APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Alma Singer II | Viaje a la euforia de los 23

  • 21/9/09 -


La semana pasada soñé tres veces que iba a ver a Lily Allen. Dos cosas: yo no sabía concientemente que ella iba a tocar en Buenos Aires (igual seguro a un nivel inconciente me llegó un afiche de la calle, promo en la tele o algo por el estilo) ni tampoco sabía que los sueños, sueños son pero aquí, en Perfil, se hacen realidad. Posta.

El punto es que Adri, editor de Espectáculos, me preguntó así como al pasar, “¿Querés ir a ver a Lily Allen?”. No se si se dio cuenta que abrí los ojos como un búho por el freakeo que me agarró pero le respondí que sí como pude mientras me preguntaba qué otra cosa le habrá ido a chusmear Morfeo, ese maruja hijo de su madre…

Tan pronto llegó la confirmación que había dos entradas, llamé a Mane, mi mejor amiga, con este plan: “Gorda, me regalan dos entradas para ver Lily Allen este sábado en el Luna Park. Nos vestimos con atuendos Kika 2003 (si encontramos algo con tutú mejor), nos ponemos en pedo y vamos a descontrolar como si tuviéramos 23 otra vez”. La idea entró por un tubo… las dos estábamos necesitando hacerle una visita a Memory Lane.

Llegó el 19 con un cóctel pre show de Lili Allen compuesto por dos calimochos bien cargados, diez Doritos de queso, una sirena empotrada en la nueva terraza de Mane, un Diego y una Mariki con sus entradas a campo compradas a último momento, dos reposeras nuevas compradas en Mercado Libre, y 45 minutos de retraso (si el cóctel no tiene sentido no importa, estaba riquísimo).

El espectáculo ya había empezado hacia un largo rato y, según el seguridad de la Puerta 4, sólo faltaban diez minutos para que termine. No se porqué eso me causó gracia (¿será porque no pagué la entrada?), y en vez de correr a sentarnos a nuestros asientos, fuimos al baño. El calimocho te las cobra.


Un flash, Lily nos recibió con The Fear, ¿pueden creer nuestra suerte? Resulta que la última media hora fue protagonizada por una seguidilla de cortes de difusión, ¡qué fortuna la mía! Sacada como una loca canté lo que pude, me paré cuando el excite fue demasiado intenso como para controlarlo y flipé con las nitidez de las fotos que pude sacar con la máquina de Mane.


Y Lily tal como me la imaginaba: una knackercilla talentosa con voz única, canciones pegadizas, letras ingeniosamente atrevidas y mucha actitud (la ex gordita estaba usando una malla enteriza… ¡chapeau!).


Chinese, Fuck You, Smile, Littlest Things y un par más de etc. se fueron sucediendo (no en ese orden, para saberlo con exactitud abría que consultarle al periodista Nicolás Artusi que estaba sentado al lado mío, ¡pobre jaja!). Un bis, dos temas y adeu Buenos Aires. Miss Allen is already gone.


Una vez afuera, Bouchard se llenó de teens, floggers, bloggers (ja!), padres chaperones y guiris que quisieron sentirse un poco en casa yendo a ver a “una de ellos”. En eso un chico X le pide fuego a Mane. Mi alegría etílica seguía vigente así que lo atosigué a preguntas sobre el espectáculo hasta que el flaco me frena y me dice, con una sonrisa descolocada: “no entiendo bien el español”. Ah… ¡para qué! ¿De donde era el chico X y sus dos amigos? ¡DE IRLANDA! Listo, los ataqué con una lluvia de preguntas, grititos y recuerdos míos en su feliz país (¡¿qué les importará a ellos?!). ¿Hacemos una foto? Dale, no hay problema.


Y foto con Diego y Mariki.


Y ahora foto con Mane.


Y foto al señor que vende los retratos de Lily.


Y basta, me cansé. Volver a tener 23 tiene su precio.


¡Gracias por la magia Adri, Capitán del Espacio!


Lily Allen

http://www.lilyallenmusic.com/lily/


5 comentarios

  1. ¡Vero, ¡Yo estuve ahi! De haberlo sabido, che...
    Yo no tengo vuenta atrás, parece. Habré meneado la cadera (mínimamente) unas dos veces. ¿Hiciste "Fuck You"?

    ResponderEliminar
  2. jjajaaja claro!!! Hice fuck you como loca! Acaso no es genial que ESA canción tenga ESA melodía??? Lily te manda a la mierda con ondaaa, me encanta! jaja!
    Y ufaaa, qué pena que no nos vimos!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué nabas que el viernes ninguna dijo: "Mañana voy a lo de Lily". Ah, ya se por qué... estábamos compenetradísimas escuchando a Dani y a Tony. J-U-Á.

    ResponderEliminar
  4. Ahhhhh (suspiro de alegría) q nota BEAT! muy hyper, muy feliz muy pilas, me encantó.. en serio lo habías soñado?? wowwwww jaja te quiero mogollones mi dagor tolola

    MANÉ

    ResponderEliminar
  5. Yo también estaba ahí. Llegué un poco por obligación acompañando a novio periodista y ahhhhhhhh... qué encantadora es Lily! Cómo me gustó! Cuánto más adorable la vi cuando cantaba fumando y chpupando tragos a lo loco!

    ResponderEliminar

For the love you bring won't mean a thing, unless you sing, sing, sing.

© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.