APERTURA

CRÉDITO APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer II | La mesa está servida

  • 16/9/10 -







La buena escritura tiene la capacidad de transportarnos. Por ejemplo, estás chequeando tus mails y con mágico CTRL T abrís otra pestaña y llegás a Divino Macaron… pero en realidad sabes que no llegaste solamente a un blog; te sentaste en la mesa de Virginia Sar.

Se escucha el tin tin tin de una cuchara quitándose el último pedacito de mermelada de frutillas en un frasco de vidrio y un cajón que se cierra suavemente. Pasos antecedidos por un familiar aroma a vainilla anuncian la llegada de nuestra anfitriona y nosotros, tan contentos como tentados, esperamos a que ponga en la mesa el último manjar que horneó. No faltan las flores frescas, las servilletas de tela y la vajilla, que bien podría haber sido de cualquier abuela. Listo, la mesa está servida y, junto a la delicia presentada, está su historia cotidiana y receta, para repetir el rito en casa.

Desde que descubrí el blog de Vir, ya no recuerdo cómo, no dejo de pasar, aunque más no sea para tildar mi mente con sus fotos cuando el tiempo apremia. Pero si tengo un resto (¡y me lo busco para este divino macaron!), leo sus historias, sus sensaciones, su pasado y el futuro que crea en cada post. Madonna preguntaría… who’s that girl?

Virginia Sar es madre, escritora y cocinera, alguien que “aprendió leyendo, mirando y quemando preparaciones”. También es diseñadora de modas y trabajó varios años en marcas de renombre, pero hoy está por su cuenta, y plasma en su blog su filosofía de vida: Adoro la decoración, el arte y los detalles. Creo que, el hecho de hacer la vida cotidiana más bella y estar rodeados de objetos que nos agraden, resulta esencial para la salud espiritual (¿cuántos más seremos?).

Cuando le escribí para contarle que me encanta su blog, Vir tuvo la mejor onda y me abrió las puertas de su historia e inspiraciones. Leer su mail fue un placer, que copio tal cual porque esta GRAN escritora no necesita edición. Siéntense cómodos y prueben sus macarons de frambuesa y chocolate. Son el condimento ideal para conocerla…

Me interesé por la cocina desde muy chiquita, le robaba a mi madre fideos secos y lechuga y con eso preparaba comida para mis muñecas. En la adolescencia comencé a cocinar de verdad, adquirí algunos libros de recetas y empecé a probar. En mi casa la comida era muy importante, desde la preparación hasta el momento de la mesa era una ceremonia, y yo me crié en ese ambiente. Por aquellos días para las fiestas éramos alrededor de cuarenta a comer, todos traían algo y la cocina era un alboroto. Hasta mi abuelo cocinaba.


¿Y cómo esa pasión y legado llegó a ser un blog?

El blog comenzó hace dos años con la excusa de mostrar mis ilustraciones, mientras cursaba un taller de “libro ilustrado” para niños. En ese momento estaba escribiendo literatura infantil y me interesó poder ilustrar mis propios cuentos, el lado plástico es algo que siempre está presente en mi vida pero no tanto como escribir. Escribir es lo más constante que hice a lo largo de toda mi vida y casualmente, también cocinar. Estas dos actividades nunca se alejaron de mi, y de pronto tomaron el control del blog y se fundieron en una sola cosa “escribir sobre comidas” y sobre las cosas que la comida provoca. La cocina y la comida reúnen a la gente y te permiten demostrarles cuanto los quieres o aprecias de forma más sutil. También se trata de compartir, no solo cuando comes sino también compartir recetas, secretos y experiencias. Tengo espíritu de anfitriona, me gusta agasajar y que todos se sientan cómodos y disfruten en mi mesa y eso es lo que quiero transmitir en “Divino Macaron”.

El blog demanda mucho trabajo, cada post lleva su tiempo. Cocinar y hacer la producción de fotos, bajar las fotos, retocarlas y escribir la entrada con su receta. Trato de postear una vez por semana pero no siempre puedo, sé que la gente que sigue el blog quiere ver cosas nuevas porque como alguien dijo, “en la web un post de tres días es viejo”. Trato que sea un espacio fresco y sereno, en eso y en toda la diagramación me ayuda mi marido que entiende de diseño web.

El blog me da muchas satisfacciones, como conocer gente maravillosa o como haberme acercado a la fotografía, eso es algo impagable, cada día que pasa estoy más enganchada con el tema y creo que va a ser una de mis grandes pasiones en adelante. Siento que mis fotos son el complemento ideal para mis palabras.


Las fotos son el escape perfecto, ¡pruébenlo ustedes mismos! Y seguí preguntando… ¿qué la inspirará?

Si hablamos de inspiración, todo me inspira, pero los días de sol me despiertan algo especial. En un día de sol puedo hacer casi cualquier cosa, desbordo de energía, algo que no me pasa si está nublado.

En el mercado me inspiran los productos de estación, los que están más frescos y brillantes, ya sean frutas o verduras, creo que por ahí empieza todo.

También miro muchos canales y revistas gourmet, y tengo mis predilectos en la cocina…Mallmann, Irigoyen, Gross…a ellos los sigo desde que aparecieron en el cable en los noventa, de tanto verlos es como si hubiera cursado con cada uno clases particulares, tengo la sensación de saber lo que van a decir antes de cada frase. También sigo a Nigella Lawson, Martha Stewart o algunos más complejos como Heston Blumenthal, que me ayudan a aprender recetas y técnicas nuevas.

La pastelería es una de mis debilidades, desde la inglesa con toda su tradición y costumbres que me fascinan, hasta la americana, más simple y divertida. No puedo dejar de mencionar la pastelería francesa, en general toda la pastelería europea me resulta muy interesante.


Inspiración, pasión, familia y dulce cotidianidad… parece que todo cierra en este combo. Y ella lo afirma:

“Divino Macaron” es mucho más que un blog de recetas, es el espacio donde puedo expresarme y mostrar lo que me hace feliz. Todavía falta mucho para que se vea como quiero, tengo ganas de agregarle algunas cosas, pero creo que el tiempo me dará las respuestas que necesito para que siga mejorando.

En este momento estoy comenzando un nuevo libro, el principio es siempre lo peor, arrancar, tomar velocidad y poder sostener una idea es lo que más cuesta. Al mismo tiempo estoy pasando por el momento más feliz de mi vida, soy mamá desde hace nueve meses y eso me demanda mucho trabajo, pero es tiempo que disfruto y valoro mucho.

Vir me dio el cierre perfecto. Los dejó acá y sigo disfrutando mi divino macaron, qué hay que arrancar bien el día…


Divino Macaron

http://virginiasar.blogspot.com/

virginiasar@gmail.com


11 comentarios

  1. Veroooo amé este blog, sabés que me copa cocinar!y la música compañera en la lectura, es lo más!!!

    Gracias por el dato de veritas!

    ResponderEliminar
  2. Hermoso post! como siempre, un placer...

    besos!

    ResponderEliminar
  3. Yo también amé este blog!!!
    Gracias por abrir la puerta para que lo conozcamos!!! :)

    ResponderEliminar
  4. Qué lindo texto, y qué lindas fotos!!!
    Felicitaciones a su autora y a vos por acercárnoslo!

    ResponderEliminar
  5. Oh my god! que hambre me dio esto. Pero no cualquier hambre! hambre de fina pastelería de Virginia Sar. Me llevo su blog. Ahora, me saldrán las cosas tan redonditas como le salen a ella!?

    Besos!

    J

    ResponderEliminar
  6. Vero, genial el blog de Vir. Voy a probar alguans recetas! Beso

    ResponderEliminar
  7. Alto dato Vero! gracias! La verdad que es un hermoso post y gran blog, amo estas iniciativas. muaaa

    ResponderEliminar
  8. hola vero!! amí tambien me encanta el blog de virginia! lo que expresa a traves de sus imágenes,sus recetas y sus palabras es muy muy lindo!! besos y muy lindo finde!!

    ResponderEliminar
  9. me encanto! ya me estoy metiendo

    ResponderEliminar
  10. me sumo a las fans del blog. No hace mucho que lo descubrí pero, desde entonces, no dejo de visitarlo.

    ResponderEliminar
  11. Yo soy de las mas enamoradas del blog de Virginia...me fascina Divino Macaron !!! De lo mejor que he encontrado en la Web ! :)

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.