APERTURA

APERTURA
Esta semana en Alma...

BANNER SOMMELIER

ALMA SINGER TAKE ME OUT

Momentos Jolie

Creo que nunca visité un mismo lugar en tantas situaciones distintas. Con Jolie me pasó eso: disfrutar un bistró más que agradable (diría más bien como en casa) en muy buenos momentos, todos diferentes.


La primera vez llegué tarde a un almuerzo. Maru, Mane y Tutina estaban terminando su postre mientras Tom dormía en su cochecito. Nuestra primera amiga mamá. ¿Qué tan fuerte puede ser eso? Y yo me quedé con ganas de probar el volcán de chocolate. I’ll be back, me prometí…


Meses después me llega un mail de Mariu, encargada de la prensa, para invitarme a conocerlo. Necesité ese F5 para recordar que quería volver a por el volcán de chocolate y la paz que te genera estar sentada frente a la plaza Castelli (o placita de Belgrano R) una tarde de sol. Así que un sábado inmediato fui a tomar un licuado con Pupeto, en la vereda, bajo el sol y los árboles de Conde.


Fue tan bueno el licuado, la sensación de relajo y la charla con mi mejor amigo que nos levantamos con ganas de caminar por Belgrano, así como quien no quiere que se termine un buen encuentro. Y saqué fotos, obvio.


Unas pocas semanas después volví en plan prensa. Me encontré con Mariu y Marivi, una de las dueñas junto a Fabián y además una grata sorpresa. Con el café con leche (enorme, suave y riquísimo), llegaron charlas de fotografía, la decoración de Jolie (ensamblada absolutamente por sus dueños), los clientes habituales, el arte en general, y la cocina + arte en particular. Esto último se debe a la Edición Limitada Fuera de Menú que propone Jolie, un plato que el chef prepara inspirado en una obra de arte exhibida ese mes en el bistró. En marzo le tocó a Andrés Waissman, con su pintura “La Gran Aldea”.


Los tagliatelle nero di sepia con juliana de vegetales salteados en salsa de soja, ajo y jengibre, solomillo de cerdo agripicante y gambas en tempura de maracuya y tabasco (sí, esa fue la inspiración y sí, suena absolutamente delicioso), se sirven en un plato estampado con una interpretación del artista de su propia obra, algo así como la versión vajillable de lo que se ve expuesto en una gran pared. Sólo hay 50 por edición y el menú, que incluye el plato, está a $78. A esto llamo yo saborear el arte.


Antes de irme, los chicos de Jolie pusieron una mesa de desayuno bien completa para que le saque fotos. Panzada visual incomparable.


Con todo debo haber estado algo menos de una hora, tiempo suficiente para reconfirmar la buena vibra del lugar y mis próximas visitas que, de hecho, fueron muy próximas. Pasaron sólo dos días y estaba cenando con Agus, Ceci y Noe. Lamento no tener fotos de este encuentro porque la noche fue ideal, de esas donde te das cuenta que el verano está terminando pero todavía da batalla y te regala el clima perfecto. Ni frío, ni calor, ni humedad, sólo risas y buenas charlas sobre casamientos, festejos, relaciones, laburos, proyectos, viajes y deseos, ensaladas de mollejas (recomendables a más no poder), un pollo delicioso y un brownie tibio con helado para coronar un encuentro de lo más agradable.


Hasta ahora cuento cuatro visitas pero pienso volver muchas, muchas más veces. Como mi hermano Andy que siempre arranca un libro nuevo tomando un té en Jolie. O Diegou, que se fue a sacar una foto con Marivi esta semana (de la cual volvió contento y con perspectivas de sacar más). O como mis viejos que, si mal no recuerdo, han desayunado ahí alguna que otra vez luego de caminar por el barrio. O como lo haría yo esta Semana Santa si me quedara en Buenos Aires (hay un menú especial de Pascuas compuesto por lenguado grillado con puré de habas, espinaca salteada al ajillo, papas fondue y chupito de tomate y morrones + copa de vino Pasión 4 Merlot + Mouse de maracuyá a $55).


Jolie tiene de todo, para todos y se siente como estar en casa. Con arte, adoquines a los pies, buena onda, manjares y un siempre radiante sol de barrio.


¡Muchas gracias Marivi y Mariu por la buena onda!


Jolie | Cocina Bistró

http://www.joliebistro.com.ar/

info@joliebistro.com.ar

D: Conde 2036

T: 4551-0766

H: Todos los días de 8 al cierre, luego de la medianoche.


Más fotos Jolie


Vol. 01 | Romper rutina en caso de emergencia

Ponele que no te tomás vacaciones hace un año y medio. Ponele que estás quemada (o) y en lo único que pensas es en cómo engañar a tu estado mental. Hay que hacerle creer que estás de vacaciones, así como ya. ¿Entonces qué haces?


Recomiendo:


1. Queda con una amiga virtual que viene de visita a tu ciudad (sí, esa, la de los shoes & books). Esto de hacer 3D a la gente está genial.


2. Deja que ella sugiera dónde ir a desayunar. Créeme, esto puede ser muy revelador.


3. Llega con tiempo a la zona, que por suerte no frecuentas ni de casualidad, y camina apreciando cada detalle de las dos cuadras que separan la parada del bondi con el café elegido. No subestimes a tu capacidad de asombro: siempre puede haber algo que te despabile un poco la modorra de la rutina.


4. Tarda más de cinco minutos en sentarte en una mesa del lugar porque no podes dejar de apreciar su ambientación y clima, ese que sí se puede palpar cuando está naturalmente bien logrado.


5. Pedí permiso y saca fotos. Con la cámara que tengas y a lo que quieras. Recorda, estás de vacaciones, por ende gozando de la impunidad del viajero (nunca turista, right Sal?).



6. Espera a tu amiga hojeando un muy, pero muy buen libro (y ya que estás, lee una muy buena nota de Pau Alvarado al respecto).

7. Alegrate porque llegó y finalmente la conoces, tras varios meses de mails buena onda, blogs, Flickrs, Facebooks y toda la movida en la que ustedes chicos están metidos.


8. Alegrate por partida doble cuando el camarero, vestido de cocinero, te trae tu exquisito desayuno.


9. Ponete al día sin mirar el reloj. Una vez más, recorda que estás de vacaciones.


10. Despedite del irresistible aroma y buena vibra del lugar mientras esperas a que tu amiga termine de elegir qué deliciosos representantes de la pastelería local se va a llevar para darse una panzada a la tarde.


11. Prolonga tu estado vacacional yendo a buscar con ella el banquito celeste que te habías comprado y sacando fotos para el recuerdo virtual en tu propio laburo.


Eso. Ponele. Más o menos así lográs engañar a tu estado mental y, por un par de horas, te escapaste de la rutina. Fijate y después me contás.


Farinelli

www.farinelli.com.ar

info@farinelli.com.ar

D: Bulnes 2707

T: 4802-2014


Vol. 02 | Ahora nos vamos a China

Si te gustó desayunar en Farinelli con Vicz y querés viajar un poco más lejos, date una vuelta por el Barrio Chino porteño. ¿Más sugerencias?


Almorzá cerdo agridulce y chaw fan con None y Lau en Palitos.



Recorré de punta a punta algún supermercado de la calle Arribeños.



Completá tu experiencia oriental informándote más acerca del barrio leyendo esta muy buena nota escrita por Agus Martínez Alcorta (a.k.a. Petit Coquet).


Palitos

Arribeños 2243


Más fotos Barrio Chino Porteño.


Vol. 01 | Vamos a comer y pasarla bien


Podría vivir a helado. Toda la vida hasta que algún doctor corta mambos me obligue a comer sólidos (y nutrientes…). Es lo más: desde el sabor (banana split sale como piña) y el vasito de pasta, hasta la ceremonia de ir, pedir, esperar a que Bernacho y Pupeto prueben 80 sabores y tarden 10 horas en elegir, sentarse y comerlo en menos de cinco minutos (en mi caso. Soy una chica intensa).


Este verano hice el intento bastante fallido de sacar fotos de helados y situaciones de este manjar frío. Digo que hice el intento porque las fotos son malísimas: siempre me ganaron las ganas de sentarme a comer mi vaso mediano de banana split y frutilla al agua. Y estuve semanas recordándome que tenía que armar este post en temporada pero se fue pasando hasta casi quedar en el olvido (posta, las fotos no me gustaron nada).


Como de todas formas tomamos helado durante todo el año (gracias Deus por el delivery y la calefacción rabiosa en las sucursales), me pintó que hoy puede ser un buen día para armar esta apertura. Así que abro esta semana corta con un festín de imágenes que reflejan una de las costumbres estivales que más me gustan: juntarme con mis amigos, adivinar cuánto tiempo tardarán Bernacho y Pupeto en decidirse, ver como alguno se mancha (ese alguno suelo ser yo, torpeza absoluta), y seguir hablando como niños educados que somos aun con la boca llena porque el helado se desliza rápido hacia donde tiene que ir. Es el saborcito de juntarse y pasarla bien, nada más.


Esta mini semana se la dedico a los sabores y a su trasfondo innegable, estar con la gente que queremos y pasar un buen rato. Desabrochen sus cinturones, organicen sus agendas y convoquen a sus amigos. Que sea una semana llena de encuentros.


Vol. 02 | Me caso con un holandés



Chocolate Holandés + Verónica Mariani

Invitan a usted a su casamiento que se realizará el sábado 03 de Abril a las 20hs en la primera sucursal de Ducco.

La novia tratará que no se coman al novio en el atrio.


Sí, un delirio total pero créanme que cuando prueben el chocolate holandés de Ducco van a mandar a imprimir las participaciones antes de que terminen el cucurucho. Es chocolate –creo- semi amargo con trocitos de cáscara de naranja. Sublime y adictivo, como para casarse y tener heladitos.


En fin, a la historia. Siempre que paso con el 59 o 60 por Av. Luis M. Campos me llama poderosamente la atención la esquina de Chenaut: irradia luz, colores y pecado calórico (de mis favoritos). Se trata de Ducco, la nueva marca de helados y café de Ice Cream, que sale a la cancha con 40 gustos, distintas variedades de café, pastelería artesanal y una sucursal muy canchera. De verdad, está muy bien lograda desde lo visual y los amantes del diseño podrán sentarse en sillas grosas cuyo nombre no recuerdo o admirar las lámparas colgantes, cuyo origen tampoco recuerdo (muy mal redactora de decoración, ¡muy mal!).


Lo bueno es que abre de 8 a 2 de la mañana, así que pueden darse una vuelta para desayunar o tomar el té frente al verde boulevard o darse el gusto de probar a mi marido (pero poquito ¿eh? Nada de dejarme viuda…) y a sus 39 amigos.



Ducco

http://www.ducco.com.ar/

D: Boulevard Chenault y Luis María Campos

Delivery: 0810 888 3822


Fotos: gentileza prensa (¡nunca pensé que escribiría esto en Alma!). ¡Muchas gracias Vero Q. por todo!


© Alma Singer
Diseño:Maira Gall.