APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer I | El mío sin azúcar, ¡gracias!

  • 10/2/10 -

Si yo llevara cuenta de los mejores eventos que tuve el gusto de asistir gracias a mi trabajo, un Seminario de Café en Starbucks estaría en mi Top 5 (claro que la inauguración de la cadena cafetera en Argentina escala al Top 3 y se pelea el primer puesto con la cata de chocolates de Vasalissa Chocolatier… pero bueno, lets call it a tie).


En fin, ayer fui con Merce al Seminario de Café dictado en Starbucks de Florida y Rivadavia, también conocido como mi segundo hogar del microcentro. No hay mañana trasnochada por el blog que no me recompense con un cappucino grande descremado o un frappucino light de café. Ah… los pequeños placeres de la vida cotidiana.


Soy malísima para recordar datos, porcentajes de cafeína y estadísticas, sobre todo si no tomo nota, pero el clima que genera Starbucks es tan relajado que el seminario no pudo ser de otra forma: sillones cómodos puestos en círculo, pocas periodistas y redactoras, buena música y charla amena.


(Calate mi cara de atenta juaz!)


La Coffee Master (¡groso!) Paz nos llevó por el Cinturón del Café (zona entre los trópicos… epa, ¡algo recordé!) y, para esta ocasión, nos presentó la variedad de Kenya que brinda la marca. Fue la segunda vez en mi vida que tomé café sin ahogarlo en azúcar y créanme: la experiencia fue deliciosa.


Les tiro algunas características antes de que me olvide por completo: el café africano es el más cítrico de las tres principales áreas de producción (el latinoamericano es el más chocolatozo y el asiático es el que presenta más influencias de especias). Para no recurrir a endulzarlo con agentes externos, conviene acompañarlo con un pedacito de algo que acentúe las cualidades del café en cuestión. En este caso comimos una galletita rellena de pasta de limón y, cuando tomamos el café frío con hielo, un budín de limón y amapolas. Glorioso mix.


Con Merce nos tuvimos que ir antes de las 12 porque sino, nos convertíamos en un suplemento sin cerrar (el equivalente periodístico de la calabaza de Cenicienta, ¡un bajón!), así que me perdí el final del seminario pero me llevé conmigo un regalo muy feliz: un paquete del Espresso Roast, blend que Starbucks utiliza como base para todos sus cafés. Y, cuando terminé el cierre, obvio me copé sacándole fotos desde la ventana de la redacción:


¡Muchas gracias Connie por aportar a mi felicidad laboral y Paz por enseñarme que se puede tomar un rico café sin bañarlo en azúcar!


14 comentarios

  1. Estas son las cosas que hacen que ame tu trabajo!!!
    Jajajaja
    yo queria!

    ResponderEliminar
  2. Creo que después de este seminario, ningún café que tomes va a tener el mismo sabor. Aunque no hayas tomado apuntes!!!

    ResponderEliminar
  3. qUE bueno eso del seminario...y aprender tantas cosas para los amantes de esta bebida.......buen post!

    ResponderEliminar
  4. es una obviedad si te digo que ya quiero un cafecito?

    besos verito!buen miercoles!

    ResponderEliminar
  5. Que divertido Vero! y no tengo ningún starbucks cerca ufa!

    Y no viniste a aprender a cocinar con Donato, mala esa no te la perdono!

    Besote

    ResponderEliminar
  6. Café, cafecito,una taza qUE parece una bañadera con café obvio amargo,no me dejen sin café y chocolate, lo mejor entre otras cosas!!!
    Cariños Luisa :)

    ResponderEliminar
  7. el café, como casi todas las cosas, se toma sin azúcar.




    para dulce está uno.

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante tu post pero a mi que el café no me mueve un pelo me llevó a Vasalisa y ahí SIIII!!! soy fanática del chocolate, capaz de matar literalmente por él!te envidié mal y agradezco vivir cerca del de Martinez.Cada vez que paso miro y miro la vidriera...que lindo lugar,no? voy a probar el de limón....besos!

    ResponderEliminar
  9. Bien Vero haciendo que presta atención en la foto!

    ResponderEliminar
  10. Barbie la próxima te hago una permanente + te tiño de rubia y te hago pasar por Merce :)

    Andre es tal cual! Voy a probar sin azúcar la próxima.. chan chan chaaaaaaan! jajaja!

    Mabelina muchas gracias :)

    Ari corazao, yo también quiero un café ahora.. tengo noni. le pongo azúcar??? aiaiaiaaiaaaiai.....

    Luliiiiiiiii perdón!!!! Fue a fin de año no valeeeee, no pude :( Pero si gestionan otro VOY. Alma Singer y yo obvio.. jajaja!

    Luli el café bañera siiiiiiii! jajaj! Qué bien me viene cuando esto me hace trasnochar! jaja! (loserrrrrrrr que soy... debería estar de fiesta!).

    Melón of the shire, igual pruebo y veo si es cierto...

    Diegou, you know...

    ResponderEliminar
  11. Y Antonio, Star Wars podría haber tenido un Starbucks... pero es cierto... si pudiera ser una Jedi, yo preferiría Star Wars :)

    ResponderEliminar
  12. Carol siiiiiiii!!! el de limón es un camino de ida jajaajaj! TENES que probarlo! Besooo!

    ResponderEliminar
  13. Qué bueno!!!! un seminario del café en Starbucks !!!!!!
    Adoré!!!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.