APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer II | They tried to make me go to rehab and I say Tigre, Tigre, Tigre

  • 24/11/10 -


Hace un par de meses me encargaron que escriba dos notas de mucha, pero mucha, producción. Dos recorridos de compras, uno por Arenales y otro por Tigre. Suena ideal (y de hecho fue ideal hacerlas), pero se me habían acumulado con 18298302 cosas más. Y nada: yo para adelante, puedo con todo. ¡JUA!


No se qué cable se me habrá cruzado de camino a Tigre pero me agarró un leve ataque de estrés. Un ¿cómo carajo voy a llegar con todo en tiempo y forma? Me bajé en la estación con mil palpitaciones y la cabeza enroscada como un pretzel. Pero me dejé llevar, y empecé a enfocarme en mirar y no pensar. Tigre es tan amable…


Para cuando llegué a la esquina de Guarechi y Boulevard Sáenz Peña estaba mucho más tranquila. Vi a Vetro, un negocio de vidrios y entré. Me recibió Alberto, su dueño, y en mi caso un enviado celestial. Con mucho relajo me contó su historia, lo feliz lo que le hace trabajar con el vidrio, recibir a clientes que ya son amigos de la casa, cebarles mate y guardar sus bolsas mientras ellos pasean por el Puerto de Frutos, a pocas cuadras.


Su galpón está lleno de lámparas, vasos, copas, jarras, botellones para decorar y muchas cosas más protagonizadas por el vidrio. Todo está a precios irrisorios, tan accesibles que podes equipar toda tu casa por menos de 500 mangos. Mucho menos. Y a Alberto le encanta que sea así, que la gente pueda venir y llevarse algo creado por ellos de forma artesanal para que forme parte de su historia. Tranquilo, amable, feliz con lo que hace.


Me despedí con la bajada de cambios que estaba necesitando. Tigre siguió regalándome sus casas ribereñas, árboles y pajaritos (no pueden faltar los pajaritos en una historia de rehabilitación). Llegué hasta el muelle de los Mercados del Delta, vi al café Belinda y me senté a tomar un café como quien no tiene que desarrollar una nota. Estaba sola, con mi libro de aquel entonces y el río. Para el quinto sorbo ya me había olvidado del estrés. ¡Larga vida al Tigre!


Vetro

www.vetro-argentina.com.ar

info@vetro-argentina.com.ar

D: Esquina Guareschi y Boulevard Sáenz Peña, Tigre.

T: 4731-6628 + 4005-1474


7 comentarios

  1. ¡¡¡I ♥ Tigre!!!
    Y es así desde que tengo memoria!
    Muy buen miércoles, Verito!!! :)

    ResponderEliminar
  2. Sos genial vero!! lo de los pájaritos en un centro de rehabilitación me mato!! jaja!! un besoooo y no te olvides de MI nota!! (unos heladitos, del barrio de Palermo, venidos desde el sur argento!!) jaja! como para q no t estreses, no?? una total desconocida te tira un pedido ad honorem....ja!

    ResponderEliminar
  3. Justo este sábado voy al Tigre! Agendado!
    Gracias Alma!

    ResponderEliminar
  4. ja, yo te leo desde mi escritorio con ventana que da al rio. Yo tengo un affaire con este lugar, no es sólo gusto, es amor verdadero!

    ResponderEliminar
  5. ame esas lamparas tipo lagrima!! son divinas!! qbuen lugar!! AGENDADO!! siempre tenes datas para tirar vero sos lo massss

    ResponderEliminar
  6. amamos el Tigre, siempre que vamos descubrimos cosas nuevas.
    Y Vetro es buenisimo, ya lo conocia y debo volver por algunas cosas.... mi presupuesto tiembla cada vez que voy al Tigre!
    un beso!!

    ResponderEliminar
  7. lou quiero fotos de tu casaaaaaaaaaaaaa! así como ya, imperante! con vista al río! ahora te lo pido en tu blog...

    tigre fucking rules! yeaaaaah!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.