las fotos ;)

    besoooooooooooos y buen finde marisa!

    ResponderEliminar
  3. me encantó el cartel de la libreria! tenès que volver
    que lindo dar vueltas por bs as, las pocas veces que voy, voy con un cronograma hecho para hacer pocas compras -poco presupuesto- y nunca llego a recorrer museaos y demàs... lo hice una sola vez que fui de paseo con mi novio y fuimos al ccr, cementerio y demás
    besos desde bahìa blanca
    guillermina

    ResponderEliminar
  4. Ahhhh... que buen paseo, yo a esto lo llamo turista y buenos aires y siempre insisto a amigas y marido para hacer eso, pasear medio sin rumbo.
    Vero si te acordas me decis donde esta esa librería???
    Beso.

    ResponderEliminar
  5. Gabi, queda sobre Libertad antes de llegar a Arenales... es por ahí, entre la panadería y The Pick Market. Besooos!

    ResponderEliminar
  6. estos posts de recorridas citadinas me encannnnnnntan!!! el final de tu recorrido se acercó a la zona de mi hotel, donde siempre me alojo, asi que temino yendo para esos rumbos tambien...

    the pick market, lendo pero CARISIMO! bueno, si, es Recoleta.

    que lindo poder aprovechar el tiempo en cosas como estas veritou.
    mua

    ResponderEliminar
  7. Sos una genia, ojala la gente cuando te lea se contagie y camine y se meta en museos y saque fotos y se libere de tanta cosa pesada que hay veces que los agobia...
    Yo si hoy no tendria 20 kilos de mas, y pataditas constantes en la panza te juro que haria lo mismo...
    Por lo pronto, sweater viejos es lo unico que me pongo...y ahora me voy a buscar unas cajas con animalitos por palermo para terminar de ordenar la ropita de julia... :) asi, pesada y todo.
    Besos y muy lindo fin de semana verito!!!!

    ResponderEliminar
  8. genial vero!! que buen paseo y hermosas fotos!!!! ves y miras, sos una genia!!
    besooo

    ResponderEliminar
  9. la exposición es una de esas cosas clásicas que en realidad no tienen mucha calidad y, encima, son carísimas
    te lo digo xq trabajé en esa cuadra 2 años, si habré consumido basura de LE

    ahora bien, si estabas ahí cruzabas de vereda, entrabas a la galería de mitad de cuadra, ibas al fondo hasta lo de las monjas benedictinas y... no, no, lo que sigue es pornografía repostera, no se puede contar

    ResponderEliminar
  10. Buen relato amiga! Para medialunas, tendrías que haber pedido una en lo de Gretha para llevar!! increíbles!

    ResponderEliminar
  11. Qué lindo paseo, está buenísimo el "recreo" en medio del trabajo, aunque a veces parezca un embole el tener que hacer tiempo.

    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  12. libertad antes de arenales... GRACIASSSSS!!!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.