APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Qué llueva, qué llueva…

  • 19/11/09 -



La primera vez que fui a Boulevard Sáenz Peña llovía. Y llovía mucho. Lo cual es un garrón si el plan de salida era festejar el día de la madre (dos semanas después, un sábado) con un brunch y un posterior paseo fotográfico familiar al Puerto de Frutos de Tigre, a escasas tres o cuatro cuadras de ahí. Realmente, un coñazo.

Poco sabíamos los Mariani que, aún con el diluvio universal, el viaje a Tigre iba a valer la pena porque Boulevard Sáenz Peña es un paseo absolutamente satisfactorio en sí mismo. Hay comida, decoración, arte, buenas ideas arquitectónicas, libros, muebles de todo tipo y un cuarto entero dedicado a los juguetes de la infancia (la tuya, la mía, la de ellos… desde papá Bigotes y mamá Gaby hasta Andy y Vero, el topo Gigio y la cocinita de –creo- lata. Generación actual abstenerse: por suerte no hay play stations). Que se venga abajo el mundo, yo acá estoy contenta.


La segunda vez que fui a Boulevard Sáenz Peña llovía. Y llovía mucho. Lo cual es un garrón porque había llevado la cámara y me hubiera gustado un solazo para sacar mil fotos y aprovechar lo bien que está armado el patio externo, con sus plantas, muebles coloridos y originales objetos de decoración. Realmente un coñazo.


Poco sabía que en esta segunda visita, que hice con Mariu y Nati en plan prensa, iba a valer la pena porque Boulevard Sáenz Peña tiene muchísima luz a pesar de los tapones grises que tenía el cielo (gracias a sus grandes ventanales) y porque ésta vez nos recibieron Sole Benvenuto y Cris Pérez Moray, dueñas del lugar.


El mismo recorrido de 400 m2 que había hecho una semana atrás con mis viejos y hermano, lo volví a hacer con Sole y Cris, o sea, hice el tour VIP con todo el lujo de detalles acerca de estas dos amigas emprendedoras que un día se miraron y encontraron que ambas estaban tirando para el mismo lado, buscando el mismo sueño. Aunaron sus profesiones y bagajes culturales (que incluye bellas artes, restauración de muebles y diseño de interiores) para dar vida a esta esquina imponente y amable a la misma vez, otrora un almacén de ramos generales y fábrica o taller de algo que ahora no recuerdo.


A medida que se iban sucediendo los ambientes, contaban que muchas de las cosas que estábamos viendo solían formar parte de la colección de Sole, como los baúles y algunos juguetes con más de diez mundiales. Lo loco es que, cuando la gente empezó a venir, no sólo se sentían altamente identificados con muchas de las propuestas sino que también encontraron un lugar ideal para alojar sus propios recuerdos. Así es como grandes coleccionistas ceden sus piezas a Boulevard Sáenz Peña, enriqueciéndolo en cada rincón.


La creatividad y pasión por la búsqueda no se toma vacaciones, por eso Sole y Cris siempre están atentas a nuevos diseñadores (originales), remates, mercados de pulgas y clientes que llegan con tesoros para seguir renovando este espacio donde todo se vende. Todo. Hasta la mesa ratona hecha con maderas recicladas de las casillas de La Boca donde estás sentada comiendo una rica ensalada de salmón ahumado.


Esto nos lleva al otro tema: en Boulevard Sáenz Peña se come y bebe. La cocina exquisita es de Juliana López May, quien abarcó un menú de desayuno, almuerzo y merienda con su firma de “hecho en casa”. Es tan hecho en casa que el día que falta rúcula, alguna sale disparada a buscar rúcula donde sea que se esconda la planta. Y el te, queridos amantes del brebaje, es un blend de Inés Bertón, hecho especialmente para esta casa. Con su nombre y apellido. Un arte humeante.


Y si de arte hablamos, en la planta superior Boulevard Sáenz Peña aloja la representación de la Galería Los Caracoles (de Punta del Este, Uruguay). Hay cuadros de Mario Giacoya, Marcelo Rosatti y Yanni Ippoliti, entre otros, y siempre se actualiza con muestras nuevas y artistas que estén dando sus primeros pasos en el arte, logrando así una propuesta más accesible a los también noveles coleccionistas.


En definitiva, es un lugar que se hace con amor, con la familia al pie del cañón y con un altísimo sentido estético que se disfruta hasta en las tacitas pequeñas de Vero Farías donde te traen deliciosos alfajorcitos para acompañar tu café Nespresso. De repente Tigre tiene una nueva propuesta, completa y rendidora. Aún en los días de lluvia.


¡Muchas gracias Sole y Cris por recibirnos con la mejor onda y Mariu por llevarnos!


Boulevard Sáenz Peña

www.boulevardsaenzpena.com.ar

sb@boulevardsaenzpena.com.ar

Dir: Sáenz Peña 1400 esq. Albarellos, Tigre

Tel: 5197-4776

Horario de atención: de miércoles a sábados de 9 a 19 horas.


Muchas más fotos de Boulevard Sáenz Peña

http://www.flickr.com/photos/veromariani/sets/72157622834727898/



19 comentarios

  1. Ejem...aquí voy!!!
    Fuimos TRES veces a Boulevard Sáenz Peña (las dos primeras no le pegamos con los días de atención). Pero la tercera fue la vencida. Y sí, mi querida Vero, valió la pena!!!
    No hubo nada que no me gustara, pese a que Vintage Aurora posee una variedad de piezas similares!!! (metí un chivo, ja ja!!!).
    Morí de amor por los juguetes antiguos (qué triste que sea antiguo algo con lo que yo jugué en mi infancia, buuu...). Por ahí tengo un Topo Gigio como ese!!! Y el jueguito de comedor de lata!!!
    Pero no olvidemos que también es un restó, así que mis loas a la ensalada de rúcula con peras y queso azul!!!
    Muy lindo todo!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanto este lugar! es como un mercado de pulgas TOP! (bueno y me encanta tu blog) Lastima que no pueda participar del sorteo, estoy lejos... La silla esa de todos colores, es de madera ?

    ResponderEliminar
  3. una belleza nuevamente...

    y antonio? el elenco estable tiene que preparar un brindis de fin de año...;)

    besos

    ResponderEliminar
  4. Veri.. como siempre una maravilla el post ....
    que lindo , me dan ganas de volver....
    VAMOS A DESEARLO Y SERA CON SOL!
    y a disfrutar de la rúcula y esas masitas alucinantes del cafe...
    gracias por regalarme un día de la madre diferente y exquisito a pesar de la lluvia!!!!
    besosssssssssssss

    ResponderEliminar
  5. Vintage pronto voy a armar el Alma Singer | Other Singers sings porque tenés mucho para contar lindis :) Gracias por tu aporteeee!

    Clara lejos es la China? jajaaj! Participas igual y si ganas... bueno, lo resolvemos :)
    La silla de todos colores está hecha con pedazos de madera de casillas de La Boca que fueron recuperadas: creatividad sustentable!

    Ari saleeeee encuentro a full!!! jaja! (cualquier excusa para hacer una fiesta es buena!).

    Maaaaa que bueno que te haya gustado el post, volveremos con sol!

    ResponderEliminar
  6. Qué lugar tan adorable Vero!!!!
    Tan adorable.....que yo también armé un post el mes pasado!!jajja
    Miralo,


    http://deco-marce.blogspot.com/2009/10/ramos-generales.html

    ResponderEliminar
  7. (ojala en China!) lejos es en EEUU... bueno si gano te lo quedas vos, asi tenes doble chance de ganar (despues de todo es tu blog)

    ResponderEliminar
  8. ... continua (se me fue el otro sin permiso) Gracias por lo de la silla, si viviera ahi ya seria mia!

    ResponderEliminar
  9. Divino, Ve, la verdad es que está genial. Vintage, vos tenés un lugar para ir a visitar? :)
    Y me sumo a lo del brindis porque me encanta brindar y festejar, y porque la tengo al lado a Vero todo el día y me autoadjudico ese privilegio, y porque soy elenco "semi-estable" :) jajaja

    ResponderEliminar
  10. Que lindo lugar!! Hace meses que le debo una visita al Tigre, asi que cuando lo haga tendre que pasar por ahi...
    Pero igual no te quedes con las ganas y pasate un dia de sol, asi tambien lo vemos!!
    Besos con Abrazos a todos.

    ResponderEliminar
  11. jajaj Y claro Marce, vos tenés que cubrir estos lugares, tu público te lo demanda :) Muy buena nota!

    Claraaaa qué buena onda que leas desde EEUU!!! ¿Cómo llegaste al blog? (todavía me flipa... como si no me enterara que internet es global jajajaj). Y hagamos algo, si ganas te lo guardo hasta que vuelvas de visita pero aclaro al público -sobre todo a Carcajadas-: yo no voy a participar jejej! Es para los lectores de Alma Singer únicamente :)

    Clorets vos sossssssss elenco estelar!!! Te quieroooooo!!!

    Y Romi volveré a buscar el sol :)

    ResponderEliminar
  12. ay Vero no me acuerdo como llegue. Hago memoria pero nada. Pero llegue ni bien lo empezaste y me gusto mucho asique me quede. Una pregunta: hay algun mercado de pulgas en BsAs que no sea una "trampa" para turistas, algo copado...? si sabes de alguno me tiras el dato. Gracias. Fuiste a la USAL? Yo tambien (Perdiodismo, camada del 98') uy me agarro la verborragia... chau.

    ResponderEliminar
  13. jaajajaja todo bien Clara, a mí me sobran las palabras! jaja! Sí, fui a la USAL (publicidad) del 99 al 03... ¿nos habremos cruzado? Sí es así, que fuerteeeee! jajaja! Mundo pañuelo!

    Y en cuanto a los mercados de pulga el de Dorrego me parece que está bastante bien en algunas cosas + me dijeron que hay uno en... ay... no me acuerdo! Pero por Almagro creo que está muy bueno + el Cottolengo se supone tiene cosas buenísimas muy baratas. La posta en esto la tiene seguro Marce Conti, Vintage Aurora, y Emma Balch (coming soon este sábado jejej). Busca a las chicas en el search del blog, ahí encontrarás sus datos.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Vero! le pasare el dato a mi amiga que me pregunto (ella vive en Bs As y me pregunta a mi, el colmo! ... bueno sabe que soy fanatica de los mercaditos) No, no nos cruzamos por que yo termine la tesis en el 98 (con la Terran, decana borracha y bruja) y me fui a vivir afuera.

    ah y gracias por el dato de las otras chicas (mañana busco los blogs)

    ResponderEliminar
  15. aaaah pensé que habías entrado en el 98... en fin, te tomé la posta, con Mechita incluida jajaja!
    Confia más en lo que te puedan decir las chicas para pasarle a tu amiga, y que busque por todos lados con los ojos bien abiertos... hay remates, San Telmo, y hasta San Antonio de Areco para recorrer y conocer! Mucha suerte y gracias por la buena ondaaa!!!

    ResponderEliminar
  16. No hace mucho tuve la oportunidad de visitar este restó muy recomendado por un amigo que se precia de conocer recónditos lugarcitos donde liberar ese instinto animal por el buen comer sin descuidar también del banquete visual que nunca debería faltar para recrear un ambiente especial.

    El lugar sorprendente, realmente muy bien puesto, el detalle retro (tan en boga en estos momentos) de los juguetes y la excelente colección de manuales Taschen de arte y diseño lograron atraer toda mi atención. En líneas generales todo muy cool, sin dejar un solo detalle librado al azar: prolijamente desprolijo, o como quieran llamarlo.

    Lo único que absolutamente no terminó de convencerme fue la puesta culinaria en escena, creo yo, la motivación elemental para visitar un lugar soberanamente recomendado.

    Para mí, la comida es muy importante. Llámenlo herencia italiana, apertura a cualquier forma y textura que se presente delante de mis ojos, o quizás la buena fortuna de contar con una abuela y una madre hacedoras de delicadezas con el pulso firme y la sutil mezcla de un alquimista.

    De porciones minimalistas (como la atención de nuestra joven pero para nada entusiasta camarera), la picada para dos personas finalizó siendo un convite humilde donde las cinco rebanadas delicadas de salame se presentaron como uno de los elementos más abundantes de una tablita que en su momento llegaba a acariciar los cincuenta pesos. Las ensaladas carecían del mismo talento que sí rebosaba, por ejemplo, en las finos cortes mobiliarios y en los intermitentes y nerviosos solfeos bops que partían de una bellísima Mac Air por el vistoso sistema de sonido. El café en cambio resultó de lo más agradable, acompañado por un alfajorcito de dulce de leche casero digno del más narcisista de los serafines.

    Concluyendo, Boulevard Sáenz Peña se precia de contener a todos sus comensales con un festín visual espacioso y de alto vuelo, donde la comodidad se aúna naturalmente entre el enlosado patio externo y el hercúleo interior.

    Solo nos resta esperar ver como esa misma energía y dedicación se ve reflejada en las tripas y corazón de este tipo de establecimientos: la cocina.

    ResponderEliminar
  17. Chapeau, Sal Paradise!!!
    Tu comentario no tiene desperdicio!!!
    (todavía me sigo riendo de la sutileza con la que describís lo que mi marido sintetizó con un "me quedé con hambre"!!!).

    ResponderEliminar
  18. Hola!gracias por publicar mi escultura/objeto,el silloncito con zapatos antiguos, si querés ver más entrá a www.caroldejong.com.ar
    Blvrd. Saenz Peña es soñado...y tu nota fue la mejor!
    besos
    Carol

    ResponderEliminar
  19. Gracias Carol por tus palabras!!! Muy buena onda y muy lindo tu blog :)

    Beso y gracias!
    Vero

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.