APERTURA

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Los sorprendentes sabores de Brighton Sugar Co.

PLAY | She Moves In Her Own Way - The Kooks

Soy presa fácil para el que, en mi opinión, elige bien el nombre de su marca. Tal fue el caso de Brighton Sugar Co. Caí rendida al Brighton (ciudad costera inglesa a la que jamás fui pero simboliza todos los pueblitos costeros irlandeses que conocí), al Sugar (¡OBVIO!), y al Co. El detalle del “Co.” es para aplaudirlo.

(Este chico Dave Thompson hace unas ilustraciones de ciudades + emblemas edilicios muy copadas).

Ahora, cuando terminé de leer el mail y me bajé las fotos, ¡naaaaah! ¡Soy toda tuya Brighton Sugar Co.!




Andrea y Stuart son Brighton Sugar Co., una idea que nació en dicha ciudad, con olor a mar y ganas de revolucionar algunas tradiciones alimenticias inglesas…
  
En Brighton, Inglaterra, decidimos combinar nuestras profesiones (fotografía y food styling) para revolucionar el mundo del azúcar. Producimos fudge y merengues gourmet, creando sabores inesperados.


Cada merengue colorido tiene su propia innovadora identidad, con sabores gourmet experimentales, como canela y manzana, piña colada o agua de rosas.  Nuestro fudge se basa en recetas tradicionales inglesas, incorporando combinaciones de sabores sorprendentes.


Elaboramos desde montañas de merengues como torta de casamiento, bolsitas únicas para souvenirs, cajones de frutas repletos de sabores para probar, bloques enteros de fudge para compartir, ¡lo tenemos todo!  Combinamos nuestra experiencia y nuestra pasión por la comida para crear una fiesta de azúcar. 




Los chicos son fans del azúcar. Se divierten explorando sus fronteras y se contentan con los resultados, cuando la búsqueda concluye en algo nuevo, diferente y sorprendente para el paladar argentino. Además, un dato no menor, sus productos son libres de gluten.


Si ustedes también cayeron rendidos a sus azucarados pies, pueden contactarse con los chicos vía Facebook o mail (brightonsugar@gmail.com), hacer su pedido en pequeña, mediana o gran (catering) escala, y/o seguir sus novedades para saber cuándo participarán en alguna feria o evento gastronómico. Yo los sigo atentamente para ver si me puedo sumar al próximo encuentro sabroso del primer tipo; y mientras tanto, me tomo el resto del día para viajar mentalmente a un pueblito costero del norte con una manta, una reposera, mi libro y una bolsa llena de merengues de todos los colores…



Brighton Sugar Co.


Todas las fotos de este post pertenecen a Brighton Sugar Co.




Juegos en el bosque

PLAY | Me and Julio Down by the Schoolyard - Paul Simon


Llegamos al bosque. Puede ser cualquier bosque que Toi haya pineado acá, o cualquier escenario inexplorado que haya sido filmado por Wes Anderson para Moonrise Kingdom, una de sus mejores películas. Caminamos sin apuro, sentimos como se quiebran las ramitas bajo nuestros pies, nos animamos a tocar las cortezas de los árboles más viejos, y recogemos algún que otro ramito de flores silvestres sólo porque podemos. Nuestro paseo, que disfrutamos muchísimo, termina en un claro, con carpas montadas y risas de chicos…



Ahí nos esperan Daniela Neuman y Lucas Lasnier, cuerpo, talento y alma de Cacu Guau, una marca de ropa para chicos que juegan con libertad y para padres que tienen un fuerte criterio estético, conceptual y estricto en control de precio-calidad.



Daniela es mamá de Lorenzo de dos años y medio, es fotógrafa, yogui y también es Lic. en Comercio Exterior. Creció en una familia dedicada al rubro textil desde que tenía tres años. Su hábitat natural estaba conformado por pilchas, telas, moldes, estampas y cuando habitante material exista en donde manda el corte y la confección. Cuando nació Lorenzo, a Daniela le costaba encontrar prendas que le gustaran, sentía una falta en el mercado infantil, y su ADN resolvió llenar esta ausencia con la creación de una marca de indumentaria propia, de autor.  



El autor es Lucas Lasnier, un ilustrador, grafitero y artista plástico conocido en el ambiente del arte urbano como PARBO.




Empecé a investigar por internet miles de modelos, dibujos, referencias de cosas que sí me gustaban (al principio no era sólo ropa, sino juguetes de madera, juguetes reciclados, libros para chicos, de todo) y casi sin darme cuenta, junto con el papa de Lorenzo (mi amor incondicional que me banca en todas mis locuras), empezamos a armar estampas por metro, dibujos que nos gustaban y viendo a que podíamos aplicar todo esto. Lucas fue una gran ayuda para mí, porque entendía cómo bajar a la realidad todo lo que yo tenía en la cabeza.


En el proceso fueron surgiendo dibujos para estampas centrales e ir combinando con las estampas por metro, y así fuimos armando la producción. Empezamos reciclando con rollos que fuimos encontrando en la fábrica de mama, eligiendo los colores, lo cual fue difícil imaginarnos cómo iban a quedar, pero la verdad que cuando lo vimos nos gustó. La confección la hice con ella, que tiene años en el rubro y experiencia, fuimos a comprar las mejores telas, probando molderías, etc.



Yo me encargo de la comercialización, confección y realización; y Lucas hace los dibujos a mano alzada con su lápiz y block de hojas duras. También se encarga de la imagen de la marca. Todo está hecho con mucho amor y dedicación, con noches sin dormir, de turnarnos para cuidar a Lorenzo.


De un bosque, una exploración, el anclaje en las raíces y la proyección hacia un futuro de diseño deseado, llega Cacu Guau, prendas livianas y básicas 100% de algodón para chicos de uno a ocho años. “Son cómodas para jugar, dormir o salir. La niñez es una etapa de exploración y descubrimiento, queremos acompañarlos en sus primeros juegos con prendas cómodas y nobles, siendo partícipes de su asombro, diversión y felicidad. Diseñamos modelos de excelente calidad, cómodos y con estampas creadas exclusivamente para Cacu Guau y serigrafiada manualmente sobre cada prenda, sin productos tóxicos. Cuidamos al medioambiente”, amplía Daniela.
  


Para la temporada de Primavera/Verano empezamos a buscar las cosas que nos gustaban a nosotros cuando éramos chiquitos, por eso le dimos importancia al contacto y cuidado de la naturaleza. Eso derivó en el camping. También le damos importancia a los alimentos orgánicos, por eso armamos las estampas de la fruta y del ananá.

Nos gusta la libertad, vida simple y sana, alegría, comodidad para jugar. Es ropa para tirar al piso y mancharse, pero al mismo tiempo que sea linda y canchera para una salida.



Lo convencional no tiene cabida en este juego, se queda en el banco de suplentes viendo cómo meten goles la libertad, la investigación lúdica y el espíritu auténtico que fabrica estas prendas. Este bosque luminoso y lleno de risas, que existe al menos como un estado mental, toca tierra en Chacarita, donde Cacu Guau tiene su Showroom y seguramente alguna carpa armada para seguir jugando…






Cacu Guau
hola@cacuguau.com
Showroom en Chacarita.

Lucas Parbo


Todas las fotos de Cacu Guau pertenecen a la marca, y todas las ilustraciones de Lucas Parbo fueron tomadas de su Tumblr. 


Texturas, colores y adicción sin rehabilitación

PLAY | Happiness - Goldfrapp


Estoy incorporando una peligrosa adicción a los cerámicos. Creo que no va a haber mueble que resista mi acopio, especialmente el vajillero que armamos con Mr. P apenas nos mudamos (no es para desmerecer el trabajo del más capo armador, ¡dudo de la nobleza del material!). Cuando conocí a Mundo Cacharro en el primer intento aguado de la Feria del Pasaje Edición Primavera, temblaron emocionados todos mis estantes…



Colores, formas, texturas para deslizar dedos y guiños de alegría para acompañar todas las comidas. Y hermosa confección también, que después confirmé que era a mano y con toda la pasión del mundo. Claro. Para que haya adicción, primero tiene que haber pasión.




Mi nombre es Marysol, hago cerámica desde la secundaria. Estudié en la escuela Municipal de Cerámica donde hice la secundaria y después la Tecnicatura en Cerámica. Mientras hacia la tecnicatura tuve una marca de carteras reversibles “Sabialuna”, siempre me gustaron las telas y el proyecto creció y duro nueve años, hasta que finalmente me mudé de la Capital a Ing. Maschwitz, armé el taller de cerámica y nació Mundo Cacharro (y las clases en el taller: todo junto).






Mi idea con la cerámica siempre fue el color. No sabía bien qué era lo que quería hacer pero sí que tenía que tener color. Todo lo que hago es en gres, a alta temperatura.



Y color tiene, a rolete. Ahora vamos a ver cómo trabaja Marysol, qué la inspira, qué pone de sí para que cada pieza sea un objeto de obsesión:

Me inspiro mucho en lo textil para dibujar y decorar las piezas, en la naturaleza, en pinturas. No tengo pautado un tiempo para cada temporada, creo que siempre es un constante cambio, siempre aparecen nuevas formas, colores y otras dejan de estar. Es un trabajo muy artesanal, todo es en torno alfarero y las decoraciones son todas hechas a mano, una por una. Los colores lo preparo yo y los esmaltes también.




No tengo idea cómo será su taller, pero me lo imagino lleno de materiales amables, con una linda luz de tarde y el sonido de pajaritos curiosos que se aventuran a su ventana. Algo tan lindo tiene que nacer en un entorno así de lindo. Algo tan especial hecho a mano tiene el derecho a hacer temblar mis estantes. En la vida hay que correr ciertos riesgos…


¡Gracias por la magia Marysol y bienvenido Mundo Cacharro a Alma Singer!


Mundo Cacharro
M: 15 3167-1868


Atención gente con ganas de aprender: 




Todas las fotos pertenecen a Mundo Cacharro menos las dos primeras de la Feria del Pasaje, que las tomé yo antes que me agarre un ataque de preciosismo.




Cómo aprender a potenciar el fuego

PLAY | Firework – Katy Perry
(Pop hitero para encender el lunes)


¡Estamos a una semana de noviembre! ¡POR DIOOOOOOOOOOS! ¿No sienten que el 2013 se desliza a velocidad Vin Diesel por un gran tobogán? Wo wo wooooo hold your horses año! Sostengan bien firmes las riendas de estos caballos ganadores y serénenlos por un momento. Miren con atención el campo de juego, busquen asesoramiento y sólo agiten a los equinos cuando sepan bien qué ruta emprendedora van a tomar a partir de ahora. Para ayudarlos a tomar la decisión más acertada, he aquí sus domadoras de miedos, dudas y grandes lagunas empresariales…


Rina Di Maggio: El camino de la (auto) gestión

Mi camino como emprendedora comenzó en el año 2006. Venía trabajando en estudios de diseño como coordinadora e impulsada por un capricho (o quizás el deber ser) entré a trabajar a una agencia. Claro, me faltaban pocas materias para recibirme de Licenciada en Publicidad ¡y cómo podía ser que nunca hubiera pisado una agencia! Allá fui y así como entré, ¡salí! A partir de ese momento me di cuenta que no me gustaba recibir órdenes y tener que poner la cara por campañas en las que no estaba de acuerdo.


Con dos amigos diseñadores gráficos ya veníamos hablando de hacer un proyecto juntos así que armamos un estudio de diseño y animación. Mi rol era encargarme de la parte del negocio, clientes, presupuestos, planificación, coordinar los equipos, buscar referencias estéticas. En resumen, todo lo que sea necesario para que el negocio funcione sobre ruedas.

Hasta que en 2011, con un proyecto súper encaminado, mi espíritu inquieto y curioso, me decía que ese no era mi lugar. Comencé a hacer cursos de negocios, gestión y a la par ayudando a emprendimientos amigos a organizarse y planificar sus negocios. Las tareas que hacía en el día a día de mi estudio, las iba aplicando a otras empresitas. De a poco esos amigos me fueron recomendando y el famoso boca en boca hizo lo suyo.

Hasta que me anoté en el posgrado de Gestión Estratégica de Diseño en la UBA y ahí sí me decidí a disolver la sociedad y jugármela por lo que realmente me motivaba, lo que me hacía sentir esos nervios de un nuevo desafío que está por venir.

Así nació GAP, Gestión para Industrias Creativas.  Con la ventaja de pertenecer al mundo del diseño, sumando la formación y experiencia en planificación de negocios, mi proyecto creció rápidamente. Hoy luego de 2 años, puedo decir que me pasaron cosas maravillosas. Conocí gente que me enseñó mucho, me di cuenta que la generosidad desinteresada es moneda corriente y así pasé este tiempo asesorando emprendedores del mundo del diseño, planteando objetivos, ordenando sus ideas, analizando sus productos o servicios junto con ellos. También dando charlas y cursos para conocer cara a cara a esa gente que nos cruzamos en el mundo bloguero.



Me gusta ayudar a cada emprendimiento y conocer más sobre el mundo que los rodea, aprendo con ellos todo el tiempo ¡y eso es lo que me apasiona de mi trabajo!


Tres tips de Rina:

+ Distinguí lo que es un hobby o una actividad que disfrutás mucho en tu tiempo libre, de una profesión o actividad comercial para dedicarte diariamente.

+ Dale tiempo al emprendimiento, con trabajo y pasión por lo que hacés en algún momento ¡todo se concreta!

+ No es recomendable comenzar un proyecto con la sola motivación de ganar dinero. Si es algo que realmente te gusta y le pones todo, ¡la retribución económica va a llegar seguro!




Caro López… ¡y hay equipo!

Luego de trabajar durante más de 8 años en el lanzamiento e instalación de dos multinacionales, entendí lo difícil que es comenzar un proyecto y la cantidad de factores y personas que entran a jugar diferentes roles, lo importantes que son todos ellos, y cómo sin una buena administración de esos recursos, todo puede irse por la borda, aunque el proyecto sea rentable y se disponga de liquidez suficiente para afrontar los avatares diarios.

Así, desde mi profesión, traté de buscar la manera de convertirme en un aliado para los emprendedores que no pueden tener la visión del mapa completo de la situación del mundo de los negocios, para que ellos se puedan dedicar a lo que más les guste y sepan hacer.


Siempre respetando los principios actuales de responsabilidad social empresarial y desarrollo sustentable, tratamos de llevar una asesoría moderna a quienes quieran desarrollar proyectos exitosos. La asesoría se refiere a trabajar desde la formación de la empresa y planificación económica del negocio, teniendo en cuenta la mejor opción impositiva, y los recursos y objetivos personales de cada uno.

Somos un equipo fijo de tres contadores y contamos con otros equipos móviles de acuerdo a necesidad de proyectos. Trabajamos desde lo mínimo, haciendo planillas para administrar las ventas, hasta planificar cuánto tendríamos que vender si quisiéramos obtener una suma determinada de ganancia, y cuánto se nos incrementarán los costos (por ese aumento de ventas).


No ofrecemos trabajar menos, ofrecemos una buena obtención de datos objetivos y sustanciales para tomar decisiones importantes. Nos gustan los desafíos y que entiendas que solamente ¡estamos aprendiendo junto a vos!

Caro, en nombre de todo el equipo LCL.

LCL

Estas dos brillantes aliadas de emprendedores no sólo tienen experiencia, formación y frescas ideas para ayudarte, también tienen la habilidad de hablarte en criollo para que todas esas cosas que pensás que no entendés (o no te interesen), se tornen en legibles, aceptables y sumamente productivas para vos, tu tiempo y tus esfuerzos emprendedores. Es crucial saber a quién recurrir cuando algún tema no lo podemos (ni queremos) tocar de oído, ¡no tenemos por qué saberlo todo! Cuando llega la hora de crecer, llega la hora de mandarles un mail o al menos de reservar cupo en la última Edición Especial de La MiniPymer brindada por la dupla maravilla y dedicada a la Gestión y Organización para emprendedores, este sábado 2 de noviembre de 10 a 13hs en Möoi:


Informes e inscripciones charla: talleres@mooirestaurant.com.ar


Ahora díganme si no sienten que el fuego emprendedor aprendió a poner el freno de mano para detener el ascenso descontrolado del año y a planificar su propio progreso…

¡Muy feliz y productivo lunes a todos!


La MiniPymer
laminipymer@yahoo.com






Alma Singer I | Make it better

PLAY | Hey Jude - Paul McCartney, Elton John, Eric Clapton, Sting, Phil Collins, Mark Knopfler, (The Beatles)
Para Mr. P, que siempre logra hacerme sentir dichosa.


Ayer Marina preguntó en su blog ¿qué te hace feliz?, motivada por estos posts de Lu y Mechi (las tres me hicieron llorar “en ojos”, así definí a la emoción que necesita un segundo más –o una música adecuada- para saltar a borbotones como Dios manda). En fin. Ayer cuando la leí a Marina no estaba para responderle. Y eso que yo soy un fucking teletubbie: todo me hace feliz. En otro momento hubiera mandado papiro de instancias que me hacen plena, pero ayer no. Estoy viviendo semanas de suma intensidad, hay MUCHO trabajo (gracias a Dios), y mi hermanito se casa en una semana (y todavía quedan cosas importantes por resolver de la boda). Estoy border, y sensible, y hormonal, y paso de cantar contenta a los gritos a putear por lo bajo, y ayer me probé el vestido con los tacos y ¡tengo que hacerle el ruedo! ¡A una semana! En fin, nada. Inspiro y exhalo. Y recuerdo que soy una fucking teletubbie, y que la vida es tan generosa conmigo, TAN, tengo tanta suerte que debería controlar la ansiedad y celebrar que hoy el café salió más rico que nunca, que mi tostada no me manchó los dedos (odio los dedos pegajosos), y que el sol brilla con clemencia sobre una persona que busca algo de paz y liviandad. ¿Ven? Ahora sí estoy llorando como Dios manda. Hormonal.


Insisto con esto. La felicidad es una elección.




Y como elijo ser feliz, a pesar de la ansiedad, las entregas y los nervios de la panza desubicada y el ruedo, elijo pensar que mañana, si fuera un sábado cualquiera (y no una semana clavada antes de la boda: ¡necesito además tomar sol!), me permitiría dormir hasta las 11, desayunaría algo mirando a mi hermoso “jardín” urbano, seguiría leyendo la novela en la cama-sillón que tenemos en el living, y cerca del mediodía tomaría la bici, la llevaría a inflar las gomas (¡otra vez! creo que están pinchadas), e iría por la calle más barrial de casa a La Cicala, un café adorable de Saavedra que allá en el tiempo descubrí por obra y magia de la generosa casualidad.




Ahí me estaría esperando en una linda mesa Mr. P, qué andá saber de dónde vendría, y almorzaríamos esos sandwichs que tanto me hicieron acordar a Irlanda (lloro un poco más, no juzguen a este ser nostálgico y hormonal) y nos sentiríamos un poco como estar en casa.





Sucede que este cálido café bar, que alguna vez fue un histórico almacén del barrio de Saavedra, es atendido por tres hermanos que se propusieron personalizar un espacio, hacerlo cómodo y buen anfitrión (hasta tiene WiFi), y se pusieron como objetivo acompañar tus buenos momentos, con sabores ricos en la punta de tu tenedor.



Cuentan que ofrecen riquísimos desayunos con tostadas y mermeladas artesanales, que visten a los  almuerzos con platos de pastas caseras, soufflé de calabazas, milanesas, sandwiches gourmet, de salmón y atún para plantearse si da repetir porción, y sirven meriendas con pastelería artesanal, limonadas, café, té en hebras y muchas cosas más. Lugares así, con cosas ricas y amor por el servicio, son una de las tantas cosas simples que me hacen feliz.


Hoy puedo escribir ese papiro de placeres simples que me hacen feliz. Sólo necesitaba un empujoncito hacia el lado correcto, un café amigo y quitarle peso a las cosas que asustan con una carga aparente pero realmente inexistente. Espero que ustedes también encuentren lápiz y papel (o cuaderno), anoten sus motivos y salgan a vivirlos. La teletubbie ha vuelto.



La Cicala
D: Deheza 3601, Saavedra.
T: 4541-3130
H: Lunes a viernes de 9 a 19hs. Sábados de 11 a 19hs.
Aceptan tarjetas de crédito.



Todas las fotos de este post pertenecen a La Cicala, excepto la de las flores y las que indico lo contrario (que son mías). 




© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.